Inicio > Uncategorized > El ARIEL, el VIVE LATINO y el INDIE-O: caras de la misma moneda!

El ARIEL, el VIVE LATINO y el INDIE-O: caras de la misma moneda!

Hace días prendí la tele

y me llevé una sorpresa:

brincaban varios peleles

cantando una canción fresa,

se movían cual Tongolele

en un film de vampiresas,

yo pensé:”Algo les duele”

y me quedé de una pieza!

Pero lo más inquietante,

lo que me puso nervioso,

fue escuchar que había un “cantante”

desafinado y pomposo

que se hacía el interesante

pero era arrítmico y soso!

Sin embargo, con fervor,

la multitud aplaudía;

el sonido era tan malo

que sólo se oía el kick drum

y una voz que se salía

del tono de la guitarra,

al “cantar” la melodía,

pero a nadie le importaba…

todo mundo se empujaba

y como idiotas reían…

tal vez era que eran sordos

o tal vez era el calor

quemante del mediodía

que al darles por tanto tiempo

la mente les derretía!

Casi seis horas después

seguían los mismos sonidos…

“No puede ser que ese grupo

toque tanto y no se canse…”

le comenté a mi novia

que, aburrida y silenciosa

veía el festival conmigo;

“Ése grupo no es el mismo

-me dijo muy jactanciosa-

han pasado nueve grupos

desde que el cable pusimos,

tal vez se te haga que es uno

porque suenan a lo mismo!”

“No puede ser, me resisto

-le dije a mi novia serio-

a creer que éste que miro

se anuncie como el mejor

festival que hay en su tipo;

éste es el llamado “Indie-o”?

o es otro que me imagino?

esto es festival de rock?

la verdad yo no le atino!”

Mi novia me hizo toc-toc

muy cerquita del oído:

“Éste, mi querido Sergio…

es “el gran” VIVE LATINO!

Como en otras ocasiones, se impone un par de aclaraciones para evitar ser malentendido, o -lo que es peor- mal citado.
Tengo una carrera musical extensa, misma que me ha dado innumerables satisfacciones, éxitos radiales y de ventas, premios en Festivales Internacionales, pagos de regalías, etc., y he lanzado y producido a una buena cantidad de artistas, muchos de los cuales han sido grandes éxitos,… es decir: estoy plenamente satisfecho con mi carrera musical y mis comentarios no son producto ni de la amargura ni de la envidia (no tendrían por qué serlo); son, simplemente, exposición de hechos y análisis de los mismos en la manera en que los entiendo.
De la misma forma, mis comentarios en esta entrada de blog no tienen que ver con el hecho de que -buscando caminos para mi nuevo Grupo y mi actual proyecto (CD Doble “Cómo pasa el tiempo…!” / SERGIO ANDRADE y su Grupo / amarantoRECORDS / 2009)- la compañía disquera que publicó y está distribuyendo nuestro CD, haya intentado colocarnos como Grupo participante tanto en el Festival Vive Latino, como en el Indie-o 2010…, sin éxito alguno, pues -según me dijeron- ante el entusiasmo de las personas de la disquera por presentarnos para ser incluidos en dichos Festivales (lo cual forma parte de la promoción que como compañía disquera deben realizar por sus artistas) recibieron de parte de los organizadores de ambos eventos un rotundo “NO“.
Las razones aducidas fueron, en uno de los casos: que no había interés alguno de parte de los organizadores; en el otro: que no llenábamos, como Grupo, los requisitos de estar dentro del perfil (rock) que ellos manejan.(Curiosamente, la canción principal con la que nuestra disquera quería promovernos en dichos festivales, sí es rock, un tipo de rock diferente y original, pero rock, uno que suma a los patrones rítmicos de la base del grupo de rock, las estructuras armónicas de un tipo de rock diferente, los intrumentos originales andinos y prehispánicos, y las guitarras eléctricas distorsionadas en escalas modales…-es la canción que estás oyendo en estos momentos, al leer esta entrada!-).

Agradezco a los promotores y directivos de amarantoRECORDS su entusiasmo y apoyo para tratar de llevarnos a participar en festivales que sirvan para difundir más nuestra música. Pero, viendo un par de transmisiones del Vive Latino, me vienen a la mente varias reflexiones sobre lo que sucede actualmente en una parte importante de la industria discográfica mexicana. De la misma forma en que las “autoridades” de la industria fílmica mexicana demuestran un snobismo galopante y extremo, y un dramático alejamiento de las opciones populares potencialmente exitosas del nuevo cine mexicano, al premiar casi primordialmente lo que ellos consideran la “crema y nata” de los estilos intelectualoides de la producción cinematográfica, olvidando que el buen café y la buena leche son mucho más que lo que está “por encimita”…, las llamadas disqueras “independientes”, y los organizadores de festivales directamente asociados con las mismas, olvidan que la realidad musical alternativa de un país se localiza más allá de las paredes de sus salas corporativas y de los intereses económicos que los mueven a hacer uniones y mancuernas con proyectos “discográficos” de supuesta gran rentabilidad e imagen “característica”.
De ese modo, acabamos observando un desfile interminable de propuestas musicales similares fresoides, la mayoría de ellas de pésima calidad, y todas, versiones de los mismo, o sea: Una repetición con mínimas variables de lo que las disqueras y empresarios han venido a entender como opciones “alternativas” y/o “independientes”.

La falta de imaginación en las armonías, en las letras, y en las mismas intrumentaciones de todos esos grupos “nuevos”, y la patente falta de verdadera originalidad de los mismos, no sólo provoca tristeza al prever la forma en que nuestro mundo musical mexicano seguirá despeñándose por las vías de lo anodino, sino desesperanza al constatar que no hay un esfuerzo serio de esas disqueras independientes y de los empresarios que en contubernio con ellas y con las transnacionales dinosaurios organizan dichos festivales y espectáculos, para presentarnos algo que no sea -como lamentablemente es-: La misma gata, pero revolcada.

Y el problema principal es que el poder de empresarios y disqueras sigue determinando no solamente quién participa en estos festivales, sino también (más peligroso!) quién sale y viaja para ir a representarnos -en calidad de grupo(s) mexicano(s) escogido(s)- en festivales musicales internacionales de importancia.
Poco importa si las audiencias están tan hambrientas de circo que cualquier grupo mediocre de monigotes saltantes sobre el escenario consiguen hacerlas palmear siguiendo los golpes del bombo, el hecho es que seguiremos yendo para abajo mientras los empresarios no abran las puertas a posibilidades y grupos musicales que vayan más allá de las narices de los ejecutivos disqueros que se las proponen, y mientras las disqueras -transnacionales e independientes (éstas últimas también, transnacionales o no)- no hagan un verdadero esfuerzo por buscar en el fondo de los ríos, en lo más profundo de las minas -haciendo un verdadero esfuerzo para buscar lo verdaderamente nuevo, abriendo los criterios propios y ajenos y haciendo honestos intentos para descubrir lo verdaderamente diferente-, con miras a encontrar las pepitas de oro y los verdaderos diamantes que salvarán a nuestra música.
Mientras eso no ocurra, seguiremos oyendo los mismos sonidos, las mismas ideas, que ya se volvieron iguales dentro de lo pretendidamente “diferente”. Un desfile interminable de grupos cortados por el mismo estilo y con las mismas medidas.

La comodidad de las disqueras -dentro de su supuesta originalidad- me recuerda el colapso (artístico y comercial) que la música DISCO sufrió por el anquilosamiento en los procedimientos y políticas de desarrollo de los productores y compañías diqueras a unos años de habr alcanzado el clímax.
Y me recuerda una anécdota dramática y patética de los años en que comenzaba mi cadena de éxitos como productor. Acabábamos (varios productores) de tener un éxito gigantesco con el primer Festival JUGUEMOS A CANTAR (1982), logrando vender más de un millón de copias del disco LP del mismo. Ante tal éxito, unos meses después, se comenzó a preparar el segundo Festival en la compañía de discos Musart. Una tarde acudí para una junta de preparación del segundo Festival, y al llegar a las oficinas del Director Artístico de Musart, vi que había muchísimos cassettes y sobres con cassettes y letras en su interior, apilados en un rincón de su oficina. El monte de cassettes llegaba a más de metro y medio de altura y ocupaba una buena parte del espacio de la oficina; era el resultado de las grandes expectativas que tenían los compositores y los artistas a raíz del éxito del primer Festival, y una muestra de sus sueños por ser escuchados (tanto como compositores, cuanto como artistas) y seleccionados para participar en el nuevo Festival.
Asombrado, maravillado y gustoso, le pregunté al Director Artístico de Musart:
-“Y quién va a escuchar todo eso? Cuándo vamos a empezar a hacer la selección?”
-“Estás loco! -me respondió- De pendejos vamos a estar escuchando todo eso! Eso va directo a la basura y nosotros vamos a armar el Festival desde aquí dentro, con canciones y artistas y todo!”

Sin comentarios.

El Festival -lógico- tronó un par de años después, y -lógico- nunca tuvo los alcances del primero. La ceguera de las compañías disqueras, de los preclaros premiadores de los “Arieles” e impulsores de la industria fílmica mexicana, de los directivos de las disqueras independientes y de los mega empresarios monopolizadores de los festivales y shows en vivo actualmente es, las más de las veces olímpica.
Y los intereses creados seguirán ocurriendo y dañando nuestra música hoy, en el mundo digital, tanto como antes, en el analógico.

Gracias, gente de amarantoRECORDS, por querer seguir descubriendo, impulsando y promoviendo, las corrientes y estilos musicales que puedan sacar al buey de la barranca; gracias por impulsar, no matter what, nuestra “otra música”.

ESCUCHA LA CANCIÓN: ESTO NO SE QUEDA ASÍ (Sergio Andrade y su Grupo)

Más información:  http://www.myspace.com/sergioandradeysugrupo

  1. mayo 3, 2010 en 5:06 pm

    Ay, Sergio, por favor, tú no mereces estar en esos festivales mediocres… estuve viendo unos minutos por televisión y qué música tan más horrorosa, se salvaban uno que otro artista, pero aúna sí se quedan cortos con lo que hacen tú y tu grupo.

  2. mayo 3, 2010 en 5:19 pm

    Gracias,iyorch, pero es idea de nuestra disquera el que nos presentemos en ese tipo de eventos para promover el CD, y nosotros, pues debemos apoyar también a la disquera en esa lucha por difundir lo más que se pueda nuestra música.A mí me pasó como a ti cuando vi y escuché a algunos de los grupos…ja ja ja!

  3. Jesús García
    mayo 3, 2010 en 6:07 pm

    No es que Sergio no merezca estar en esos festivales, ni que esos festivales no lo merezcan a él. Es más bien que esos festivales no merecen estar en manos de gente mediocre que no da oportunidad a nuevas propuestas, sino que explotan una fórmula que durante un tiempo tiene éxito, y la desgastan de tal manera que llega a ser cansada y en ocasiones hasta hecha de una pésima calidad. Y tú, Sergio, desde un principio estuviste consciente que tu regreso a la música no iba a ser fácil, y que ahora más que a tus inicios, te ibas a enfrentar a puertas cerradas, pero acuérdate que cuando una se cierra, otra se abre, el chiste es no decaer y luchar, luchar y luchar.

    • mayo 3, 2010 en 11:19 pm

      Yo no me quejo, Jesús. Me parece que fui muy claro en hacer dos salvedades al inicio de mi texto, y en una de ellas especifiqué concretamente que estoy muy contento y satisfecho con mi carrera y que mi comentario no era producto ni de la envidia ni de la amargura. Sólo hago -como ahí también lo aclaré- una exposición de hechos.
      Los que se quejan amargamente de ese tipo de cosas, son los de nuestra disquera, pues evidentemente se dan cuenta, como tú y como yo, de la mediocridad que impera en esos eventos, así como de la falta de originalidad y novedad en los mismos.

  4. Jesús García
    mayo 3, 2010 en 9:30 pm

    Por cierto, en esa canción se escucha fenomenal el montaje vocal del inicio y la guitarra eléctrica transmite un aire de destrucción fenomenal, que da muchísima fuerza a la canción y afianza la frase “esto no se queda así”. No sé si fue escrita con esta intención pero la música y la letra me dan la impresión que es dedicada a los conquistadores que vinieron a destruir las costumbres y la dignidad de los pueblos prehispánicos, de la atrocidad que ocurrió en mesoamérica y sobre todo la penosa historia de Montezuma.

    • mayo 3, 2010 en 11:30 pm

      Salvo por algunas fallas de apreciación, como la que exhibes en tu comentario anterior respecto a suponer que resiento que ciertas puertas “se cierren” (espero habértelo aclarado ya) estoy por nombrarte “crítico oficial” de mi material. De hecho me sorprendió que no aprovecharas los recursos de Soundcloud y no pusieras en la “wave form” de la canción los comentarios en los puntos donde aquello a lo que te refieres va apareciendo (pues así lo permite el sistema de ellos). La canción hace alusión exactamente a lo que dices (entre muchas otras cosas): El mundo prehispánico, que ante la llegada de los europeos aprende incluso a tocar estructuras como el canon con sus propios instrumentos andinos, la educación de las mismas voces indígenas que cantan polifónicamente y a la manera europea (si te fijas el canon primero aparece en los instrumentos de viento y luego se transforma en canon de voces), para dar paso al cuerpo de la canción, cual canto de guerra, en que simbólica e hipotéticamente las razas sometidas hablan de su venganza…

  5. mayo 6, 2010 en 4:19 pm

    No habia tenido la oportunidad de escuchar tu musica y de verdad que es un rock diferente pero muy buena propuesta musical.. interesante todo lo que expresas en esta pag… espero puedas darte una vuelta por nuestro proyecto : D-CIBEL.. y nos des tu punto de vista … seguiremos tocando puertas .. espero te interese…www.myspace.com/decibelsitiooficial
    http://www.myspace.com/zeusgalindo

    • mayo 13, 2010 en 2:38 am

      Manuel: Gracias por tus conceptos y tus comentarios. No respondí antes pues andaba de viaje y con muchas ocupaciones. Efectivamente, me nace hacer la música que estoy haciendo ahora, pues siento la necesidad de buscar caminos diferentes y posibilidades distintas para nuestra música en español.
      Entré a las dos páginas que me diste. El grupo me parece con posibilidades, siempre y cuando trabaje bien en definir el concepto.
      En la otra página, encontré a una persona con talento para componer y bastante potencial a futuro aunque debo decir -pues siempre soy sincero- que hay que cuidar un aspecto de la composición que a mí siempre me ha parecido importante: La correcta acentuación de las palabras en cuanto a su colocación respecto a los acentos implícitos en la melodía.
      Por ejemplo, debiendo decir “besaras”… o “dejaras”, acabas diciendo “besarás”… o, “dejarás”, lo cual es una grandísima diferencia, cierto? Y en otra canción dices “todó”, debiendo ser lo correcto: “todo”.
      Pero esas son cosas que se pueden trabajar y aprender a controlar con el tiempo.
      Eres muy joven, y si te esfuerzas, puedes llegar lejos.
      Saludos, seguimos en contacto.

      SERGIO ANDRADE

  6. pedro
    mayo 22, 2010 en 9:48 am

    usted es un lider de opinion k bien le aria acesorar a las grande companias discograficas un saludo y mis respetos

    • mayo 22, 2010 en 6:31 pm

      Los ejecutivos de las grandes compañías siempre creen tener las fórmulas y la razón…hasta que llegan los huracanes de los cambios y los borran del mapa!!!!SALUDOS
      SERGIO ANDRADE

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: