Inicio > Uncategorized > CRÓNICA DE UNA GRABACIÓN DE CD

CRÓNICA DE UNA GRABACIÓN DE CD

CRÓNICA DE UNA GRABACIÓN DE CD

Dicen los entendidos, me imagino que entomólogos, que cada quien tiene su forma de matar cucarachas. Debe ser cierto pues mi tía, la de Coatzacoalcos, usaba una bomba con H24; mi tío Carlos, de allá mismo, las pisoteaba; y su hijo “Carlitos”, solía aplastarlas a pelotazos de esponja cuando las veía subir por las paredes… Lo mismo ocurre con las grabaciones de sonido, de música, de CD’s: cada quien las realiza a su modo.

Y ello es ahora más cierto que nunca. Los home studios, los “plugins” y mil recursos más, aunados a la accesibilidad de las técnicas de grabación digital, permiten a jóvenes y viejos, hoy, grabar en la comodidad de su cuarto, de su garage, de su comedor…, y hasta de su baño; y con calidad excelente, si no en todos los casos, sí en algunos de ellos.

Yo no me he podido hacer a las nuevas técnicas, con tranquilidad de conciencia y espíritu confiado. Necesito la atmósfera de las salas de grabación de buen tamaño (como las típicas “de antes”), acondicionadas acústicamente ex profeso, los separadores y aislantes acústicos a la vieja usanza, las viejas consolas de grabación y -sobre todo- el equipo periférico analógico que me permita obtener de la forma más natural posible los sonidos que requiero, también, como solía hacerse antes.

Iniciamos ayer la grabación de mi próxima producción (que aunque contendrá canciones y arreglos originales y diferentes de carácter esencialmente latinoamericano, no estará encuadrada necesaria ni completamente en el estilo andino y prehispánico de la anterior) y nos propusimos llevarla a ustedes de la forma más continua posible, a modo de que aquéllos que tengan interés, “vivan” los avatares y pormenores de una grabación profesional de CD, con todo lo que implica en términos de arreglos  musicales, ensayos, preparativos, episodios anecdóticos…, y verdadero sufrimiento.

CRÓNICA DEL PRIMER DÍA

Me levanté a las 06:00 am, me bañé y cargué en la camioneta algunas de las cosas que no habían sido llevadas al Estudio (principalmente mis guitarras, mis arreglos y los blocks de notas en los que apunto detalles e ideas, y en los que llevo una bitácora de los días de grabación.Salimos  a las 07:40 am rumbo al Estudio de Grabación. Después de una larga distancia, empeorada por las obras distritales -eternas-, los baches -más eternos aun- y el tráfico infernal…

Llegamos a las 10:00 am al Estudio y desde un principio fue dado presuponer que la crónica del primer día sería la crónica de una “muerte súbita”: Los biombos no estaban instalados y dado lo voluminoso de los mismos llevó mucho tiempo colocarlos. Ya que mi intención es grabar con el grupo de músicos que harán este proyecto, de manera conjunta, todos a la vez y tocando “en vivo”, es necesario conseguir aislar las fuentes de sonido para que no contaminen lo que los demás elementos estarán grabando. En este caso estaremos todos en la misma sala y la dotación básica será: Piano de cola, guitarras electroacústicas, bajo eléctrico, guitarras eléctricas, batería y percusiones. A esas bases se le aumentarán, de acuerdo a cada uno de los temas: secciones de alientos, o de cuerdas, doblajes de percusión, de coros, etc.

La baterista (Sofía Andrade) instaló su batería; el bajista (Rafael Díaz), después de ayudar considerablemente al segundo ingeniero a armar los páneles acústicos, sacó su bajo, lo conectó y se puso a repasar los arreglos; yo me puse a tocar el piano y a pensar en qué detalles estaba haciendo falta considerar (llamé al afinador del piano de cola -pues mi instrumento tenía  algunas cuerdas desafinadas- para que hiciera un ajuste de la afinación); y el guitarrista (Luis Enrique Domínguez) llegó desde su natal Toluca, como a las 12:15 pm, después de un percance en Cuajimalpa (al menos eso fue lo que dijo…). El segundo ingeniero instaló posiciones, tendió el cableado, colocó los micrófonos y revisó las entradas a la consola; un largo tiempo después instaló las tomas de audífonos. El tiempo pasaba tedioso y cansativo… Parecía velorio elegante (los populares y pobretones son más entretenidos).

Sobre las 03:40 pm el ingeniero tuvo hambre y cortamos para que pudiera comer…

Para más información sobre SERGIO ANDRADE visite:

http://www.myspace.com/sergioandradeysugrupo

Categorías:Uncategorized
  1. Jesús García
    agosto 13, 2010 en 3:17 am

    Joer, tío… que me has dejao picado…. Y luego qué más pasó???

  2. agosto 13, 2010 en 1:43 pm

    La hostia!Que nos hemos complicao y hemos debido dejal tó p’a la jolná seguiente!
    Vale!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: