Inicio > Uncategorized > Por qué el Día # 9 de CRÓNICA DE UNA GRABACIÓN DE CD…no se grabó.

Por qué el Día # 9 de CRÓNICA DE UNA GRABACIÓN DE CD…no se grabó.

Por qué el Día # 9 de CRÓNICA DE UNA GRABACIÓN DE CD…no se grabó.

Una grabación profesional de música, que pretende convertirse en un CD y/o en música comercializables tanto en medios digitales como en formato físico, es fundamentalmente un registro de emociones, de estados de ánimo. Si estos se agrian, se descomponen o se deforman, hay que hacer un alto y reconsiderar las cosas.

El día de ayer se generaron diferencias conceptuales y filosóficas entre algunos de los colaboradores del proyecto, básicamente en cuanto a formas y sistemas de trabajo, y en cuanto a actitudes respecto al proceso mismo de la grabación. Para evitar comenzar a decir cosas que luego pudiera lamentar, decidí retirarme y suspender temporalmente el proceso de grabación, el cual probablemente se reanudará mañana, si es que en la junta que tendremos hoy por la tarde, las diferencias conceptuales se resuelven.

Mi posición es que grabar un CD representa una actividad similar a -y tan importante y delicada como- realizar una película, presentar una obra de teatro, torear en una corrida de toros, realizar una intervención quirúrgica en el hígado de una persona…, o bolear bien un  par de zapatos al cliente que está cómodamente sentado en su silla un poco más arriba que nosotros.

Esto quiere decir que cualquier actividad profesional por la que recibamos un sueldo al realizarla y a la que nos dediquemos por convicción y con la conciencia de ser aquella actividad fundamental en nuestras vidas, debemos realizarla con una concentración, una dedicación y una entrega absolutas. En dos palabras: con PROFESIONALISMO. La “cultura” de la rapidez, la movilidad, y el exceso de estímulos visuales y auditivos placenteros, aunados a la falta de disciplina, ha convertido a las nuevas generaciones y a muchos adultos “adolescentes”, en curiosos ávidos de información, misma que no analizan ni retienen. En las escuelas privilegian a la memoria por sobre las técnicas de atención y concentración, que serían infinitamente más útiles que aquélla, en nuestra vida diaria.

El estar papando moscas, leyendo revistas, hablando por teléfono, levantándonos sin razón a cada rato para ir al baño, platicando con los cuates, yendo a atender nuestros asuntos personales, viendo televisión, navegando por Internet, leyendo los mails que nos mandan y respondiéndolos, o chateando, no lo haría un estudiante serio comprometido con su preparación académica, ni un torero mientras lidia con el toro, ni una cocinera mientras prepara una tarta Tatin, ni un boxeador mientras pelea en medio del ring, ni un cirujano respetable mientras opera al paciente, ni un futbolista mientras cruza la cancha con el balón en los pies, ni un bolero mientras pretende lustrar los zapatos con eficiencia, y no es aquello por lo que nos pagan en un trabajo y -por lo tanto- no deberíamos realizarlo dentro de nuestra jornada laboral.

Y digo lo anterior a pesar de simpatizar enormemente con personas -por otra parte bien intencionadas- que estarán seguramente leyendo este blog en la computadora de su trabajo y mientras se gastan el tiempo de una actividad que en este momento no están realizando y por “la cual” recibirán su paga al término de la quincena.

Pero es la verdad.

  1. Eli
    agosto 27, 2010 en 4:48 pm

    Presiento que en la junta van a rodar cabezas…

    Como parte de las dichas nuevas generaciones solo puedo hacer un comentario: es cierto eso de que seguido nos enfocamos en otras cosas poco trascendentales, pero quizá es porque nunca nos habíamos detenido a pensar en ello…y en que hay otras maneras de hacer las cosas. Así que si ruedan cabezas, quizá sea lo mejor…!

  2. Jesús
    agosto 27, 2010 en 4:52 pm

    Vaya, estuvo un poco fuerte entonces la situación.

    Sólamente me quedó una duda, ¿a qué te refieres con ésto?

    ————
    La “cultura” de la rapidez, la movilidad, y el exceso de estímulos visuales y auditivos placenteros, aunados a la falta de disciplina, ha convertido a las nuevas generaciones y a muchos adultos “adolescentes”, en curiosos ávidos de información, misma que no analizan ni retienen.
    ————

    • agosto 31, 2010 en 1:10 am

      Picture yourself in a middle age street in a suburban area of…(let’s say) the ancient Rome…,can you imagine the solitude, the calm, the lack of big advertisements…,of things to call your atention and keep your mind busy????

      • Jesús García
        agosto 31, 2010 en 2:17 am

        It’s a really interesting exercise… So you are defining what nowdays is known as “Visual Contamination”. Well, thanks for the explanation… It’s clear now 😉

      • agosto 31, 2010 en 2:52 am

        Isn’t ir “nowadays”?

      • agosto 31, 2010 en 2:57 am

        Isn’t IT “nowadays”?

  3. Jesús García
    agosto 31, 2010 en 2:58 am

    sergioandradeoficial :
    Isn’t IT “nowadays”?

    Yep, finger mistake.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: