Inicio > Uncategorized > LAS NECESARIAS ESTAFAS DEL TELEMARKETING (Parte I)

LAS NECESARIAS ESTAFAS DEL TELEMARKETING (Parte I)

LAS NECESARIAS ESTAFAS DEL TELEMARKETING (Parte I)

Los seres humanos sentimos una extraña fascinación por lo fantástico, por lo maravilloso e increíble.Necesitamos que nos cuenten cuentos…, y creer en ellos. En el fondo mismo de nuestros corazones, nos gusta ser engañados; tal vez porque el creer en lo maravilloso como una posibilidad real nos permite acceder a mundos fantásticos y a cualidades y características que quisiéramos poseer y experimentar, gozando y disfrutando de ellas de alguna manera.

Esa es la realidad del hombre desde que, alrededor de la fogata, alguno de los primeros hombres primitivos con vena de narrador, fue agregando a sus historias de caza gestos más elocuentes -y después términos superlativos- para agradar aun más a los compañeros, niños y señoras oyentes que no habían participado de la cacería, pero que escuchaban la narración azorados, con los ojos muy abiertos y estremeciéndose con las peripecias de la misma bajo el violeta cielo estrellado.

Quizá el oficio de narrador y de poeta se estructuró como actividad económicamente rentable aun antes del comercio sistemáticamente establecido. Las prolongaciones psico-socio-históricas consecuentes de aquellos primeros contadores de cuentos -en el sentido más noble y literal- se extendieron ramificándose hasta introducirse en otras muchas actividades humanas, y hasta convertirse en otras más, por derecho propio. Homero contaba historias, Confucio también; Sócrates, ni se diga; Platón le ponía de su cosecha al transcribir las de Sócrates. Jesús, Paulo de Tarso, Lucas, Marcos, Mateo, Juan y San Agustín, Demóstenes, Tácito y Cicerón, Esopo, Esquilo, Zenón, Mahoma, Shakespeare, Borges, Joyce…, y millones más, más o menos conocidos y famosos, a lo largo de los siglos.

La fascinación que ejercen los cuentos en nuestra psique tiene mucho que ver con que, al salirse de lo cotidiano, primeramente atraen nuestra atención, y al ofrecernos posibilidades mágicas, no sólo excitan nuestra imaginación y nuestros propios poderes y capacidades de estructuración de ideas, sino que nos ofrecen un mundo de posibilidades alternativas -usualmente mejor que en el que vivimos-, en el que nos sentimos a gusto sumergiéndonos, a pesar de saber, en mayor o menor grado, que ese otro mundo fantástico y maravilloso, no es real ni verdadero. Creemos porque nos gusta creer. Creemos lo que nos gusta creer. Creemos -simplemente- en aquello en que queremos creer.

Y por ello, somos felices leyendo historias y escuchando a quienes nos las cuentan. Historias y cuentos que nos sacan, elevándonos, de ese fango cotidiano, miserable y aburrido, y que nos permiten soñar y nos alimentan el alma y el espíritu con las ilusiones que necesitamos para paliar nuestros dolores y desgracias, para sentirnos mejor y para tener un poco más de fuerza para seguir luchando al día siguiente. Por ello escuchamos la radio con atención, hojeamos revistas de cómics, leemos Cosmopolitan, Vogue y Playboy (…y Playgirl), nos sumergimos en la apasionada lectura de novelas como Madame Bovary, El Conde de Montecristo, Don Quijote de la Mancha, El Código DaVinci, y Crimen y castigo, y vemos en las pantallas caseras: C.S.I. y las vomitivas telenovelas. Y por ello también, acudimos gustosos a oír esas historias en los teatros, en las salas de conferencias, en los cines, frente a los púlpitos dentro de las iglesias y templos, frente a los estrados en los mítines y actos políticos y de campañas, incluso en las plazas públicas al hacer corro para los merolicos y, en nuestra casa frente al televisor, al abrir babeantes la boca frente a los prodigios y maravillas que nos cuentan los genios del telemarketing…(continuará)


……..

CDs de Sergio Andrade en Formato Digital:

iTunes

amazon MP3

Spotify (Donde esté a disposición)

Google Play (Donde esté a disposición)

… y Demás Tiendas de Música Digital

Para adquirir los CDs de Sergio Andrade en Formato Físico, con Booklet interior de 16 páginas y entrega a domicilio:

USA y Resto del Mundo

cdbaby

kunaki (Credit Card)

kunaki  (Paypal)

República Mexicana, escribir a:

<amarantorecords@gmail.com>

Portada OK

Charola A veces el amor...CD DOBLE

Más detalles de canciones, temas, libros y productos de Sergio Andrade en:   http://www.sergioandradeonline.com

Más información de SERGIO ANDRADE y su Grupo (y vídeos):

 

  1. Eli
    septiembre 28, 2010 en 4:45 pm

    Como dice Homero Simpson “Para mentir se necesitan 2; uno que mienta y otro que crea” jajaja. En mi casa caímos en el cuento maravilloso del Happy Chop.

    Pero y las vasijas esas, las verdes, sirven? Mi papá dice que en el remoto caso de que lo hagan, ni quién se atreva a comerse la comida vieja jajaja. Aunque…son muchos los recipientes que ofrecen, tal vez convenga…¿o no?

    • septiembre 29, 2010 en 2:39 pm

      Dado que yo tambin haba cado en el “Happy-Coppazo”, se me hizo gracioso tu comentario y me anim a grabar el pequeo vdeo que agregu a la entrada de ayer(espero que lo veas). Soy comprador compulsivo, tengo el 90% de los electrodomsticos que anuncian, por supuesto que los verdes tambin! Maana escribir sobre todo ello.Es alucinante. Un saludo SERGIO ANDRADE

      • Eli
        septiembre 29, 2010 en 5:36 pm

        Se la bañó jjajajaj oiga no sé si a usted también le hicieron el dizque regalo de dos “tablas para cortar”. Mi mamá me comentó eso cuando lo compraron, y ahí voy muy emocionada a ver las tablas pero no eran más que dos plásticos de tamaño carta más o menos! y muy delgaditos, nada firmes, un mugrero la vdd. Para lo único que podrían servir es para portada de algunas hojas engargoladas.

        Y el Slim Ice no lo probó? Ese que según esto hace bajar tallas en media hora jajajajaj Yo sí y no sirve nadita, sobre todo si esa misma media hora uno se la pasa comiendo papitas, jiji. No es cierto, sí lo usé bien y de verdad que no sirve para nada de lo que promete.

      • septiembre 30, 2010 en 4:25 pm

        S, 2 miserables hojas de plstico torcidas!Se las di a mi hija para portada de su libreta!JA ja ja! no puse eso pues estaba a las carreras y pens que mejor era subirlo sin las “tablas de cortar”, que perder tiempo yendo a la cocina por ellas, para luego probablemente no tener tiempo de subir el vdeo.Me qued con las ganas de hablar de sus “regalos”. Pero soy comprador obsesivo y compulsivo, as que -como tus paps- pronto caer en el prximo milagro que anuncien.

  2. Jesús
    septiembre 28, 2010 en 4:46 pm

    Esa es la razón de por qué gusto tanto de encender el televisor, en esas noches de insomnio, para disfrutar de esos hipnotizantes informerciales que emboban y atrapan mi atención hasta que después de haber satisfecho mis inconscientes deseos de maravillosidad con electrodomésticos y productos mágicos, logro concebir el sueño.

    • septiembre 29, 2010 en 2:37 pm

      No conozco tu edad,pero te imagino joven, y no creo que seas el televidente promedio de ese tipo de “programa”. Lo de “infomerciales” es demasiado eufemstico para llamarlos de esa manera.De cualquier forma, si te funcionan…, qu bueno. No soslay lo de “la segundita”, escribir una entrada completa sobre eso y otros detalles similares en las grabaciones. Que ests bien SALUDOS SERGIO ANDRADE

    • septiembre 29, 2010 en 2:40 pm

      Olvid decirte que agregu ayer, ms tarde, un vdeo , a la entrada del Telemarketing que escrib por la maana.Espero que lo veas, est ah mismo, en wordpress.

      • Jesús
        septiembre 30, 2010 en 2:12 am

        Jajaja, Sergio, ya vi el video. Desgraciadamente así sucede, publicidad engañosa al 100%. No por nada “La farmacéutica Mexicana de orgullo – Genomma Lab” enfrentó una demanda millonaria precisamente por eso. Creo que es algo que deberían hacer con todas esas empresas que nos venden chatarra como el aparatito ese que compraste, que por cierto… ¿Para qué sirve? Nunca lo he visto en TV.

        Veo aproximadamente medía hora al día de Televisión, en su mayoría Noticiarios. Los infomerciales me los aventaba como cura para mi insomnio, obviamente me daban ganas de comprar todo, pero afortunadente nunca llegué a hacerlo.

        Respecto a mi edad, tengo 23 años. Espero ansioso la siguiente entrada del Telemarketing y de “la segundita”. Saludos.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: