Inicio > Uncategorized > CÓMO SE HACE UN ANTI-VIDEO (…y otras fórmulas)

CÓMO SE HACE UN ANTI-VIDEO (…y otras fórmulas)

CÓMO SE HACE UN ANTI-VIDEO (…y otras fórmulas)

Desde los primeros tiempos del rock, y desde los románticos años sesenta, cuando la música pop comenzaba a desarrollar su inmenso potencial, se dieron los registros de manifestaciones visuales asociadas a la interpretación musical. Algunos eran simples tomas en cámaras de cine en formato de 8mm, o Súper 8mm…, otros : simples extractos de programas de televisión en los que los artistas aparecían cantando tal o cual canción.

La industria discográfica fue descubriendo el extraordinario atractivo que para el público representaban las imágenes convenientemente dispuestas, acompañando a las canciones y álbumes que serían lanzados al mercado. Cada vez más asistimos a una sofisticación de recursos que pretendía realizar el video más atractivo, más inusual y sorprendente. MTV se constituyó rápidamente en el principal atractivo televisivo para los jóvenes, y en su época de oro transmitía realmente video tras video de manera contínua y -según parecía en aquel tiempo- para toda la eternidad. Nunca he pensado -a pesar de reconocer su extraordinario y genial talento interpretativo- que Michael Jackson merezca un nicho particularmente especial en la historia de la música pop, pues sus aportes musicales no fueron suficientemente revolucionarios o significativos, a pesar del histórico éxito de su álbum Thriller -por otra parte: impecable en términos musicales y de producción discográfica-. Pero Jackson sí merecerá un nicho especialísimo, indudable, en la Historia del Video, pues ahí sí, él y su equipo se encargaron de revolucionar el género y de llevarlo a alturas y variantes que nadie, antes que ellos, habían alcanzado.

La revolución digital y los alcances tecnológicos e informáticos de las dos últimas décadas han modificado radicalmente la forma de hacer música, y de consumirla. Ello es válido también para los videos. En la “antigüedad” discográfica, las grandes compañías disqueras estructuraban presupuestos de grabación acordes a la importancia de cada cantante o grupo, y luego, dichos cantantes o grupos entraban a grandes Estudios de Grabación, muchas veces propiedad de las mismas empresas, para grabar durante semanas sus próximas producciones. Con el acercamiento del lanzamiento de la canción elegida para promoción, y para potenciar sus posibilidades de hit, se asignaba un  presupuesto para la realización del videoclip de dicha canción y se contrataba a una importante compañía productora de videos o a un importante realizador de los mismos para llevar a cabo la importantísima tarea. Después, con el material listo, las grandes compañías discográficas se encargaban de ir a la radio para promover la nueva canción, y de llevar a las televisoras el nuevo video, para promover al máximo la venta del nuevo disco, y al artista, por extensión.

Eran los dias -por poner un ejemplo- en que uno llegaba a una compañía disquera como CBS, en México, y se encontraba uno con una gigantesca recepción, hasta dos secretarias atendiéndola, innumerables oficinas de los diferentes departamentos (Ventas, Mercadotecnia, Promoción Radial, etc.) con sendas secretarias; un Departamento de Dirección Artística con hasta ocho Productores o Directores Artísticos de planta; un Departamento de Arte y Diseño en donde en múltiples escritorios y restiradores, los diseñadores y dibujantes preparaban más de 300 nuevas portadas para más de 300 nuevos discos por año; y se encontraba uno también con dos o tres Estudios de Grabación perfectamente implementados en el interior de dichas empresas, un Almacén gigantesco con cajas y cajas de discos Sencillos, Extended Play y Long Play, una Tienda inclusive, un comedor, una enorme área para la fabricación y maquila de los CD’s, y un estacionamiento grandísimo de donde salían trailers y camiones con los discos de los diferentes artistas, para llevarlos  a la multitud de tiendas de venta de discos en toda la república .

Hoy, el mundo ya no es lo que era. El mundo discográfico, tampoco. Los edificios de las grandes compañías se han puesto a la venta; dichas compañías se han reducido para ocupar sólo una parte de los mismos, o se han mudado a espacios menores, han despedido personal, han puesto a máquinas contestadoras telefónicas para recibir llamadas y mensajes en lugar de las antiguas secretarias, han vendido o desmantelado sus Estudios de Grabación, disminuido sensiblemente sus flotillas de vehículos de distribución, modificado de manera determinante la asignación de sus presupuestos y la redacción de sus contratos artísticos y -lo más importante- han disminuido notoriamente (o desaparecido por completo) la fabricación de discos (CD’s, ahora) físicos y la distribución y venta de los mismos, pues cada vez se ha vuelto más importante la grabación digital y la adquisición de música por Internet.

Las actividades paralelas a la antigua forma de grabar, antigua fabricación y antigua promoción de los discos, se han visto, también, sensiblemenete afectadas y modificadas. La revolución musical informática permite que hoy, sin salir de  su dormitorio -tan sólo con unos cuantos aparatos adecuados para tal fin- un adolescente pueda grabar una canción (o todo un CD), subirla, promoverla, distribuirla y venderla en la Red, con posibilidad de realizar él mismo y de manera individual todos y cada uno de los pasos que las compañías disqueras realizaban en el pasado. Y con una misma potencial posibilidad -o aun mayor-  de éxito. (Si no fuera demasiado exigente el adolescente en cuestión, podría hacer todo con un simple iPhone 4!).

La calidad musical y técnica -desgraciadamente, en muchos de los casos- sufre drásticamente por esta nueva y actual posibilidad de que cualquier simio, o primate, u Hombre de Neanderthal, compre un teclado con secuenciador y baje un programa gratuito de música, de Internet, y reciba la inspiración divina de sentirse músico, estrella pop y poeta y se lanze a hacer las cosas como sólo él sabe y puede hacerlo: con los pies. Pero ésa es otra historia. Porque alguien use un  automóvil para asaltar un banco o atropellar a una anciana, no por ello vamos a salir con que el automóvil fue un mal invento.

Aunque se han fusionado, y vendido y comprado entre ellas, no es que las grandes compañías hayan desaparecido. Han modificado su estructura, su funcionamiento y sus prioridades, se han diversificado, y han tratado de acoplarse a los nuevos medios, recursos y retos que plantea la nueva industria musical. Algunas de ellas, incluso, gozan de mejor salud que nunca. Pero el paso de la transformación ha sido dado y sólo apunta hacia mayores cambios a futuro.

Una de las consecuencias de todas aquellas posibilidades que permiten los nuevos medios y tecnologías es precisamente la de, lo que yo llamo: el anti-video. Utilizando un prefijo, que en este caso no significa opuesto, contrario o, en términos de valores, maligno (como en el caso de anticristo o antigubernamental), sino, más bien como suele ser entendido en el uso que se le da en la palabra antihéroe, o sea, sólo una diferencia, mayor o menor, en apariencia y valores, pero un mismo, elemental y radical, papel o función a desempeñar o ser desempeñados, en última instancia. En esencia, y en el fondo: un héroe, en efecto, aunque considerado así en función de parámetros diferentes, y actitudes y percepciones distintas -de él, y de la gente.

Si los videos de la corriente principal de la industria discográfica se basan en los grandes presupuestos, la contratación de caros directores y productoras de video, el uso de actores, actrices y modelos bellísimos y/o de primer nivel, y de escenografías y locaciones accesibles sólo a través de grandes erogaciones de dinero, así como el infaltable e indispensable -requisito sine qua non– de la presencia de unos impecables iluminación y maquillaje (tinte para cabello incluído) para que el cantante, la cantante y los elementos del grupo –la estrellas, en esencia- aparezcan, y parezcan saludabilísimos, jovencísimos, sin vestigios de acné, y con cutis de porcelana…, entonces…, caigo en la cuenta de que lo que la modesta empresa disquera que nos contrató (amarantoRECORDS) y un servidor hemos estado haciendo desde aquel primer video (PUEDE MORIRSE AHORA, COMANDANTE) hasta éste nuevo (INVULNERABLE), son única, exclusiva y orgullosamente: anti-videos.

En éste, hecho sobre la canción INVULNERABLE (por otra parte, una de las preferidas, tanto mía como de aquellos que han comprado mi CD Doble “CÓMO PASA EL TIEMPO…!”, ejemplo de lo que yo llamo “la OTRA música”, y que incluye en su arreglo la utilización  de ritmos (binario mediterráneo nororiental) e instrumentos de diferentes tradiciones orquestales -como el tricordio, que hace las introducciones y los puentes musicales), el charango, el mini-salterio, etc.-, poco usuales en nuestras músicas rock y pop) tratamos de resumir la esencia -a todos los niveles- del concepto de invulnerabilidad. Es invulnerable el que no puede ser herido o no resulta afectado por lo que hacen o dicen contra él. En estricto sentido, invulnerable sólo puede ser Dios. En un sentido más libre y general, invulnerables son los héroes (como aquellos de las antiguas mitologías: Aquiles, Ulises, Hércules,etc.) y los súperhéroes (éstos -Superman, Batman, etc.-, de las nuevas, basados en aquéllas), aunque de hecho no sean estrictamente invulnerables, pues, ya sea en su talón, o en su aproximación a elementos radiactivos como la kryptonita, etc., resultan vulnerables y destructibles. Pero valga el recurso poético, junto con nuestros sueños y esperanzas para conseguir creer a ojos cerrados en ellos…, para llamarlos invulnerables, y para desear, consciente o subconscientemente, ser como ellos.  Todos esos elementos fueron considerados para la elaboración del video de mi canción INVULNERABLE y hoy, por último, se me ocurre pensar que no hay nada más lógico y consecuente que el hecho de que un antihéroe -como yo- genere, simple y sencillamente, y de manera inevitable: antivideos.

 

 

Más de SERGIO ANDRADE y Videos de SERGIO ANDRADE y su Grupo:

SERGIO ANDRADE en Twitter

  1. Jesús
    noviembre 5, 2010 en 7:54 pm

    Excelente redacción para presentar formalmente ante el mundo a uno de tus hijos “Invulnerable”, el que como dices, es uno de los favoritos.

    Es lamentable el hecho de que aquellas grandes empresas, que contaban con cientos de empleados desarrollando cada quién una función tan primordial como necesaria, pero que ahora ha sido suplida por máquinas. Haciendo tal vez, más eficiente y rápido el trabajo, pero a la vez “menos humano”. Me pude imaginar CBS en base a tu relato y me emocionó sobremanera. Realmente me hubiera gustado estar ahí.

    Gracias por la aclaración del tricordio. Es un excelente anti-video! Sobre todo por los detalles cómicos. A ver si no te vuelven a llamar Satanista por el detalle del maletín con los instrumentos para hacer magia, y el tarót.

    Saludos y por aquí seguimos.

    • noviembre 6, 2010 en 12:14 am

      Muchas gracias por tus atinados comentarios. En la próxima entrada del blog ampliaré mis comentarios sobre la canción INVULNERABLE y detalles y anécdotas de la grabación, letra y acordes (armonía) de la misma, etc., así como qué instrumentos usé.

  2. Elisa
    noviembre 5, 2010 en 11:41 pm

    Muy interesante el relato del proceso musical antiguo y como ha ido cambiando, sobre todo por la cercanía que ha tenido con ello a lo largo de su vida.

    Sigo encantada con el video, ya forma parte de mis favoritos. Hay ciertas tomas que no creo poder superar pronto, jajaja. Dónde pido el kit? yo quiero uno de esos jajaja.

    • noviembre 6, 2010 en 12:14 am

      Muchas gracias por tus comentarios.Efectivamente: No me cuentan,lo vivi.Y puedo comparar con lo que pasa ahora.Como en todo:ambas pocas tienen aspectos positivos y negativos.El maletn est patentado con el Nmero de Registro 73940671-A36 y tendr un precio de $375.00 pesos (IVA incluido),y ya llevarn incluido tambin un huevo de gallina que no inclu en el video por falta de tiempo…

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: