Inicio > Uncategorized > EL REGRESO DE CARMEN ARISTEGUI A MVS, LOS TACOS DE LENGUA, MI VUELTA A LA COCINA Y A LA MÚSICA

EL REGRESO DE CARMEN ARISTEGUI A MVS, LOS TACOS DE LENGUA, MI VUELTA A LA COCINA Y A LA MÚSICA

EL REGRESO DE CARMEN ARISTEGUI A MVS, LOS TACOS DE LENGUA, MI VUELTA A LA COCINA Y A LA MÚSICA

No cabe duda. Este país no da para más. Yo ya lo he llamado La Zona del Silencio, El Hoyo Negro del Planeta, El Reino del Post-Surrealismo… Aquí no pasa nada, y jamás pasará. En alguna ocasión dije que nuestro país no tendría forma de reivindicarse, ni de revertir su dramática situación, ni de colocarse entre las culturas líderes a nivel mundial, por lo menos durante los próximos 1200 años. Y creo que me quedé corto. Hoy, como si nada hubiese acontecido, la Señora Carmen Aristegui volvió a su programa; su discurso me recordó al de los diputados de mi tierra y al del Presidente Municipal de Los Agachados, la tira cómica de Rius. Olvidadas las condiciones que ella misma había establecido para aceptar volver, olvidado el real problema que generó el conflicto, olvidada la pregunta que ella misma formuló y que detonó el rompimiento de su situación hace días. Olvidadas tantas cosas…! En varias de las entradas de este blog traté el caso de la Señora Aristegui. Ya en una de ellas (“En qué se parecerían Carmen Aristegui y Miguel Hidalgo?”) había yo expresado mi  preocupación por la inconsistencia de la Señora. En otro, posterior (CASO CARMEN ARISTEGUI:… Tanto pedo, para cagar aguado!) manifesté mi profunda decepción. Todo había empezado a resultar muy claro desde que en su conferencia de prensa comenzó a manejar un cambio semántico en el que implicaba que su preocupación era por “la salud del Presidente“, en vez de por el comentado problema de alcoholismo del Presidente. Al final de mi entrada del 16 de Febrero -la de las flatulencias- formulé una serie de preguntas que imagino quedarán en el aire y sin respuestas.

Yo no solía escuchar el programa de la Señora Aristegui y fui muy claro al señalar que mi preocupación al respecto de su asunto se originaba en la amenaza a la libertad de expresión en nuestro país, que eso podría significar. Después de lo sucedido, ni ganas de escucharla. Prácticamente -después de la solución  que ella misma propuso y dió a su problema- :”una comunicadora” más en la canasta del montón de “comentaristas” y “comunicadores” of auer país (como diría aquél). A veces, ganando, se pierde. Es curioso notar cómo en boletines, comunicados, etc. -tanto “oficiales” cuanto empresariales, de la iniciativa privada, etc.- desaparecieron las palabras “problemas de alcoholismo del Presidente” y fueron sustituidas por “problemas de salud del Presidente”. Lo dicho: La historia la escriben los vencedores.

Ante una perspectiva tan árida, estéril e inútil, tomaré la decisión de no volver a pronunciarme  ni de abrazar causas cuyos propios “líderes” malentienden o dejan caer, precisamente cuando podrían apuntarse una señalada victoria. Volveré al espíritu original de este blog: El artístico.  Desde la música hasta la arquitectura; desde las artes escénicas hasta las culinarias; desde el diseño de herramientas hasta el de moda. El Arte jamás decepciona al que de él se ocupa. Es una de sus gracias.

En la vuelta al mundo de lo gastronómico, nada relacionado en mayor medida con el desencanto por la resolución en el caso de la Señora Aristegui, que hablar de lengua; pues, como bien dice el dicho mexicano, de lengua me como un taco. Ya, en serio: Nunca he entendido el porqué del rechazo de una buena parte de la gente a una de las partes más nobles, suaves, magras, ricas y sabrosas de la res, como es: La lengua.

No sé qué se imaginen o por qué algunas personas se horroricen ante la posibilidad de comerse un guisado de lengua,  una lengua a la veracruzana, etc. A los tacos de lengua -ya se ha visto-  las personas les tienen menos idea y son más proclives a comérselos.

Quizá la idea de imaginar el apéndice bucal de las reses, en movimiento, los incomode. O tal vez lo asocien con falta de higiene o suciedad. Sólo puedo decir que una lengua perfectamente lavada y desprovista de la gruesa capa de tejido que la cubre, no sólo es de las cosas más limpias que se puedan comer de un animal, sino de las más exquisitas.

Aquí, una receta mía, de LENGUA AL VINO BLANCO. Después de probarla, me platican.

1 lengua de res entera

1/2 litro de vino blanco

1/2 cuchara sopera de pimienta negra molida

1, 1/2 cucharas soperas de tomillo seco molido

1 cuchara sopera de menta seca molida

Aceite de oliva

Sal en grano

En un recipiente eléctrico de cocción lenta (Crock Pot, o similares) coloca muy bien lavada -y sin quitarle el tejido o “pellejo” del recubrimiento- una lengua entera. La barnizas manualmente con aceite de oliva, embadurnándola con éste por todo lados. La rocías con sal de grano (al gusto, pero no menos de una cuchara sopera). Girándola para que las hierbas secas y especias lleguen a todas sus partes, viertes en ella el tomillo, la menta y la pimienta. Le vacías la totalidad del vino blanco por uno de los lados del recipiente para no  quitar con el líquido aquello con lo que habrás recubierto la lengua. Tapas el recipiente y lo conectas para cocción lenta durante un tiempo de unas 8 horas. Puedes aprovechar la noche y se guisará mientras duermes. Al pasar las 8 horas estará lista para servirse. Tan simple como eso. Únicamente, al estar lista para servirse, asegúrate de retirar la piel o mucosa que recubre el cuerpo principal de la lengua, quitándosela completamente, para que lo que sirvas y comas sea exclusivamente la deliciosa carne suave, jugosa y magra del interior. Toda una delicia gastronómica…!

 

 

Sergio Andrade en Twitter http://www.twitter.com/sergioandrade_1

 


  1. febrero 22, 2011 en 5:40 am

    Me ha dado mucha risa la similitud de la receta con el tema de Aristegui, la receta debería llamarse “Lengu á l’a rga” (la salsa de pelos se sirve por separado). ¡Esta delicia tengo que probarla! y con mayor razón ahora que tengo a mi prima y a mi abuela (que les encanta la lengua) me dan muchas ganas de hacerla. Sólo le pido de favor me sugiera una alternativa a la cocción lenta pues no dispongo de una olla eléctrica de esas que menciona en su entrada. Lo más seguro es que tendré que pedir prestada una o dejarla al sol toda la tarde, jajaja.

    Muuuuuu!

    • febrero 22, 2011 en 4:06 pm

      Gracias, iyorch, por tus buenos deseos sobre mi madre.Dios nos escuche a todos. Ojal toda la gente tuviese tu capacidad de percepcin de sutilezas y tu comprensin de las no tan sutiles cosas…sera un mejor pas, con menos ilusas esperanzas. Puedes usar un recipiente para horno, con tapa, o cerrarlo con aluminio. Poner ah tu guiso por unas 3-4 horas a 180-220 grados centgrados. Slo debes checar de cuando en cuando para que no se vaya a evaporar totalmente el lquido y se queme la lengua. Si baja mucho el nivel del lquido, agrega agua, o combinacin de agua (1/3) y vino blanco (2/3). Vas comprobando as, cada x minutos (no debe ser a cada rato, obvio) tambin, si la lengua ya se cocin y sobre todo: si est sumamente blanda, que es el caso. Como no habrs retirado para esas alturas la cubierta del extremo de la lengua, comprubalo tocando o metiendo un tenedor en el otro extremo de la lengua (el ms voluminoso, que no tiene tejido que la cubra). La idea es que debe cocinarse hasta quedar suavsima! Si falta tiempo, la dejas ms -lgico-, siempre checando nivel de lquido y punto de coccin. Otra opcin sera en olla de barro directo al fuego de estufa (tapando la olla con su tapa o con papel aluminio. Pero a fuego medio bajo, y cuidando aun ms que no se evapore todo el lquido, pues cuando ocurre ello, se amol! SALUDOS …. TAMBIN PARA TU PRIMA Y ABUELA….Y BON APETIT!

  1. febrero 22, 2011 en 2:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: