Inicio > Uncategorized > SI LA MOTA LLEGA A LA PRESIDENCIA… (o por qué doy pocas entrevistas)

SI LA MOTA LLEGA A LA PRESIDENCIA… (o por qué doy pocas entrevistas)

SI LA MOTA LLEGA A LA PRESIDENCIA… (o por qué doy pocas entrevistas)

Hoy por la noche, a las 20:00 horas  daré una entrevista para la radio MASS FRONTERA 98.9 FM, de Chiapas. La entrevista podrá también ser escuchada EN VIVO en Radio por Internet en la dirección http://www.lamasgalletuda.com y después de entrar a dicha página, dando click en MASS FRONTERA.

Suelo dar muy pocas entrevistas, pues en la mayoría de las ocasiones los entrevistadores no quieren “entrevistar”, sino exponer ampliamente sus prejuicios, condenar a priori, llevando agua a sus molinos del morbo y la decadencia mediática, y se anclan en las clásicas preguntas de siempre sobre los temas ya demasiado manidos, que han sido tratados un millón de veces, relativos al escándalo en que me vi envuelto (más construido y agigantado por los mismos medios,que real, en sus verdaderas profundidades). Pero en esta ocasión acepté la entrevista pues hablaremos de MÚSICA.

La gente superficial olvida -en mi caso, atraída por el morbo- que la música en sí que he compuesto, que compongo y canto en la actualidad es – en sí misma- un tema fascinante de reflexión y de análisis tanto en los aspectos musicales como en los literarios, y en los técnicos referentes a la grabación inclusive. De modo que hoy, para aquellos amantes verdaderos de la música, de la verdadera música, habrá un espacio que compartiremos para caminar por los senderos del arte, que son maravillosos, más ricos y trascendentales que los anecdotarios repetidos de los artistas en cuanto a seres humanos con pasiones, errores, aciertos y altibajos.

Las  rugosidades de las actuales entrevistas en los medios nacionales, sus deficiencias y carencias, y el espíritu patético de las mismas, quedaron plenamente en evidencia en la entrevista del que seguramente ha de creer que cuando le dicen “teacher” en realidad dicen y escriben “tícher“,”tísher” o “T-shirt” (pues su Inglés anda peor que el Español de nuestros niños de Primaria), a la Señora Vázquez Mota: López Dóriga insistiendo en escuchar lo que quería escuchar, olvidando la esencia de la entrevista periodística y a la vez midiéndose para que al terminar no le fueran a jalar las orejas en la Cumbre del Olimpo; ella acartonada, tratando de evitar los temblores faciales, de abrir bien sus atractivos ojos, dando también respuestas cuadradas que no levantasen muchas olas, “políticamente correctas” -e insípidas-  y, en general, hablando con ese lenguaje propio de los políticos de carrera, o amateurs, que para decir “el huevo” empiezan por decir que están conscientes de las carencias del pueblo mexicano y de las limitaciones y retos por cumplir que aún sustenta la actual administración que en una pluralidad de alcances se preocupa por la integración sistemática del aprovisionamiento de la célula blanca de dura membrana que la gallináceas ponen para el beneficio alimentario de la sufrida población…

Decir “quiero ser presidenta”, viene a ser tan poco significativo en estos días, cuanto decir “quiero ser tan rico como Slim”. Sueños guajiros. Mi tía, la sobrina menor de mi abuela Chonita (q.e.p.d.), lleva años diciendo que quiere ser presidenta y no la han elegido ni para jefa de manzana. Vamos, ni para coordinadora de su grupo de Tupperware. De modo que la señora mota -perdón, con M máyuscula: Mota- no viene en estos momentos ni siquiera a darle más colorido a la carrera por la sucesión presidencial, pues para ser presidenta no basta con sentir defender a los hijos -que eso cualquier madre lo siente a la perfección-, sino que hay que tener una real preparación, una significativa experiencia y un señalado perfil, cosas de las cuales carece la señora mota (perdón, con M mayúscula: Mota).

Resulta evidente que en la desesperación por evitar regresar el poder a las manos que lo conservaron durante décadas, el Presidente Calderón intenta apelar a la mayoría femenina de votantes, ofreciéndoles una candidata que por su género les haga creer no solamente que los problemas del mexicano serán solucionados, sino que -además- las mujeres tendrán más voz que nunca. Como estrategia de marketing político tiene sentido. La madre es lo primero. Como solución viable a nuestros problemas, por lo menos seis o siete de los otros aspirantes, tanto en el PAN c0mo en los otros partidos, tienen mejores credenciales y mucha más capacidad y autoridad para gobernar a este maltrecho país; y no lo digo por razones machistas o antifeministas, que ayer fue el Día de la Mujer y lo que menos quiero es que se me incomoden. Lo digo simplemente porque -en este particular caso- es la verdad.

Bueno pues: nos escuchamos, nos twiteamos -y tuteamos-, y nos maileamos y mensajeamos hoy a las ocho de la noche por donde ya les dije. Just kidding. (A los puristas del castellano, una disculpa, por esos términos tan adolescentes – en todos los sentidos- y tan poco académicos.)

 

______

Sergio Andrade webpage http://www.sergioandradeonline.com

 

Twitter http://www.twitter.com/sergioandrade1o

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: