Inicio > Uncategorized > LA HOMOFOBIA DE NUESTROS POLÍTICOS, MÁS QUE SIGNIFICATIVA…

LA HOMOFOBIA DE NUESTROS POLÍTICOS, MÁS QUE SIGNIFICATIVA…

LA HOMOFOBIA DE NUESTROS POLÍTICOS, MÁS QUE SIGNIFICATIVA…

Ya en otra entrada de este blog he comentado lo sospechosa que resulta la virulencia de las declaraciones de políticos y gobernantes, contra la sexualidad, como aquélla del personaje jalisciense al que parecía que le hacía agua a la canoa en el uso de sus diminutivos.

Ahora, los reflectores apuntan a ese siniestro personaje del panismo: Manuel Espino. El día de ayer, no daba crédito yo a sus declaraciones, que se difundían en diferentes medios, en contra de la homosexualidad. Mentira que mostrase cierta tolerancia a las conductas y que lo único que desaprobara fuera el nombre para designar las uniones (Matrimonio) y la Adopción, entre homosexuales. Ésa es una manera engañosa de percibir su mensaje, dado en esa forma precisamente para confundir a los incautos. Quien clasifica, aparta, separa, descalifica y niega derechos a minorías, está descalificando a esas minorías en sí mismas, por sí mismas.

Tratar de impedir a los gays la posibilidad de adoptar hijos, es privarlos de un derecho tan legítimo como el de cualquiera. La actitud y calificación de una pareja para adoptar, deben ser consideradas en función de otros requisitos y variables; nunca en función de su género. Los homosexuales son tan capaces de aprender, sentir y educar, cuanto cualquier ser humano. Son seres humanos de una enorme sensibilidad y con una grandísima capacidad de dar amor y de construir relaciones duraderas. Si eso no es recomendable para cualquier hijo en vías de adopción, no sé entonces qué pueda serlo.

Impedir a los gays que llamen Matrimonio a sus uniones, es, francamente ridículo. La esencia de la unión es la misma.

Vivimos en una sociedad que presume de armónica, pero prefiere segregar antes que integrar. Personalmente, prefiero ver a un par de gays profundamente enamorados, casados , integrando una familia y con hijos (adoptados, o no), que ver la violencia, la miseria y el hambre reinando en el núcleo mismo de nuestra sociedad.

Lo más curioso, siempre lo he dicho, es el grado de virulencia, acelere y violencia misma, implícito en las declaraciones. Sin ver a esos políticos al momento de hacer sus pronunciamientos, puedo imaginarlos en hábitos blancos, encapuchados y esgrimiendo en sus manos Biblias y cruces, como justificación (profundamente injusta y falsaria) a la condenación que tratan de promover. Deshonran, con la utilización de las mismas, el sentido original de libros y doctrinas. Hasta donde sabemos, Jesús jamás habló de condenar a nadie, más que -precisamente- a aquéllos especializados en condenar a pueblo, pecadores… y pescadores.

Dime por qué gritas tanto, y te diré qué quieres ocultar. Qué habrá vivido el señor Espino en su vida personal, o qué estará viviendo en sus entrañas, que necesita pronunciarse tan acremente contra los homosexuales? Sólo Dios, y su conciencia (la de Espino), lo saben.

De qué tiene miedo? Por qué su planteamiento, su actitud, reflejan, se convierten en una auténtica fobia?

La vida está llena de niños abandonados, mal nutridos y sin amor. Y de parejas heterosexuales convertidas en pésimos padres, en pésimo ejemplo. Dejemos de descalificar a quien puede tener tan buenas calificaciones como el que más.

Vale!

—————

 
Más CD’s, textos, libros y productos de Sergio Andrade:
http://www.sergioandradeonline.com

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: