Inicio > Uncategorized > Hotel Camino Real (Polanco): un timo, a la hora de analizarlo bien. O “El Traje de Moctezuma”.

Hotel Camino Real (Polanco): un timo, a la hora de analizarlo bien. O “El Traje de Moctezuma”.

Hotel Camino Real (Polanco): un timo, a la hora de analizarlo bien. O “El Traje de Moctezuma”.

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE, de SERGIO ANDRADE

Sé que mi análisis crítico de un hotel engañabobos que se ostenta como el único “Resort” de la Ciudad de México, les tendrá sin cuidado a dueños, gerente y subgerente del mismo, y será únicamente un grito en el desierto que morirá, quizá, hasta en la misma ausencia de eco de las dunas, pero mi frustración y sensación de que mi familia y yo fuimos estafados, piden a gritos el lanzar otros gritos, aun mayores, para -por lo menos- desahogar el coraje.

Para el montón de hombres de negocios trajeados como si fueran una escena de Gattaca, o un cuadro extraído de alguna pesadilla futurista orwelliana o huxleyana, o para aquéllos que sólo utilizan los Salones para Eventos, el hotel Camino Real -“cinco estrellas”, “Gran Turismo Internacional”(!)- de Polanco, sobre Mariano Escobedo, a corta distancia de Chapultepec, podrá ser un opción viable y práctica, pero para aquéllos que buscamos un verdadero Resort para descansar con la familia en un viaje turístico a la Ciudad de México, el tal hotel es una pesadilla. A bloody fucking nightmare!

Comencemos por la poca transparencia de su página web en la que, a diferencia de otros hoteles y en un claro atentado al sentido de la práctica turista, no aparecen los precios de sus Suites. Hay que tomar el teléfono y engorrosamente ir preguntando a la operadora, Suite por Suite, el precio de cada una.

Ya en la recepción del hotel, ni un señalamiento para que los futuros huéspedes sepan en dónde formarse, lo que provoca que nacionales y extranjeros anden colocándose tras otras personas para que, al llegar al Front Desk, algún empleado con cara de atención fingida y sonrisa casi burlona les aclare que no debieron haberse formado ahí sino mire usted, en aquella fila que está allá, ahí con gusto lo atienden…

Curiosamente, los elevadores de acceso a algunas de las Suites más caras del hotel, son verdaderas latas de sardinas con un supuesto “cupo para diez personas“(en 2 metros cuadrados?). La cantidad de gente que usa dichos elevadores provoca que -los más desesperados y aprensivos- se apelotonen como en estación del Metro Pino Suárez a las seis de la tarde, o -los más pacientes- se queden a la espera del próximo. En un absurdo sentido del manejo hotelero, los “administradores” del Camino Real permiten que sus empleados de limpieza utilicen los mismos tales elevadores para subir y bajar por ahí, tanto ellos como sus carros con ropa sucia, etc.(!) Habrase visto!

Al llegar a la Suite ($13,617.24 por noche, en el caso de la Suite Virreyes con ampliación añadida, que ocupamos) uno esperaría poder tirarse en la cama para descansar tranquilamente de las peripecias del viaje, y de hecho así lo hicimos mi familia y yo… para ser despertados a los quince minutos por EL RUIDO ENSORDECEDOR DE UN HELICÓPTERO ATERRIZANDO EN UN HELIPUERTO A POCOS METROS DE LA SUITE!!! Minutos después -lógico- el despegue. La vibración de los grandes ventanales de la Suite y la menor, de los muros, eran impresionantes. Mientras miraba yo a mi esposa con cara de asombro e incomprensión, tratábamos de entender -pues a esas alturas aún no lo sabíamos- de qué podría tratarse.

El ascenso y descenso de helicópteros siguió, aproximadamente, cada media hora. Llamé a recepción para quejarme y para decirles que por lo menos debían habernos avisado de esa situación antes de rentarnos la Suite, y la señorita me juró por todos los santos del Santoral que era algo excepcional, único, debido a unos huéspedes de importancia universal que habían ido ese día al hotel, que al día siguiente no se repetiría, y que ya había checado con la Seguridad del hotel que el último vuelo despegaría a las 6:30 de la tarde, se lo prometo, ni uno más, ése será el último, me dijo. A las 6:50, ya relajados y felices por la promesa del silencio, volvimos a  sobresaltarnos con el aterrizaje de un helicóptero más!

Solicité cambio de habitación, pero me dijeron que otra Suite con las mismas características no estaría lista y limpia hasta un tiempo después, pero mire ahorita sí, ahoritita sí le juro por todos los santos del Santoral, esta vez del Cielo de todos los Universos posibles, que no habrá más helicópteros de aquí a la eternidad…

Narrar el calvario de lo que representa querer utilizar el servicio de Internet inalámbrico en el Camino Real Polanco, daría para escribir una novela entera. Y estoy pensando comenzarla. Mi hija menor, desesperada, tocó a nuestra habitación diciendo papá, no hay señal en este hotel, no puedo conectar mi iPad; la mayor tocó minutos después para decirnos que no podía utilizar su laptop; yo abrí mi MacBook para tratar de conectarme y… lo mismo. Cuando llamé para preguntar qué estaba pasando, me dijeron en recepción que el técnico iría a mi habitación en una media hora, pues estaba dando servicio en otra… Me quedó claro que el problema no era sólo nuestro.

Llegó el técnico, nos confesó que era un problema común pues hay mala recepción en el hotel, pero mire usted, si nos hacemos un poquito para acá, ya mejora un poco, y quizá en el segundo piso de la Suite sí consiga usted bien la recepción, o tal vez si abrimos las ventanas… saliendo al jardín…

No podía yo dar crédito a lo que el tipo me decía. En todos mis viajes por el mundo, en todos los hoteles en que he estado, incluidos los de la República Mexicana, había yo podido llegar y conectarme al servicio inalámbrico de Internet sin el menor problema; pero en el “grande” y “maravilloso” Camino Real Polanco, de la Ciudad de México, nos pasamos la primera noche sin conseguir la conexión.

A la mañana siguiente, acudieron dos técnicos más (por su aspecto y equipo parecían llegados directamente de Silicon Valley. Pusieron sobre la mesa del comedor nuestros cuatro dispositivos, dispusieron ahí mismo sus aparatos, abrieron ventanales, salieron al patio de la Suite, miraron a cielo, hicieron llamadas, pidieron redireccionar antenas, proporcionaron la direción IP de mi computadora, y le hicieron al cuento de tal manera que yo supuse que en unos minutos obtendría una conexión impecable.

Nada.

Prometieron volver con alguna solución.

Para la noche de ese segundo día (!) obtuvimos una precaria conexión a Internet, que iba y venía cada quince minutos. Imposible. Abrí desesperado sus libros de Servicios del Hotel y vi que ofrecían conexión directa por cable Ethernet; lo buscamos por toda la Suite, sin encontrarlo. Llamé a recepción y me dijeron ay! perdone usted es que no están actualizados nuestros libros, sí, alguna vez tuvimos ese servicio pero ya no, ahí dice que sí, pero no…

Para curarnos la tristeza decidimos pedir Room Service. El menú del mismo ofrece que llevan platillos no sólo de la cocina principal del hotel, sino de algunos restaurantes que en él se encuentran (Bice Bistró, China Grill, Token, etc.). El Arroz Mixto, el Papardelle, un Club Sandwich que parecía de los ofrecidos en 7 Eleven y OXXOS, un tiramisú y los frappés Capuccino y Ice Moka,no llegaron ni a categoría hotelera de dos estrellas. Una experiencia “gastronómica” desagradable y más aun, tratándose de un hotel tan caro y supuestamente tan “bueno” e “importante”.

A las 9:30 de la mañana del tercer día, otro helicóptero! Me levanté, comentamos mi señora y yo que ese hotelucho no daba para más, y nos dispusimos a checar de salida.

Olvidaba decir que en el lujoso Hotel Camino Real Polanco, hay que esperar cerca de quince minutos para que salga el agua caliente por las llaves de los baños correspondientes. De veras, que ni en el Motel de mi tío Efraín, allá cerca de Nanchital…

Después de ejercitar la paciencia esperando el agua caliente y ya que uno se bañó, unas toallas percudidas de pequeñas dimensiones, en comparación con otras en buen estado y gigantes, propias para secarse confortablemente, de hoteles menos pretenciosos pero más honestos y mejores que esta estafa del Camino Real Polanco. No pude menos que pensar en el cuento de El traje del Emperador, en que todos abrían la boca frente a una maravilla inexistente. Será el Camino Real Polanco algo así como el traje de un emperador muy mexicano, tipo Moctezuma? Será parte de su venganza contra los visitantes blancos y barbados? De ser así, lo apoyo. Con tal de no volver con mi familia ahí, jamás.

Lástima de la bella arquitectura de Ricardo Legorreta. Pero, para admirarla, puede uno ir únicamente a comer a alguno de los restaurantes del hotel (al Morimoto, por ejemplo), a tomarse una copa al bar, o simplemente a recorrer sus instalaciones.

Si se trata de vacacionar turísticamente y de descansar con la familia o con su pareja, eviten el Camino Real Polanco, a como dé lugar. Forget about it!

—————-

TWITTER

________

VÍDEOS

NUEVOS CDs 

VIVIRÉ PARA AMARTE, con 10 de sus más bellas canciones de amor:

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE, de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE, de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE  (Segundo Lugar en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar/ Chile/1985)

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

 BUENO EN LA CAMA

 TE VAS

APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

_____

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en México. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá)

AMBOS,  a la venta en iTunes , amazon MP3 , Spotify, Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

TAMBIÉN EN:

PARA MÉXICO, Edición Especial, con Álbum de Colección de 16 páginas a color, dedicatoria del artista, y Entrega a Domicilio:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

Más Libros, CDs, Letras y Artículos de Sergio Andrade, en  http://www.sergioandradeonline.com

CANAL DE VIDEOS  de  Sergio Andrade

  1. EDGAR PACHECO SALAZAR
    enero 22, 2015 en 4:46 am

    EN CONCLUSIÓN UN ROBO
    TE COBRAN LA ENTRADA AL RESTAURANTE
    TE COBRAN LA ENTRADA AL ESTACIONAMIENTO
    TE COBRAN APARTE SI QUIERES INTERNET
    NO VUELVO A VENIR

  2. lobo negro
    abril 12, 2016 en 4:19 pm

    yo trabaje ahi un buen tiempo…todos estan orgullosos de pertenecer a ese hotel que esta mejor y limpio uno de paso…en el estacionamiento un desorden botellas de pipi y colillas de cigarros…cuando en cada piso debe de tener un baño por lo menos…pero el supervisor parece un capataz que sus manos parecen al de una señorita..pero si prepotente cerrado…que con faltas y mantener limpio mi area no le bastaba…pues me dio de baja..y eso es una atrocidad y una falta a mi persona y mi trabajo nunca fue valorado…por cierto se llama JUAN MIGUEL OLVERA RESENDIZ

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: