Inicio > Uncategorized > El mundo de los enfermos “terminales”… (y la disección de una canción que los enaltece*).

El mundo de los enfermos “terminales”… (y la disección de una canción que los enaltece*).

El mundo de los enfermos “terminales”… (y la disección de una canción que los enaltece*).

IMG_4242Bien visto y analizado, todos somos enfermos “terminales“. Eventualmente, de una forma u otra, moriremos. Eso es seguro. La certeza de la muerte es, quizá, una de las pocas certezas de la vida. Habremos de morir, con seguridad. Y eso de “enfermos” viene a cuento por el hecho de que aunque el funcionamiento de nuestros órganos se vaya acomodando de manera

natural con el paso de los años, lo cierto es que desde que nacemos hasta el inicio de nuestra edad adulta va alcanzando su nivel óptimo y, de ahí en delante, sólo podemos considerar que se deteriora paulatinamente hasta la vejez y la muerte.

La gran diferencia entre nuestra “enfermedad terminal” y las de aquéllos que han sido diagnosticados con alguna que acabará con su vida, inevitablemente, en un plazo más o menos corto (y que han sido informados de ello) -como el cáncer pancreático, el Síndrome de Lesch-Nyhan, la fiebre hemorrágica del Ébola, muchos casos de SIDA, enfermedades del corazón o de los pulmones en estado avanzado, muchas formas de cáncer en sus etapas finales, padecimientos motoneuronales, etc.-, es que la conciencia de la muerte próxima, usualmente dentro de un plazo no mayor a seis meses, se vuelve  continua, apremiante y agobiante. En muchos casos, obsesiva.

El diagnóstico de una enfermedad terminal y la información de éste al paciente, genera, ciertamente, reacciones diferentes en cada uno de los enfermos, de acuerdo a su forma

Elisabeth Kübler-Ross y la Madre Teresa de Calcuta

Elisabeth Kübler-Ross y la Madre Teresa de Calcuta

particular de ser, a sus características emocionales y a sus propios antecedentes de vida, pero es posible generalizar y reconocer las etapas por las que el enfermo va pasando hasta llegar a aquélla llamada de “aceptación”. La psiquiatra suiza-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross, en su libro On death and dying (1969), describió el proceso por medio del cual los enfermos terminales manejan psicológicamente su enfrentamiento con la enfermedad, y estableció cinco etapas por las cuales el individuo va pasando, desde el momento en que toma conocimiento de su situación, hasta el momento de su muerte.

Las fases o etapas que la psiquiatra Kübler-Ross identificó son: Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación.

A lo largo de mi vida he estado en contacto con varios enfermos terminales, pero la lucha de ninguno de ellos me impactó más que la de mi madre, quien pasó meses enfrentada a la certeza de su inminente muerte y comprometida con una lucha sin igual para tratar de vencerla. Nunca, a lo largo de mi existencia, había yo tomado conciencia real de lo que significa el aferrarse a la vida y pelear con uñas y dientes IMG_1931para mantenerse con ella, mientras se ve claramente, ante uno, el inevitable fin. Esa lucha, esas vivencias últimas de los enfermos terminales, me inspiraron la composición de la canción YO NO ME MORIRÉ, a la que defino como un grito de lucha, en primera persona, para tratar de imponerse, no solamente psicológicamente, sino también en el plano físico, a la muerte. De las cinco etapas mencionadas por Kübler-Ross, quise tratar en mi canción solamente las tres primeras: ello quiere decir que es una canción en la que no hay lugar ni para la Depresión, ni para la Aceptación de la incapacidad final para luchar contra esa aplastante realidad de la muerte próxima. En mi canción, el enfermo terminal internado en un hospital habla, convencida y convincentemente, casi obsesivamente -y paradójicamente, de manera muy simple-, de que NO MORIRÁ.

Es de todos sabida la importancia fundamental de la actitud y la presencia de ánimo para vencer algunas de las enfermedades que han sido diagnosticadas como “terminales“. Frecuentemente sabemos de casos de personas que adoptaron tratamientos alternativos dentro de los cuales una dieta distinta, la contemplación y la meditación, y la reevaluación de los valores y las formas de vida, consiguieron sacar al paciente del momento crítico y devolverlo a una vida normal y saludable. Es por eso que creo que el valor y la determinación para vencer a la enfermedad no sólo deben ser respetados, sino también apoyados y difundidos. El infierno de una enfermedad terminal no sólo alcanza al paciente, afecta directamente a todos sus allegados y genera muchas veces estados depresivos colectivos. Cantarle a la vida, a la lucha por conservarla, y a la victoria sobre la muerte amenazante, debería ser un compromiso y un ejercicio diario, permanente, de todos nosotros.

Vale.

(*)Notas.- Watch this video on Youtube, and find the English translation of the lyrics by clicking on the “Subtítulos” icon/Regardez cette vidéo sur YouTube, et trouvez la traduction en anglais de la lettre en cliquant sur ​​l’icône “Subtítulos“/Sehen Sie dieses Video auf Youtube, und finden Sie die Übersetzung der Texte durch Klicken auf den “Subtítulos” Symbol.

YO NO ME MORIRÉ*

(Letra* y Música  Sergio Andrade)

Yo no me moriré, se morirán las luces

de todas las ciudades de mi planeta azul

Yo no me moriré, se morirán las piernas,

los labios, las muchachas, los ojos con su luz

Yo no me moriré, se morirán las horas,

los días de la Historia y hasta la eternidad,

los campos y las playas, los pozos de petróleo,

las joyas de los zares, las tumbas de los shás,

se morirán los héroes, las páginas, las letras,

los libros de la ciencia, los himnos del honor,

la voz de los profetas, los ruidos de las olas,

los gritos de protesta, los ritos del dolor…

Yo no me moriré, se morirá la luna,

desaparecerán las estrellas del cielo,

el sabor de la aceituna, la espuma de la mar,

las aves que se van rumbo al sur en invierno,

hasta el león se ha de morir, el rabo de la “o”,

los besos que te di, la ilusión del amor,

van a desaparecer los autos en las calles

y aun los rascacielos y hasta la humanidad

y hasta este hospital en que dicen que muero

desaparecerá junto con mis recuerdos…,

mi moto y mi perro…,

pero yo no me muero, yo no me muero,

yo no me moriré…

La sombra de los gatos, el callejón del beso,

la noche en Guanajuato, la vieja Panamá,

las fotos y videos, los cines y los teatros,

los vidrios y azulejos de la Universidad,

el carnaval de Río, las calles en los muelles

y aquello en que confío también se morirá, pero…

Yo no me moriré, se morirá la luna,

desaparecerán las estrellas del cielo,

el sabor de la aceituna, la espuma de la mar,

las aves que se van rumbo al sur en invierno,

hasta el león se ha de morir, el rabo de la “o”,

los besos que te di, la ilusión del amor,

van a desaparecer los autos en las calles

y aun los rascacielos y hasta la humanidad

y hasta este hospital en que dicen que muero

desaparecerá junto con mis recuerdos…,

mi moto y mi perro…,

pero yo no me muero, yo no me muero,

yo no me moriré… yo no me moriré…

(CORO… y hasta este hospital).

ANÁLISIS DE LA CANCIÓN.- El manejo conceptual del tema de la enfermedad terminal en la canción YO NO ME MORIRÉ,  se entiende desde dos perspectivas: 1) La afirmación vehemente de que habremos de vencer a la muerte a pesar de nuestra precaria situación y de nuestra enfermedad diagnosticada como “terminal“; y 2)  La convicción de que venceremos a la muerte de cualquier forma, aun muriendo, pues nuestra muerte no será mas que el paso de un nivel existencial (la vida de esta forma, como la entendemos, en esta tierra) a otro, diferente, pero funcional y real, en el que existiremos y permaneceremos, a pesar de que ya no en contacto con los elementos de ésta nuestra realidad actual.

La canción, de esta manera, funciona doblemente, como lucha contra la muerte, y contra la idea que de ella tenemos. Toda la primera parte de la letra hace referencia a elementos de nuestra existencia que tradicionalmente han sido considerados como de larga vida, conceptos de gran longevidad y hasta en cierto modo permanentes:

Yo no me moriré, se morirán las luces

de todas las ciudades de mi planeta azul

(…)

Yo no me moriré, se morirán las horas,

los días de la Historia y hasta la eternidad,

los campos y las playas, los pozos de petróleo,

las joyas de los zares, las tumbas de los shás, 

se morirán los héroes, las páginas, las letras,

los libros de la ciencia, los himnos del honor,

la voz de los profetas, los ruidos de las olas, 

los gritos de protesta, los ritos del dolor…

 

El hecho de reconocer que cosas y presencias tan fuertes y permanentes lleguen a su fin, pero que el enfermo terminal (yo) habrá de sobrevivir, le da una fuerza mayor a la frase “…pero yo no me moriré“.

El Coro de la canción plantea la segunda perspectiva: Todas aquellas cosas que me son caras, valiosas, y que disfruto y he disfrutado -aquéllas que forman parte de mi vida personal, individual-, morirán y desaparecerán, pero yo subsistiré -ya sea porque en mi lucha contra la muerte me haga yo a la idea de que viviré largos años todavía, o porque, aunque la muerte acabe venciéndome, simplemente pasaré -como dice el refrán- a una mejor vida.  Dentro de esos elementos personales, destaco el uso implícito de los cinco sentidos (gusto, oído, vista, olfato y tacto), y variadas emociones, así como también elementos culturales, como aquéllos -caligráficos- relativos a la escritura y a las modificaciones que va sufriendo con el paso del tiempo (“…el rabo de la “o”…)

Yo no me moriré, se morirá la luna,

desaparecerán las estrellas del cielo,

el sabor de la aceituna, la espuma de la mar, 

las aves que se van rumbo al sur en invierno,

hasta el león se ha de morir, el rabo de la “o”,

los besos que te di, la ilusión del amor,

(…)

desaparecerá junto con mis recuerdos…, 

mi moto y mi perro… 

pero yo no me muero

Sobreviviré, y eso lo repito de manera obsesiva al final del Coro, casi como un mantra, convocando la fuerza para lograrlo:

 …yo no me muero, yo no me muero,

yo no me moriré… yo no me moriré…

Musicalmente, decidí escribir una canción larga que pasara por -y describiera- diferentes estados de ánimo, aquéllos por los cuales el enfermo pasa a lo largo de su enfermedad. Estos pasos por diferentes estados de ánimo están representados también por las distintas modulaciones que utilicé en la canción. La mayoría de las partes de la canción están en modo menor, para representar la parte sombría de cualquier lucha -en este caso, contra la muerte-, aquellos momentos en que vemos la sombra del enemigo avanzando, o sobre nosotros mismos.

Dos partes de la canción, muy definidas, están escritas en modo mayor (el Coro y el Final), en ambos casos para representar la fuerza, la luminosidad y la alegria de la lucha y -en el Final- de la victoria última.

Apuntes para las partes de las zampoñas y las quenas en el arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Apuntes para las partes de las zampoñas y las quenas en el arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Inicio la canción con una melodía ondulante en modo menor que refleja lo confuso de los sentimientos encontrados que se dan al momento de tomar conciencia de la enfermedad; esta melodía ondulante en Do menor -tanto en sus escalas natural, como en las melódica y armónica-, nos lleva a una sección (previa al inicio de la letra) en Mi Bemol Mayor, para pasar luego a Do menor, al momento del inicio del canto. La sección musical durante los versos del inicio puede considerarse, en realidad, modal, pues constantemente paso del acorde de Do menor al de Mi Bemol Mayor; este paso entre los dos acordes está pensado para que el acorde de Do menor coincida con la idea de la muerte, pero el de Mi Bemol Mayor coincida con ideas y conceptos asociados con energía y permanencia, con vida (luces, piernas, horas, pozos de petróleo, letras, olas…).

La modulación para entrar al Coro fue pensada expresamente para pasar de manera abrupta del acorde de Si Bemol Mayor  a la tonalidad de Do Mayor, en la cual se desarrolla toda la primera parte del mismo. El paso llevado a cabo de ese modo acentúa la elevación del ánimo. Hacia el final del Coro, conforme la voz se eleva a notas superiores y a una mayor intensidad emotiva, regresamos al modo menor (ahora en La), para llegar al punto más alto, cuando digo “…y hasta este hospital en que dicen que muero desaparecerá…”; ahí, los acordes de FaM7  y de Fa#m7/5-  generan la tensión necesaria para soportar el contenido conceptual de la letra y luego volver al acorde de Do Mayor en segunda inversión y, por medio de rápidas notas descendentes en la melodía del piano, llegar al acorde de Si Bemol menor7  y, cromáticamente, al de La menor, para entrar de nuevo a esa vecindad armónica (La menor-Do Mayor), al final del Coro.

Apuntes para varios instrumentos, del arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Apuntes para varios instrumentos, del arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Después de eso, comienza una sección instrumental de carácter épico, pero a la vez nostálgico (en La menor), en la cual el piano y la guitarra española, junto con las percusiones andinas, el charango y las zampoñas, ofrecen una idea del carácter emotivo de la lucha planteada durante toda la primera parte de la canción. El Solo de guitarra española, que sigue a esta parte, está escrito de manera esencialmente cromática, sobre el fondo diatónico del acompañamiento.

Sigue una segunda parte instrumental, íntima (a la manera de los momentos de calma que los enfermos terminales viven en ocasiones), en que el piano queda solo, tocando fiorituras en un fragmento modal, el cual va creciendo, agregando el pandero, hasta desembocar en una sección rítmica, percusiva, de octavas en la mano derecha del piano, que se combinan con el bombo legüero, ejecutado principalmente en el aro, para mezclar su timbre -madera- con el de las teclas agudas del piano. De ahí, la canción vuelve a los acordes del Coro en Do Mayor, pero sin la letra, únicamente con los instrumentos acompañando a una melodía -ondulante primero y luego ascendente- en la quena, hasta llegar a un Do sobre agudo, para resolver con los mismos acordes de tensión (FaM7 y Fa#m7/5-), al Coro, de nuevo, pero esta vez, con letra.

En esta última ocasión, para dejar claro el concepto de la letra y la idea de la lucha contra la muerte, y el espacio en que específicamente se desarrolla la misma, el Coro no llega hasta el final, sino únicamente hasta las palabras “…hasta este hospital“; a partir de ahí vuelve el tema instrumental épico en La menor, repetido, climático, para acabar la canción en un acorde (único en toda la pieza) de La Mayor.

_______

VIDEO DE LA CANCIÓN “YO NO ME MORIRÉ” (L. y M. Sergio Andrade)

______

OTROS VIDEOS DE CANCIONES DE SERGIO ANDRADE

______

CD’s de SERGIO ANDRADE

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA
_ _ _ _

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN   

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

 – SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS los CD’s,  A LA VENTA  en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify , Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

_ _ _

SERGIO ANDRADE en TWITTER

_ _ _ _

Libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade:

AMAZON

_ _ _

OTROS  LIBROS, LETRAS, CDs  y POEMAS de SERGIO ANDRADE

_ _ _ _

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
  1. Enferma crónica
    junio 1, 2013 a las 7:29 pm

    Es como cuando uno anda muy campante sin saber que tiene una o tres enfermedades crónicas. Yo me desanimé, pero ya lo acepté y ni modo, a tomar medicamento de por vida.

    • junio 3, 2013 a las 8:16 pm

      No lo sabía. Lo lamento Será por eso que dejaste de comunicarte, escribir y estar al tanto de mis cosas? O…? Saludos cordial.

  2. Enferma crónica
    junio 4, 2013 a las 5:53 am

    Dejar de estar al tanto no quita que aprecie sus sagradas escrituras. Apenas voy leyendo “Se vende”. Por eso me acordé y quiero felicitarlo por tan entretenido libro, tiene de todo; es como un cuentos de la cripta. Repito, aún no lo termino y hasta ahorita va más que bien. Seguramente cuando termine pediré “otro”, “otro”, así como el público a los cantantes.

    • junio 4, 2013 a las 5:45 pm

      Gracias, Elisa. Lo más importante es que te gusten, te entretengan y te diviertas. No sé si ya leíste PEATÓN (para mí, el mejor de mis libros),en cuyo caso, me gustaría conocer tu opinión. Que sigas bien y “Buena Lectura!”

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: