Inicio > Uncategorized > Por qué me salí de Twitter (O… la nueva versión de “Por qué me quité del Vicio”)

Por qué me salí de Twitter (O… la nueva versión de “Por qué me quité del Vicio”)

IMG_2006

La falta de costumbre, al de Coatzacoalcos se le olvidó cómo quema el sol de Veracruz…

Por allá del 2012 descubrí Twitter. Abrí una cuenta y rápidamente alcancé más de 9 mil seguidores. Mi fascinación con la red social fue tal que hasta compuse una canción “POBRE TWITERO” en donde podía verse claramente cómo era mi vida de twitero en esa época, ja ja ja! Me absorbía de tal modo la pasión por mi Twitter del alma, queridísimo, mua, mua, mua, que decidí alejarme de él pues ya ni salía por el pan, ni iba por las tortillas. Nadie me dijo que si la cuenta permanecía suspendida por más de determinado tiempo, Twitter la cerraba definitivamente. Cuando quise volver, después de un tiempo, ya no existía.

 

Después abrí otra cuenta, la cual creció en número de usuarios mucho más lentamente. Y ya no era como en la primera, cuando me seguían Javiera Mena, Amandititita, Laura G y Jessy Bulbo… en ésta, la nueva, me seguían puros trolls y huevos. Pero volver a Twitter fue para mí como volver a andar de nuevo con una ex y me mantuve firme. Poco a poco los seguidores fueron apareciendo, hasta llegar a más de 5 mil la semana pasada. Ahí, entre el 17 y el 18 de Marzo, decidí suspender mi cuenta una vez más. Ahora ya sé que si por alguna borrachera extendida o algún festín de hamburguesas, pizzas y tacos, me quedo desmayado varios días o la cruda me aniquila y se me pasan los 30 días de gracia, volveré a desaparecer de Twitter.

 

No sé si en este mes de latencia se me renueve la pasión y vuelva a twittear. Twitter es una red social y, como tal, debería servir para socializar, pero socializar, en su sentido más genial, representa interactuar de manera honesta, sincera y libre, con personas reales que nos ayuden a soportar las penas de esta vida de una mejor manera y a llegar al día de la muerte con la sensación de haber aprendido y vivido cosas que valieran la pena. Es difícil socializar con huevos, con trolls, con avatares de cómic, enajenados de Patrick Wilson, Angelina Jolie, Star Wars, o cualquier ocurrencia relativa al mirrey o a la lady de moda, o con valentones de metralletas digitales, ancianas que se hacen pasar por jóvenes, o mujeres reprimidas que se presentan como las más liberadas feministas. Ahí, el alma se encoge pues comprende uno que está socializando con la nada.

deeppurpleEn mi caso, como figura pública, la incertidumbre y la sensación de ir flotando en una balsa por el Cabo de las Tormentas, es mayor. Gente que desea contactar con uno, por curiosidad, por morbo, porque desean un consejo musical gratuito(!), porque buscan alguna declaración que puedan luego utilizar en su programa de radio o de televisión, porque buscan algún tweet mío, o alguna interacción que les permita escandalizar sobre si ahora pervierto a la juventud en Twitter o consigo mujeres entre mis seguidoras, personas que me preguntan “Dónde puedo comprar sus libros?” y luego de que me paso media hora explicándoles, se van a comprar su TVyNovelas, gente que me escribe preguntándome algo y cuando le contesto se arrepiente y borra su tweet arrobado original, personas que quieren estar en contacto conmigo pero les da vergüenza que sus propios seguidores, familiares y amigos,  vean que me siguen y están en contacto conmigo,  gente que avienta la piedra y esconde la mano o se disculpa, gente que para congraciarse conmigo me dice que le gustan Deep Purple, Thefkatwigs Band, Björk o FKA twigs, pero a la hora en que reviso su TL, veo que mueren por la música de banda, el reggaeton, o se tomaron trescientas selfies en la actuación de la Sonora Santanera o Bronco en el Vive Latino…

En este sentido -quizá en este único sentido- Facebook acaba siendo más auténtico que Twitter. Pero en Facebook tampoco estoy, así que ahí no hay problema.

 

No es posible socializar con la hipocresía. O si es posible, pero a mí no me va.

 

tormentasMientras me curo la tristeza y el desconsuelo de la desilusión twittera, me hallarán diariamente por aquí, en estos soliloquios en medio de la nada. Pero aquí, la nada estará en mi entorno, no en el desengaño de mi corazón por el desfile de hippies mal pasados, millennials y hipsters que odian la palabra compromiso.

Al final, sé que quizá mi amor por Twitter me venza y acabe yo volviendo. Tomaré nota e iré marcando en la pared los días que faltan para que se pase el mes. No vaya a ser que caiga en la nada definitiva.

 

 

 

 

 

 

  1. reb
    marzo 22, 2017 en 2:48 am

    Me encontré hoy con la triste noticia de que dejas tu tuiter y pues si tienes razón en decir que hay que comprometerse, pienso lo mismo hay que comprometerse con lo que uno quiere, con lo que uno ama, por eso mismo pido recapacites sobre esta decisión ya que es una forma de interactuar con tus seguidores y de que alimentes este blog con tus comentarios tan agradables

  2. marzo 22, 2017 en 4:24 am

    A mi si me entristecio un poco no verlo ya, si este mensaje es leído soy mas que una pobre twitera no soy troll ni nada de eso y solo una mujer de 28 que disfrutaba y buscaba entender sus tweet,aliviece de esas quemadas.

    • marzo 22, 2017 en 5:20 am

      Gracias. Me tomaré cada noche dos Tweepto Bismol, o tres Alka-Tweetzers, a ver si me alivio del desengaño antes del mes, jajaja. Saludos y gracias por tomarte la molestia de escribir. Buenos sueños.

  3. Gisela
    marzo 22, 2017 en 4:51 am

    Muy bien, esperemos los 30 y si por ahí se anima a volver ahí nos vemos ✌️ Saludos!!

    • marzo 22, 2017 en 5:22 am

      Muchas gracias, Gisela. Se hará lo que se pueda. Y mientras, por aquí nos leemos diariamente. Saludos y Buenas Noches.

  4. luzrv24
    marzo 22, 2017 en 7:09 am

    Enterarme de esto, es como usted dice: “la hora más triste del día”. Es difícil saber que ya no podremos disfrutar de sus grandiosos tweets (al menos por el momento), sin duda mis momentos en esa red social serán más aburridos sin usted. Afortunadamente aún podemos leerlo por este medio y como alguna vez le dije los que somos sus verdaderos fans y que de verdad disfrutamos y apreciamos tanto su trabajo como su talento no nos avergonzamos de ello.
    Por otra parte, quiero comentarle que ya no pude ver la serie de tweets en la que intento encadenarme. Así que (excúseme si insisto) pero le vuelvo a ofrecer una disculpa por haberle pedido una copia gratuita de su libro, nunca fue mi disgustarlo.
    Saludos maestro.

    • marzo 22, 2017 en 2:33 pm

      Gracias por tu seguimiento, apoyo y comentarios. Es un gusto comenzar a hallar por acá a muchos que me seguían en Twitter. De ninguna manera me molestó lo que sugeriste. Simplemente traté de explicarte que tanto los socios de la disquera como de la editorial me llaman la atención, me regañan (aunque no lo creas) y se oponen firmemente a que tanto yo como ellos regalemos ejemplares. Me dicen que ése es nuestro medio de ganarnos la vida y que si acaso un doctor regala consultas o un ingeniero planos de construcción? Dicen que el profesional regala otras cosas, no su trabajo. Te soy sincero: Me parece razonable su posición. Cuando cada libro o CD acaban de salir ellos destinan ejemplares para los medios y me dan también algunos “de cortesía”. Puedes creerme si te digo que cuando llega el momento de las liquidaciones de regalías me encuentro con que descontaron de las mismas el precio de los que me dieron de “obsequio”? Ja ja ja! De ese tamaño. De modo que espero que comprendas de lo que se trata. Te pregunté -y te pregunto ahora- cuándo es tu cumpleaños? Quizá consiga regalarte algo aunque no un CD ni un libro míos. Si el interés es serio, te sugiero que cheques todas mis obras que están publicadas (amazon) o en editorialalaminos.weebly.com , y una vez que hayas decidido cuál(es) libro(s) te interesa(n), te sugiero no comprarlos por ahí, sino escribir directamente a y preguntarles cuánto cuestan con envío incluido pero diciéndoles lo más importante: que los quieres autografiado(s) y dedicado(s) por mí, ahí ellos los mandan a mi oficina antes de mandártelos a ti para que yo los dedique de manera especial. A varias de las personas que los compran les gusta eso y a mí, en lo particular, en el caso tuyo me encantaría poder dedicártelo(s). Saludos y lo mejor para ti.

      • Luz Ramirez
        marzo 23, 2017 en 8:42 am

        Igualmente me parece razonable y justa su posición. Tiene razón en la vida nadie debe ir regalando su trabajo, mucho menos cuando conlleva horas de esfuerzo, desgaste físico y emocional, entre otras cosas. A propósito, gracias por tomarse el tiempo para explicarme todo esto ya que desconocía totalmente la manera en que se manejaban esos negocios.
        Respondiendo a su pregunta mi cumpleaños es el 16 de abril, le comento que no es necesario que me regale usted nada puesto que no quiero causarle molestias. Y claro que el interés por sus obras es serio, por lo cual hare lo que me dice para ponerme en contacto con ellos pues para mí sería una gran satisfacción tener alguna o varias de sus obras autografiadas y si es con dedicatoria que mayor dicha. De verdad se lo agradezco enormemente.
        Un abrazo y lo mejor para usted también.

  5. Estrella
    marzo 22, 2017 en 7:39 am

    Pedrada!!! Que tristeza, espero vuelvas pronto ya sea FB o Twitter, que estes muy bien

  6. javo
    marzo 22, 2017 en 8:26 pm

    yo soy seguidor tu blog, me gusta la manera en que redactas y como nos compartes tus experiencias .
    es una manera de poder estar en contacto contigo a través de tus relatos , por cierto que a mi me paso exactamente lo mismo con el twitter, del facebook igual me aburri un dia.
    pero en lo personal a mi me da gusto leer por este blogs tus comentarios tu manera de ver las cosas
    un saludo enorme y pues por aquí estamos en contacto.

    • marzo 23, 2017 en 12:25 am

      Gracias, javo. Es bueno identificarse con las personas y compartir experiencias, como tú, por ejemplo, que me comentas lo que a ti también te ocurrió. Gracias por escribir y por aquí nos estaremos leyendo. Quién sabe y a lo mejor creamos otra red social, más sincera y honesta, donde todos seamos como realmente somos y no andemos queriendo dar otra impresión, o escondiéndonos detrás de un avatar de huevo, comic o famoso, para soltar nuestras agresiones, comentarios e inseguridades. Saludos

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: