Archive

Posts Tagged ‘Andalucía’

EL PAÍS DE LAS VACAS

Charola festivalNo importa qué tan atractivas sean las banquetas, amplias, niveladas, los mexicanos prefieren andar por el arrollo (en este caso, indistinto, arroyo): por el centro de las calles y avenidas. Somos un país de vacas. Hasta creo que si se dejase a un grupo de vacas elegir su citadino sendero rumbo a casa, habría más probabilidades de que escogieren subirse a la banqueta y caminar por ahí.

Como los bueyes. Así, igualito.

El mexicano -y la mexicana- disfruta sobremanera andar por el centro de la calle. No le importa que la calle haya sido diseñada para los vehículos y automotores, él se baja de la banqueta y camina a sus anchas por ahí. Obstaculiza autos, motocicletas y camiones con sus bucólicos paseos; se dirige a su destino en grupos campechanos y sebosos conversando con los cuates, jalando a la familia, regodeándose en su andar burresco, siempre a media calle, lo más lejos posible de las banquetas y andadores.

vacasLas señoras (impresionante!) avanzan con sus bebés en carriolas por en medio de calles y avenidas, sin importarles el mayor peligro potencial que representa el tráfico de los autos que pasan a unos centímetros de sus inconscientes chamaquitos, a punto de barrerlos, atropellarlos. Y quién sería el culpable? El automovilista, por supuesto! Pareciera que las banquetas tienen un repelente de peatones.

vacaserrano2He andado muchos caminos, como Antonio Machado, y puedo decir sin temor a equivocarme, que en ningún otro país del mundo el peatón avanza con tanto desenfado por donde fue diseñado para que transiten los autos. En la India, quizá. Pero no, sólo en lo que se refiere a calles sin banquetas o áreas destinadas a los caminantes. Tratándose de calles amplias y avenidas, el transeúnte universal suele respetar las vías de los autos. Excepto en México.

Aquí ha llegado a ocurrirme que, de pronto, entrando a alguna calle, me siento como contemplando algún bajar de ganado de la Mesta por las cañadas de Andalucía, o en medio de un episodio de los sanfermines.

Invaden los mexicanos de tal manera las vías destinadas a los automóviles, que habría que aplicarles a ellos también el “No circula”.

vaca sueltaLa gente en México cree que reina sobre el asfalto como si se tratase de calle empedrada de Centro Histórico cerrada a la circulación.

Y lo mismo cuando se trata de carreteras. Camina el peatón por la cuneta? Por los lados? No! Camina por la carretera -como las vacas, pues-, exponiéndose a un salvaje atropello de tráiler o autobús.

Vacas…vacas… Eso son. Y ni quejarse en voz alta al pasar al lado de ellas, ni tocarles un claxon gigantesco mandado hacer ex profeso con un sonoro “Muuuuuu…!”, ni gritarles “Hijos de su vaca madre!“, porque se enojan, como si su derecho natural fuera andar por ahí.

Ah! Pero cuando se trata de sacar a cagar al perro frente a domicilio ajeno, ahí sí, las vacas se suben a la banqueta y caminan modosamente buscando jardineras. O cuando se cansan de andar y se suben a una bicicleta. Por dónde andan entonces?

Por la banqueta.

Back in the U.S.S.R., la Poni y los Menonitas.

septiembre 26, 2012 7 comentarios

Back in the U.S.S.R., la Poni y los Menonitas.

No hay nada peor que un “crítico” del Poder, que cobra del Poder, come con el Poder y alterna con el Poder. Sospechoso a no da más. Elena Poniatowska ha sido, casi siempre, una mujer inteligente, y hace mucho ya fue contestataria. Pero dejó de serlo. También, hace mucho.

No tengo nada en contra de ella. Es una mujer trabajadora que, como toda mujer actual, lucha por subsistir y salir adelante de la mejor manera. Y digo “actual”, pues Elena Poniatowska se ha mantenido joven, enérgica y luchona. Pero, de ello a que yo la llame “la Poni“, o “Elenita“, hay un largo trecho. Somos los mexicanos malinchistas ancestrales; solemos hacer arrumacos a extranjeros, caras pálidas, ojo azul, cabellera rubia, desde que los tuvimos enfrente por primera vez. Me imagino que eso es lo que ha generado el diminutivo para la escritora. Y su edad, por supuesto. Las cabecitas blancas nos atolondran el corazón y nos sacan el Pedro Infante que llevamos dentro. Yo, la respeto como persona, como mujer y profesional. Pero hace mucho que dejé de entusiasmarme con sus escritos y sus posicionamientos. La admiré, cuando mi adolescencia avivava la llama de la protesta y la consideraba yo, de izquierda. Luego, caí en la cuenta de que se movía en un área intelectual y emocional muy turbia (no por lo sucia, sino por lo indefinida) y que a pesar de sus supuestos “compromisos” y “activismos” dentro de causas “justas”, arrullaba permanentemente dentro de ella a la princesa, a la aristócrata, a la fan de los prêt-à-porter, en una lucha interna donde no siempre ganaba la izquierdista y donde, cuando lo hacía, la victoria parecía ambigua. Un poquito menos hacia la derecha que Vargas Llosa, pues.

Hoy, los ratoncitos quintomundistas aplauden su “crítica” a la televisión (Televisa). Olvidan que ser realmente contestatario, militante y comprometido con la izquierda, es mucho más que hacer acto de presencia en mítines, y declaraciones más o menos ocurrentes. El hecho mismo de sentarse en la sala de maquillaje de Televisa, arreglarse el cabello de la mejor forma, vestir algún modelo de vestido apropiado (con pañaleta y toda la cosa), y aparecer en la cápsulas “culturales” del noticiero más mentiroso, retrógrada y opresivo de nuestro país, al ladito de López Dóriga, emitiendo ella -la mayoría de las veces- juicios tibios, señalamientos enclenques y críticas romas, ambiguas y capciosas, a ciertos elementos del Poder, la descalifican completamente, ante mis ojos.

Eso y, por supuesto, pasar a cobrar su cheque semanal a Televisa.

————–0——————

Ni hablar. Así somos los mexicanos: idealistas, soñadores, ingenuos y melodramáticos. Creemos en la buena fe de los “defensores del pueblo” capitalistas y burgueses, y si se muere alguien de cáncer,  ya lo queremos elevar a la categoría de prócer nacional. Que lo quieran hacer así sus cómplices y asociados, vale. Pero el pueblo…

————–0——————

Back in the U.S.S.R.  fue canción, y buena, de los Beatles. Buen inicio de su White Album. En mi adolescencia me prendía yo con el ruido del avión del inicio, y con el ritmo machacón de la batería de Ringo. Por los cambios políticos de nuestra historia actual, ya no es posible regresar a la ” U.S.S.R.” (URSS), eso se acabó. Pero sí es posible, a sus antiguas repúblicas y territorios integrantes, y países satélites. Eso es lo que pretende hacer un grupo de menonitas de Chihuahua, que se cansaron de la violencia, la inseguridad, y la corrupción y los engaños de los gobiernos de la entidad.

Mal debe estar un país cuando ni siquiera es capaz de retener a sus inmigrantes. Visité las comarcas menonitas de Chihuahua hace unos años y quedé sorprendido, como muchos, con su organización, capacidad de trabajo, disciplina, orden y hospitalidad. Dentro de lo que pude ver, influencia magnífica para la zona, enriquecida por sus capitales y, dentro de ellos, el mayor: su fuerza de trabajo. Los menonitas no han sido para Chihuahua y otras regiones norteñas, únicamente unos güeros en overoles, vende quesos. Han representado una colonización exitosa, floreciente y progresista. Hoy, un grupo de ellos, ha decidido volver a la tierra de algunos de sus ancestros. Ya han ido incluso a visitar regiones posibles de aterrizaje allá, en Tartaristán, en su muy particular “back in the U.S.S.R.“. Se llevarán su orden, su capacidad de trabajo y su dinero. Chihuahua quedará más triste aun de lo que ya se ve.

Si bien es cierto que hay regresos por nostalgia, especialmente en la gente mayor que decide volver a los terruños que la vieron crecer, hay otros, motivados por el sentido común y el desasosiego. Me imagino que el de los menonitas será por esto último. A pesar del desencanto, mal no les habrá de ir, el emigrante posee cualidades de supervivencia que otros no conocemos, y llegarán a donde quizá dejaron su corazón hace mucho, mucho tiempo. Yo por ejemplo, si pudiera, volvería a España, donde quedó mi amor; más bien, el recuerdo de mi amor. Y al hacerlo, estaría realizando lo que seguramente muchos mexicanos piensan hacer en estos momentos: Buscar horizontes más justos y seguros. Pero me falta dinero. Tal vez vendiendo muchos quesos -éstos, de Oaxaca- consiga pagarme el boleto de ida, por lo menos en buque. Si no, ya de plano, ofrecerles una mochada a los menonitas para que me dejen de camino, allá, por Andalucía.

—————–0———————

———CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, en iTunes y demás tiendas de música digital. En Formato Físico No.Cat.705105457956 , en Jewel Case Transparente de Doble Charola, con Booklet de 16 Páginas a todo color, conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-:
CD 1
CD 2
(Portada )

Contraportada del CD Doble

También en Formato Físico con Entrega a Domicilio:

 

 

PARA USA y el resto del Mundo con Credit Card:  http://Kunaki.com/MSales.asp?PublisherId=133144

Para USA con Paypal: http://Kunaki.com/MSales.asp?PublisherId=133144&PP=1

PARA MÉXICO con Tarjeta de Crédito, Paypal o Efectivo: Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

EL DÍA QUE SE ME PERDIÓ UNA ALBÓNDIGA (o… mi comida en el Pujol)

EL DÍA QUE SE ME PERDIÓ UNA ALBÓNDIGA  (o… mi comida en el Pujol)

Oiga usted, como decía aquél talentoso y personalísimo locutor y cronista (Paco Malgesto), no es que yo sea sólo amante del taco y las carnitas estilo Michoacán -en eso de la comida mexicana les puedo hablar desde churunguitos hasta verdaderos y auténticos tamales veracruzanos de frijol negro-, ni que no haya yo viajado -es de todos sabido que lo he hecho, y mucho, por variadas latitudes del mundo, aunque no siempre en compañías femeninas de reputación intachable- ni conocido diversas gastronomías étnicas y otras cosmopolitas; de hecho, si algunos recuerdos buenos y bellos tengo en la vida, junto a aquéllos de paisajes, música y mujeres, son los de deliciosas comidas saboreadas no sólo en restaurantes, posadas y bares en calles y caminos recónditos de Lombardía, Emilia-Romaña, Toscana, Umbría, Venecia, Calabria, Basilicata, Pays de Loire, Provence, París, Bourgogne, Galicia, Euzkadi, Cataluña, Ávila, Segovia y Andalucía -entre otros-, sino en sitios más cercanos, céntricos y reconocidos como Chez Panisse Café, o el Depósito de los hermanos Sancimino, en San Francisco, y Raoul’s, Le Bernardine, el Daniel, el Babbo, y The Palm, en Nueva York. Entre otros.

O sea que, al hablar del que está considerado uno de los mejores restaurantes de México (Pujol , en Petrarca 254, Polanco, Ciudad de México) ), no me guía lo chabacano, ni me motiva la inexperiencia, ni me mueve la ignorancia. Debo decir que, a pesar de las expectativas que levantan los reconocimientos que su sitio web ostenta, y las mismas ínfulas de grandísimo chef que en sus programas de televisión su dueño (Enrique Olvera) se da, a mí -simplemente- no me gustó. Y digo eso como resumen, pues aunque nadie podría negar  la presencia en su comida de sabores diferentes -algunos, hasta sabrosos- y de tratamientos gastronómicos fuera de lo común en el grueso restaurantero de nuestro país, el balance final es que hay demasiado bla bla bla y demasiado snobismo pretencioso en el intento de catalogar tanto a su chef principal, cuanto al mismo restaurante Pujol, dentro de la categoría de los grandes de la gastronomía actual. (…Ni siquiera dentro de la mexicana).

En esto de los restaurantes se da mucho lo que en el cuento de El traje nuevo del Emperador, donde, por simples “ah!“s de admiración de los aduladores de profesión y de los bobos borregos boquiabiertos, y por los comentarios de aquéllos que pretenden dárselas de novedosos, vanguardistas y conocedores, otros se lanzan a la cargada y dan por maravilloso lo –simplemente– inexistente.

Hablo de lo que sé, de lo que vi; de lo que degusté y comí ahí. Tanto mi familia cuanto yo compartimos cada uno de los platillos, para poder tener un conocimiento más completo de la variedad de ellos. Ordenamos el Menú del día, más cuatro platillos a la carta. A la teatral aparición de unos elotitos tatemados servidos desde unas “calabazas” humeantes colocadas al centro de la mesa, acompañados de escueta flor de calabaza au naturel, rellena -allá, muy en el fondo,- de frijol…, siguieron otros tantos malabarismos -la mayoría, insípidos (en todo sentido)-, hasta llegar a la dichosa Esponja con tres leches, con helado de flaco sabor a vainilla y unas frambuesas chapuceramente vendidas como congeladas en nitrógeno, cuando no fue así. La experiencia fue sorprendente, por lo decepcionante. El problema no es sólo el snobismo de querer vender la idea de una “nueva cocina mexicana”, volviendo los ojos siempre a las técnicas catalanas y europeas, y a los emplatados típicos y tradicionales de la cocina francesa (delirios ambos, muy de Olvera, y de otros “jóvenes” chefs latinoamericanos -siempre, todos ellos, con lo que llamo El complejo del Sena-) disimulándolos con ataditos, hojas de maíz,etc., sino que en entradas como La milpa -por ejemplo-, el Dip de frijol valió –excuse my French– para pura ch…ambonada, pues, o andábamos muy mal de nuestro paladar ese día, o los frijoles negros (elemento primordialísimo de nuestra cocina) andaban entre sabor a nada, sabor a lata y sabor a… caja. Hágame usted el favor!

La Pechuga de guajolote, anunciada como acompañada por una albóndiga de plátano macho, nos brindó el momento más divertido del día. Mi hija, la menor –gourmet desde niña y adoradora del sabor del plátano macho- tuvo la honesta seriedad infantil de buscar ávidamente la “albóndiga” en el plato, y hasta se volvió para ver a mi esposa diciendo “Mamá, se les olvidó la albóndiga…” , cuando, de pronto, en una revelación microscópica, descubrió una bolita de no más de medio centímetro, dentro del puré de zanahoria blanca… y -naturalmente- soltó la carcajada. Los demás, no pudimos evitar la risa, pues si la cantidad de puré hubiese sido un poco mayor, mi hija no hubiese descubierto jamás la albondiguita. “Y además, perfumada!” -se quejó mi hija, haciéndola despectivamente a un lado de su plato-; mi esposa y yo, con dificultad, logramos partir la pequeñísima esfera para probar cada uno una mitad. Mi hija, la mayor, sugirió llevarla a algún laboratorio para realizar el corte con algún filo especializado y un tomógrafo: “Por lo menos deberían aclarar en el Menú que en realidad lo que servirán es “albondiguita“, “mini-albóndiga” o “micro-albóndiga“” -cerró el capítulo, diciendo, mi hija. (Llamarlas “esferas” o “perlas” sería más apropiado y justo para algo que pretende estar emparentado con la que seguramente será la cocina icónica por excelencia para Olvera: la de El Bulli, discípulos y seguidores.)

No podía faltar una especie de Pozole deconstruido, ácido a más no poder! Deben haber descuidado su balance de cítricos. Y ya en el terreno de los platillos de la Carta, un Lechón cocido en axiote blanco, al que los Frijoles Santaneros, con que fue guarnecido, no pudieron eliminarle su desagradable olor a choquía.

La impuntualidad para recibir al comensal, que habiendo reservado para una hora, debe esperar unos minutos afuera del restaurante, en lo que los empleados hacen quién sabe qué cosa adentro. (Para qué entonces reservar a x hora?). La teatralidad y dramatización (pues ya oyeron, jóvenes chefs, ya lo dijo Ferran Adrià: la comida debe ser todo un espectáculo), en este caso por parte del Maître y los meseros a la hora de servir coreográficamente los platos (en cada uno de ellos explicando condescendientemente a los comensales azorados -además-, de qué se tratan y qué ingredientes tienen), así como las estrategias de marketing aunadas al restaurante Pujol y servicios y negocios colaterales del mismo dueño, y a la figura de su chef en sí, harán que seguramente muchos otros snobs se sigan dejando llevar por el snobismo de otros cuantos y salgan del restaurante diciendo que fueron a un restaurante muy fino donde las raciones y el emplatado son como de la más alta y nueva cocina francesa (o de la novísima o vanguardista catalana, o de la mal llamada “molecular”, etc.), pero con detallitos curiosos muy autóctonos, al Tamal de cuitlacoche le sacuden ahí frente a ti -fíjate nomás!- una bolsa de ceniza de recado negro para coronarlo, como se hace con el queso rallado, la azúcar glass, etc., en otros platillos, y que el lugar es el non plus ultra pues hasta Anthony Bourdain –fíjate nomás!– le dio su bendición en uno de sus No Reservations, y cada  minúsculo platillo cuesta un ojo de la cara…

Yo, por más que me esfuerce, no he logrado ver el traje del emperador, y sólo puedo hablar de mi tremenda decepción por haber acudido a comer ahí pensando que el Pujol no sería tan lúdico, y se parecería bastante a la idea de los maravillosos sabores que implica su propaganda (al estilo de los maravillosos sabores de aquella cocina que obviamente es su europea inspiración), opinando humildemente -en conclusión- que el dichoso restaurante no vale, para mí, ni la quinta parte de lo que cuesta.

Bon appétit!

_ _ _ _

Para más información sobre libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade, visita:

AMAZON:

_ _ _ _

——————————-CDs de SERGIO ANDRADE :

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA

_ _ _ _

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE (Remix)

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá)

_ _ _ _

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS los CD’s,  A LA VENTA  en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify , Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

MÁS LIBROS, LETRAS, CDs, POEMAS de SERGIO ANDRADE

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE