Archivo

Posts Tagged ‘hospital’

El mundo de los enfermos “terminales”… (y la disección de una canción que los enaltece*).

El mundo de los enfermos “terminales”… (y la disección de una canción que los enaltece*).

IMG_4242Bien visto y analizado, todos somos enfermos “terminales“. Eventualmente, de una forma u otra, moriremos. Eso es seguro. La certeza de la muerte es, quizá, una de las pocas certezas de la vida. Habremos de morir, con seguridad. Y eso de “enfermos” viene a cuento por el hecho de que aunque el funcionamiento de nuestros órganos se vaya acomodando de manera

natural con el paso de los años, lo cierto es que desde que nacemos hasta el inicio de nuestra edad adulta va alcanzando su nivel óptimo y, de ahí en delante, sólo podemos considerar que se deteriora paulatinamente hasta la vejez y la muerte.

La gran diferencia entre nuestra “enfermedad terminal” y las de aquéllos que han sido diagnosticados con alguna que acabará con su vida, inevitablemente, en un plazo más o menos corto (y que han sido informados de ello) -como el cáncer pancreático, el Síndrome de Lesch-Nyhan, la fiebre hemorrágica del Ébola, muchos casos de SIDA, enfermedades del corazón o de los pulmones en estado avanzado, muchas formas de cáncer en sus etapas finales, padecimientos motoneuronales, etc.-, es que la conciencia de la muerte próxima, usualmente dentro de un plazo no mayor a seis meses, se vuelve  continua, apremiante y agobiante. En muchos casos, obsesiva.

El diagnóstico de una enfermedad terminal y la información de éste al paciente, genera, ciertamente, reacciones diferentes en cada uno de los enfermos, de acuerdo a su forma

Elisabeth Kübler-Ross y la Madre Teresa de Calcuta

Elisabeth Kübler-Ross y la Madre Teresa de Calcuta

particular de ser, a sus características emocionales y a sus propios antecedentes de vida, pero es posible generalizar y reconocer las etapas por las que el enfermo va pasando hasta llegar a aquélla llamada de “aceptación”. La psiquiatra suiza-estadounidense Elisabeth Kübler-Ross, en su libro On death and dying (1969), describió el proceso por medio del cual los enfermos terminales manejan psicológicamente su enfrentamiento con la enfermedad, y estableció cinco etapas por las cuales el individuo va pasando, desde el momento en que toma conocimiento de su situación, hasta el momento de su muerte.

Las fases o etapas que la psiquiatra Kübler-Ross identificó son: Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación.

A lo largo de mi vida he estado en contacto con varios enfermos terminales, pero la lucha de ninguno de ellos me impactó más que la de mi madre, quien pasó meses enfrentada a la certeza de su inminente muerte y comprometida con una lucha sin igual para tratar de vencerla. Nunca, a lo largo de mi existencia, había yo tomado conciencia real de lo que significa el aferrarse a la vida y pelear con uñas y dientes IMG_1931para mantenerse con ella, mientras se ve claramente, ante uno, el inevitable fin. Esa lucha, esas vivencias últimas de los enfermos terminales, me inspiraron la composición de la canción YO NO ME MORIRÉ, a la que defino como un grito de lucha, en primera persona, para tratar de imponerse, no solamente psicológicamente, sino también en el plano físico, a la muerte. De las cinco etapas mencionadas por Kübler-Ross, quise tratar en mi canción solamente las tres primeras: ello quiere decir que es una canción en la que no hay lugar ni para la Depresión, ni para la Aceptación de la incapacidad final para luchar contra esa aplastante realidad de la muerte próxima. En mi canción, el enfermo terminal internado en un hospital habla, convencida y convincentemente, casi obsesivamente -y paradójicamente, de manera muy simple-, de que NO MORIRÁ.

Es de todos sabida la importancia fundamental de la actitud y la presencia de ánimo para vencer algunas de las enfermedades que han sido diagnosticadas como “terminales“. Frecuentemente sabemos de casos de personas que adoptaron tratamientos alternativos dentro de los cuales una dieta distinta, la contemplación y la meditación, y la reevaluación de los valores y las formas de vida, consiguieron sacar al paciente del momento crítico y devolverlo a una vida normal y saludable. Es por eso que creo que el valor y la determinación para vencer a la enfermedad no sólo deben ser respetados, sino también apoyados y difundidos. El infierno de una enfermedad terminal no sólo alcanza al paciente, afecta directamente a todos sus allegados y genera muchas veces estados depresivos colectivos. Cantarle a la vida, a la lucha por conservarla, y a la victoria sobre la muerte amenazante, debería ser un compromiso y un ejercicio diario, permanente, de todos nosotros.

Vale.

(*)Notas.- Watch this video on Youtube, and find the English translation of the lyrics by clicking on the “Subtítulos” icon/Regardez cette vidéo sur YouTube, et trouvez la traduction en anglais de la lettre en cliquant sur ​​l’icône “Subtítulos“/Sehen Sie dieses Video auf Youtube, und finden Sie die Übersetzung der Texte durch Klicken auf den “Subtítulos” Symbol.

YO NO ME MORIRÉ*

(Letra* y Música  Sergio Andrade)

Yo no me moriré, se morirán las luces

de todas las ciudades de mi planeta azul

Yo no me moriré, se morirán las piernas,

los labios, las muchachas, los ojos con su luz

Yo no me moriré, se morirán las horas,

los días de la Historia y hasta la eternidad,

los campos y las playas, los pozos de petróleo,

las joyas de los zares, las tumbas de los shás,

se morirán los héroes, las páginas, las letras,

los libros de la ciencia, los himnos del honor,

la voz de los profetas, los ruidos de las olas,

los gritos de protesta, los ritos del dolor…

Yo no me moriré, se morirá la luna,

desaparecerán las estrellas del cielo,

el sabor de la aceituna, la espuma de la mar,

las aves que se van rumbo al sur en invierno,

hasta el león se ha de morir, el rabo de la “o”,

los besos que te di, la ilusión del amor,

van a desaparecer los autos en las calles

y aun los rascacielos y hasta la humanidad

y hasta este hospital en que dicen que muero

desaparecerá junto con mis recuerdos…,

mi moto y mi perro…,

pero yo no me muero, yo no me muero,

yo no me moriré…

La sombra de los gatos, el callejón del beso,

la noche en Guanajuato, la vieja Panamá,

las fotos y videos, los cines y los teatros,

los vidrios y azulejos de la Universidad,

el carnaval de Río, las calles en los muelles

y aquello en que confío también se morirá, pero…

Yo no me moriré, se morirá la luna,

desaparecerán las estrellas del cielo,

el sabor de la aceituna, la espuma de la mar,

las aves que se van rumbo al sur en invierno,

hasta el león se ha de morir, el rabo de la “o”,

los besos que te di, la ilusión del amor,

van a desaparecer los autos en las calles

y aun los rascacielos y hasta la humanidad

y hasta este hospital en que dicen que muero

desaparecerá junto con mis recuerdos…,

mi moto y mi perro…,

pero yo no me muero, yo no me muero,

yo no me moriré… yo no me moriré…

(CORO… y hasta este hospital).

ANÁLISIS DE LA CANCIÓN.- El manejo conceptual del tema de la enfermedad terminal en la canción YO NO ME MORIRÉ,  se entiende desde dos perspectivas: 1) La afirmación vehemente de que habremos de vencer a la muerte a pesar de nuestra precaria situación y de nuestra enfermedad diagnosticada como “terminal“; y 2)  La convicción de que venceremos a la muerte de cualquier forma, aun muriendo, pues nuestra muerte no será mas que el paso de un nivel existencial (la vida de esta forma, como la entendemos, en esta tierra) a otro, diferente, pero funcional y real, en el que existiremos y permaneceremos, a pesar de que ya no en contacto con los elementos de ésta nuestra realidad actual.

La canción, de esta manera, funciona doblemente, como lucha contra la muerte, y contra la idea que de ella tenemos. Toda la primera parte de la letra hace referencia a elementos de nuestra existencia que tradicionalmente han sido considerados como de larga vida, conceptos de gran longevidad y hasta en cierto modo permanentes:

Yo no me moriré, se morirán las luces

de todas las ciudades de mi planeta azul

(…)

Yo no me moriré, se morirán las horas,

los días de la Historia y hasta la eternidad,

los campos y las playas, los pozos de petróleo,

las joyas de los zares, las tumbas de los shás, 

se morirán los héroes, las páginas, las letras,

los libros de la ciencia, los himnos del honor,

la voz de los profetas, los ruidos de las olas, 

los gritos de protesta, los ritos del dolor…

 

El hecho de reconocer que cosas y presencias tan fuertes y permanentes lleguen a su fin, pero que el enfermo terminal (yo) habrá de sobrevivir, le da una fuerza mayor a la frase “…pero yo no me moriré“.

El Coro de la canción plantea la segunda perspectiva: Todas aquellas cosas que me son caras, valiosas, y que disfruto y he disfrutado -aquéllas que forman parte de mi vida personal, individual-, morirán y desaparecerán, pero yo subsistiré -ya sea porque en mi lucha contra la muerte me haga yo a la idea de que viviré largos años todavía, o porque, aunque la muerte acabe venciéndome, simplemente pasaré -como dice el refrán- a una mejor vida.  Dentro de esos elementos personales, destaco el uso implícito de los cinco sentidos (gusto, oído, vista, olfato y tacto), y variadas emociones, así como también elementos culturales, como aquéllos -caligráficos- relativos a la escritura y a las modificaciones que va sufriendo con el paso del tiempo (“…el rabo de la “o”…)

Yo no me moriré, se morirá la luna,

desaparecerán las estrellas del cielo,

el sabor de la aceituna, la espuma de la mar, 

las aves que se van rumbo al sur en invierno,

hasta el león se ha de morir, el rabo de la “o”,

los besos que te di, la ilusión del amor,

(…)

desaparecerá junto con mis recuerdos…, 

mi moto y mi perro… 

pero yo no me muero

Sobreviviré, y eso lo repito de manera obsesiva al final del Coro, casi como un mantra, convocando la fuerza para lograrlo:

 …yo no me muero, yo no me muero,

yo no me moriré… yo no me moriré…

Musicalmente, decidí escribir una canción larga que pasara por -y describiera- diferentes estados de ánimo, aquéllos por los cuales el enfermo pasa a lo largo de su enfermedad. Estos pasos por diferentes estados de ánimo están representados también por las distintas modulaciones que utilicé en la canción. La mayoría de las partes de la canción están en modo menor, para representar la parte sombría de cualquier lucha -en este caso, contra la muerte-, aquellos momentos en que vemos la sombra del enemigo avanzando, o sobre nosotros mismos.

Dos partes de la canción, muy definidas, están escritas en modo mayor (el Coro y el Final), en ambos casos para representar la fuerza, la luminosidad y la alegria de la lucha y -en el Final- de la victoria última.

Apuntes para las partes de las zampoñas y las quenas en el arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Apuntes para las partes de las zampoñas y las quenas en el arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Inicio la canción con una melodía ondulante en modo menor que refleja lo confuso de los sentimientos encontrados que se dan al momento de tomar conciencia de la enfermedad; esta melodía ondulante en Do menor -tanto en sus escalas natural, como en las melódica y armónica-, nos lleva a una sección (previa al inicio de la letra) en Mi Bemol Mayor, para pasar luego a Do menor, al momento del inicio del canto. La sección musical durante los versos del inicio puede considerarse, en realidad, modal, pues constantemente paso del acorde de Do menor al de Mi Bemol Mayor; este paso entre los dos acordes está pensado para que el acorde de Do menor coincida con la idea de la muerte, pero el de Mi Bemol Mayor coincida con ideas y conceptos asociados con energía y permanencia, con vida (luces, piernas, horas, pozos de petróleo, letras, olas…).

La modulación para entrar al Coro fue pensada expresamente para pasar de manera abrupta del acorde de Si Bemol Mayor  a la tonalidad de Do Mayor, en la cual se desarrolla toda la primera parte del mismo. El paso llevado a cabo de ese modo acentúa la elevación del ánimo. Hacia el final del Coro, conforme la voz se eleva a notas superiores y a una mayor intensidad emotiva, regresamos al modo menor (ahora en La), para llegar al punto más alto, cuando digo “…y hasta este hospital en que dicen que muero desaparecerá…”; ahí, los acordes de FaM7  y de Fa#m7/5-  generan la tensión necesaria para soportar el contenido conceptual de la letra y luego volver al acorde de Do Mayor en segunda inversión y, por medio de rápidas notas descendentes en la melodía del piano, llegar al acorde de Si Bemol menor7  y, cromáticamente, al de La menor, para entrar de nuevo a esa vecindad armónica (La menor-Do Mayor), al final del Coro.

Apuntes para varios instrumentos, del arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Apuntes para varios instrumentos, del arreglo de YO NO ME MORIRÉ

Después de eso, comienza una sección instrumental de carácter épico, pero a la vez nostálgico (en La menor), en la cual el piano y la guitarra española, junto con las percusiones andinas, el charango y las zampoñas, ofrecen una idea del carácter emotivo de la lucha planteada durante toda la primera parte de la canción. El Solo de guitarra española, que sigue a esta parte, está escrito de manera esencialmente cromática, sobre el fondo diatónico del acompañamiento.

Sigue una segunda parte instrumental, íntima (a la manera de los momentos de calma que los enfermos terminales viven en ocasiones), en que el piano queda solo, tocando fiorituras en un fragmento modal, el cual va creciendo, agregando el pandero, hasta desembocar en una sección rítmica, percusiva, de octavas en la mano derecha del piano, que se combinan con el bombo legüero, ejecutado principalmente en el aro, para mezclar su timbre -madera- con el de las teclas agudas del piano. De ahí, la canción vuelve a los acordes del Coro en Do Mayor, pero sin la letra, únicamente con los instrumentos acompañando a una melodía -ondulante primero y luego ascendente- en la quena, hasta llegar a un Do sobre agudo, para resolver con los mismos acordes de tensión (FaM7 y Fa#m7/5-), al Coro, de nuevo, pero esta vez, con letra.

En esta última ocasión, para dejar claro el concepto de la letra y la idea de la lucha contra la muerte, y el espacio en que específicamente se desarrolla la misma, el Coro no llega hasta el final, sino únicamente hasta las palabras “…hasta este hospital“; a partir de ahí vuelve el tema instrumental épico en La menor, repetido, climático, para acabar la canción en un acorde (único en toda la pieza) de La Mayor.

_______

VIDEO DE LA CANCIÓN “YO NO ME MORIRÉ” (L. y M. Sergio Andrade)

______

OTROS VIDEOS DE CANCIONES DE SERGIO ANDRADE

______

CD’s de SERGIO ANDRADE

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA
_ _ _ _

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN   

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

 – SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS los CD’s,  A LA VENTA  en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify , Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

_ _ _

SERGIO ANDRADE en TWITTER

_ _ _ _

Libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade:

AMAZON

_ _ _

OTROS  LIBROS, LETRAS, CDs  y POEMAS de SERGIO ANDRADE

_ _ _ _

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE

Categorías:Uncategorized Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

LAS TRAMPAS DE LA MEMORIA (Por qué olvido cuando quiero recordar…?)

LAS TRAMPAS DE LA MEMORIA (Por qué olvido cuando quiero recordar…?)

Dicen los entendidos que la psicología del ser humano se desempeña, de manera consciente, en una décima parte, y de manera subconsciente en las otras nueve. De ser así, significa que el reino de nuestras razones, pasiones, miedos, fobias, anelos y esperanzas, viene a ser -prácticamente- subconsciente.

Dado que esa otra realidad de nuestra psique permanece por debajo del umbral de la conciencia, o de aquello de que nos damos cuenta (si es que nos damos) de manera clara, evidente y racional, se entiende que nuestro verdadero mundo de razones y motivaciones quede, la mayoría de las veces, oculto para nosotros mismos. Suele ocurrir, incluso, que nuestro amigos o nuestros familiares nos hagan caer en la cuenta, en ocasiones, de p0r qué hicimos esto o aquello, o por qué razón no deseamos tal o cual cosa.

Uno de los libros más extraordinarios sobre las diferentes maneras en que el subconsciente logra abrirse paso a través de las represiones y trabas que normalmente le imponemos  (que en gran medida nos fueron impuestas por nuestros padres y educadores desde la infancia), y llegar hasta la superficie con fuerza suficiente como para provocar movimientos, reacciones, gestos y expresiones verbales inesperadas -para sorpresa nuestra y de los que nos rodean-, es: “Psicopatología de la vida cotidiana”, de Sigmund Freud.

Los errores en la escritura, los actos fallidos, los lapsus, las acciones redirigidas e incluso los accidentes, encuentran, a través de la teoría de Freud, explicaciones evidentes y claras para aquéllos abiertos a entender cosas como -por ejemplo-, el que una mujer aparentemente  muy enamorada de su pareja, se tropiece al aproximarse a ella con la finalidad de servirle su plato favorito, y acabe derramándole encima el filete con papas, la coleslaw y el gravy. Por supuesto que no todos los ejemplos resultarán tan simplificados cuanto éste, pero es una forma de dejar en claro por dónde va la cosa.

Y en esta entrada, la explicación de estos asuntos viene a cuento el día de hoy, pues me escribió una seguidora lectora de mi blog preguntándome por qué había yo dejado de escribir sobre comidas y recetas. Aunque por mensaje privado le contesté que “por ninguna razón en especial”, me quedé con la inquietud y reflexioné ampliamente sobre la posible razón. Luego de algún tiempo, comprendí que la grave enfermedad que aqueja a mi madre desde hace meses era la razón evidente para haber yo bloqueado en mis intereses y temas de escritura, el asunto de las recetas y la comida.

Tanto mi abuelita Chonita -q.e.p.d.- (la mamá de mi mamá), cuanto mi mamá, fueron siempre personas que adoraban comer… y comer bien. Las dos, magníficas cocineras -como solían ser, en general las mujeres del sureste-, y las dos, preparadoras de recetas deliciosas. Comprendí que no sólo no había yo escrito sobre comidas y recetas, sino que tampoco había yo guisado en mi casa ni preparado recetas especiales, con la misma frecuencia con que solía hacerlo: Evitaba yo –

Mi mamá solía hacer, con frecuencia, este sándwich helado, cuando yo era niño.

subconscientemente- el contacto con la comida y las recetas para no desencadenar en mí recuerdos sobre mi abuela, ya fallecida, ni sobre mi madre, de cuya muerte he vivido temeroso durante todo lo que va de este año.

Pero el descubrimiento de las razones ocultas y de los procesos profundos de la mente, nos trae, en veces, la posibilidad del reconocimiento de los mismos y la sugerencia de cómo lidiar con ellos. Hoy, cerca del mediodía, decidí ir a la cocina y preparar una comida en forma para la familia, y la preparé, pensando en todo momento en cómo la cocinarían mi madre y mi abuela, y hasta las recordé como cuando las dos, muy contentas, guisaban en nuestra humilde cocina de la casa en Coatzacoalcos, hace muchos años, e incluso llegué por momentos a sentir su cercanía y su presencia en ese homenaje a su recuerdo y a la vida que yo mismo provoqué al entrar hoy a  mi cocina, para cocinar en forma, una vez más.

Alegría

Alegría y lágrimas en el alma, hoy, al preparar una “quiche lorraine”, con amor, para los seres queridos…

Mañana estaré saliendo rumbo a Veracruz, otra vez, para visitar a mi madre y permanecer con ella algunos días en el hospital, y otros, visitándola mientras permanezco en la misma ciudad a la que ella fue llevada desde hace meses. Llevaré conmigo, en algún recipiente hermético para su buena conservación, unas porciones de los platillos que cociné, para mostrárselas, orgulloso, y decirle que, gracias a ella, aprendí yo a cocinar cosas sabrosas. La vida fluye, y sé que, lamentablemente, ella me escuchará con dificultad, me entenderá con dificultad y, quizá,  no pueda ni siquiera comer de lo que yo le llevo. Pero la magia del momento de unir el pasado con el presente, y de agradecerle que a su paso por la vida me haya enseñado tantas cosas y me haya tratado de guiar de la mejor manera, aparecerán en ese momento, vivos, en el cuarto del hospital, entre ella y yo, y será una forma de ganarle -aunque sea unos minutos, unas emociones, y un festejo de vida-, a la implacable muerte.

Mi madre: Justina Sánchez Márquez, toda una artista del saber vivir. Y el amor, en su lucha por retener la vida que se va….

Agradezco a la seguidora de mi blog su pregunta. Acabo por entender, apenas a estos años numerosos de mi edad, las razones para comer, y bailar, y festejar, paralelamente a los procesos de duelo por la muerte. Habremos de perder -todos- irremediablemente, la batalla contra ella. Pero somos aun más poderosos, pues nuestras semillas y retoños seguirán prolongándose, de una forma u otra, hacia y hasta la eternidad, y ahí, no habrá forma de que la muerte gane, jamás, mientras aún podamos tener un minuto entre nosotros, para festejar la vida con rabia y terquedad, y para querernos con el amor más grande y más puro, obsequiando un homenaje de vida, de amor, de lucha y compañía, a nuestros seres más queridos. Estén como estén… o donde estén.

_ _ _ _

Para más información sobre libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade, visita:

AMAZON

_ _ _ _

——————————-

CDs de SERGIO ANDRADE

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE (Remix)

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá)

_ _ _ _

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
 
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Contiene los Temas:
 
 
CARO
CUBA
 
 
 
 
 
_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify, Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS,  a la venta en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify, Google Play  y demás tiendas digitales.

 
Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

MÁS LIBROS, LETRAS, CDs, POEMAS de SERGIO ANDRADE

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE

NOTA IMPORTANTE: Las fotografías de esta entrada -aquéllas que están relacionadas directamente con el autor de la entrada del blog (Sergio Andrade, sus familiares, su ciudad de origen y platillos) pertenecen al Archivo Personal del autor del blog, poseen (c) copyright, y están debidamente registradas en INDAUTOR y otras dependencias e instituciones correspondientes, por lo que está expresamente prohibida su reproducción por cualquier medio, sin la autorización previa por escrito del Sr. Sergio Andrade)

PENSAMIENTOS SOBRE LA AGONÍA Y LOS SUEÑOS DE MI MADRE, LOS RECUERDOS DEL HOMBRE Y LA VIDA QUE SE VA…

PENSAMIENTOS SOBRE LA AGONÍA Y LOS SUEÑOS DE MI MADRE, LOS RECUERDOS DEL HOMBRE, Y LA VIDA QUE SE VA…

Al final, no tenemos más que sentimientos y emociones. Recuerdos. Momentos que se nos quedan en lo más hondo de las profundidades de nuestro ser, y nos marcan la vida a la manera de capítulos  de un libro. En esencia, no captamos la vida como una secuencia continua de momentos vividos, sino como una serie, reducida, de momentos vívidos. Mucha razón tienen los que dicen que más importantes que todos aquellos momentos en que hemos respirado a lo largo de nuestra vida, son aquéllos en que nos hemos quedado sin aliento.  Una sorpresa, un pasmo, la gigantesca emoción del amor estrenado, la experiencia estética, mística, filosófica, religiosa, que nos cortan el habla y la respiración.

La memoria acaba por ser, más que una función del cerebro, un atributo del corazón. Recordamos con nuestras emociones, no con el intelecto. Las pasiones nos marcan. Y en ello, demostramos capacidades mayores que las de otros animales de la creación. No sé si mi perrita (Mia) guarde un fiel recuerdo del momento en que la alejaron de su mamá para llevarla a la tienda de mascotas; si recuerde la amistad de algún otro cachorro con el que haya convivido ahí; si al irse quedando dormida vaya soñando con el hueso del T-bone que devoró hace días… Aunque habría que considerar también a elefantes y delfines, esa minuciosidad y complacencia, ese regodeo en los recuerdos, me parecen, más, atributos estrictamente humanos.

Pero también es un hecho que más que el cumpleaños en el que aquella niña que nos gustaba de la primaria visitó por primera vez nuestra casa para vernos romper la piñata en forma de enorme barco de casco lleno de dulces y regalos…, más que el mágico momento del primer beso de nuestro primer amor…, más que la noche de nuestra graduación convertida en celebración de baile en vez de festejo por un título…, lo que más arraigado se queda en nuestra memoria, aquellos recuerdos que más nos marcan, son los de penas, fracasos, traiciones, rupturas, infelicidades, carencias, ausencias… y muerte. En nuestro caminar por este sendero de ilusiones y espejismos al que llamamos vida, más que los rótulos en que escribimos “Aquí estuve“, “Fulano de Tal llegó hasta aquí en tal fecha“, o el corazón grabado en la raspada corteza de un árbol con “Fulano y Sutanita se aman“, adquieren fundamental importancia  aquellos momentos  en que nos vimos obligados a dejar el camino principal planeado, para tomar una desviación; en que nos enfrentamos a un vasto océano que se nos figuró imposible de cruzar; en que nos despeñamos por el borde de un imprevisto precipicio…

Y aun más: pareciera que Dios -en un detalle retorcido de ironía- haya planeado darnos junto al que parece ser el mejor raciocinio del mundo animal, la mayor capacidad -también- de prever, suponer, imaginar, presentir, y atormentarnos, por adelantado, con las posibilidades negativas del porvenir. Sufrimos doble y triplemente por momentos que, a veces, nunca llegan. Tememos el daño que jamás aparecerá. Morimos anticipadamente, y muchas veces, con el ser querido acostado agonizante en su lecho mortuorio, al que imaginamos ya faltante, con las terribles consecuencias de tristeza y dolor para nosotros, aun cuando todavía no se ha ido.

De modo que en nuestra frágil e insegura condición de hombres, acabamos viviendo entre las tristezas que recordamos y aquéllas que alcanzamos a vislumbrar en el porvenir. Habríale quedado mejor a Descartes decir: “Recuerdo, luego existo“, ó …”Temo, luego existo“. Y entre los temores substanciales, ninguno como aquél, el temor a la muerte. Para muchos de nosotros, más a la de los seres queridos, que a la propia.

Ante la compasión condescendiente de yoguis, filósofos zen y orientalistas para los que existen la vida en el más allá, la reencarnación, la metempsicosis, la transmigración de las almas, y para quienes las percepciones de felicidad e infelicidad deberían poderse reducir a los estados pálidos e incoloros  de ausencia de necesidades del Nirvana, no me queda más que expresar – y aceptar- mi rudimentario y primitivo desánimo por la evidente proximidad de la inevitable muerte de mi ser querido. Cuando veo los ojos grandes, muy abiertos -como asustados-, de mi madre, fijos en las paredes y los techos blancos de su cuarto de hospital, en  una especie de espanto suyo por el inminente enfrentamiento con los desconocidos valles de la muerte, no hallo filosofía, ni ciencia, ni arte, ni religión que me consuelen, y me gana la desesperanza y me derrumbo, deprimido, pensando, llorando por dentro, convencido de que esta vida no es más que un puente entre las tristezas que recordamos, y aquéllas que nos alcanzarán próximamente. Ésa, quizás, sea la muestra más patente de la frágil condición humana, y debiera ser, también, para todos los soberbios, vanos y poderosos, la raíz de la más elemental humildad.

En sus pocos momentos actuales de lucidez, mi madre repite, en su lecho, que quiere que se la lleve al mar, que quiere volver a ver el mar. Yo quisiera, de pronto, en un momento de desesperación, desobedecer las advertencias y consejos de prudencia de los médicos, tomarla en brazos y escapar con ella en mi motor-home hasta las aves y las olas de la costa más cercana. Sentarla con cuidado y plantarme allí, a su lado, estoico, sonriente, conteniendo las lágrimas, confiado. Quién sabe: tal vez la sal del mar opere el milagro, quizá se compruebe una vez más aquello de que ninguna pena queda en el corazón de quien contempla el mar…, o -por lo menos, que ya sería bastante- se lleve con ella el mejor de su más ansiados recuerdos, para que la acompañe, en el solitario silencio de la eternidad.

_ _ _ _

_ _ _ _

Para más información sobre libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade, visita:

AMAZON

_ _ _ _

——————————-

CDs de SERGIO ANDRADE

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE (Remix)

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá)

_ _ _ _

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA
_ _ _ _

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify, Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS,  a la venta en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify, Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

MÁS LIBROS, LETRAS, CDs, POEMAS de SERGIO ANDRADE

TWITTER

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE

 

LAS PARADOJAS DE LAS VACACIONES DE SEMANA SANTA (en MÉXICO) y otras locuras…

LAS PARADOJAS DE LAS VACACIONES DE  SEMANA SANTA (en MÉXICO) y otras locuras…

"Trailer Park" en Antón Lizardo; Veracruz

Continuando con este viaje de dolor familiar en que hay que poner buena cara para que los hijos no perciban  el tamaño de la angustia por el posible cercano fallecimiento del ser más querido -a los hijos no deberíamos cargarles los pesos de la muerte-, entremos en detalles de verdadera locura. México es uno de los países con mayor biodiversidad y con innumerables encantos naturales, arquitectónicos y culturales, playas, desiertos, selvas, planicies y montañas. Un país así -diría usted- habría de ser puntal en el turismo internacional; algo así, como España, Francia y anexas.

Pues no. Resulta que nuestros gobiernos -tradicionalmente priistas y ha poco panistas-, y especialmente sus psicotrópicas Secretarías de Turismo, se han encargado de mantenernos en la mediocridad de explotación y servicios turísticos, manteniéndonos en un muy triste lugar  del ranking mundial, donde los extranjeros que vienen siguen siendo pocos y, en su mayoría, depauperados y patanes. La culpa es nuestra, ni siquiera podemos darle un buen servicio al turismo nacional.

Tome usted, por ejemplo, el caso de playa Chachalacas, en el Estado de Veracruz. En otros países, al sentir la creciente afluencia de visitantes, renvierten lo ganado en años anteriores, mejoran la infraestructura y esperan y reciben a los visitantes de nuevos años con una base de mayores ofertas, prestaciones, recursos y servicios. Aquí -una consecuencia más de la pobreza económica y mental de nuestra nación- lo único que quiere el prestador de servicios turísticos es gastarse el dinero que sacó durante el último período vacacional…, y que se siga pudriendo el turismo que venga. Falta de señalización, de buenas vías para acceso a los lugares; poco voltaje en las instalaciones de electricidad y luz (los transformadores, si hay, se botan a cada rato por la cantidad de gente que llega); poco personal para atender a los viajantes (consecuencias: servicio tardado, gritos y empujones, platos, tenedores y vasos mal lavados…).

"Querreque..."

Pero el turista mexicano -hambriento y sin puntos de referencia- tiene gran parte de la culpa, pues acepta todo el maltrato con la cabeza agachada, como cuando llegaron los españoles, y no se queja formalmente ni boicotea los lugares en que lo agreden cobrándole por servicios que valen para pura ma…la suerte. Corrijo: En realidad no es culpa del pobre viajante mexicano el no quejarse. Él vive tan ansioso de tomarse unos miserables días de descanso de su miserable trabajo (si

UN CAMARÓN DENTRO DE LA MOTOR-HOME.(La falta de costumbre, al de Coatzacoalcos se le olvidó cómo quema el sol de Veracruz...)

es que tiene) con su miserable sueldo (producto de la deprimidísima situación económica provocada por las administraciones anteriores y empeorada por el actual gobierno), que, para él, cualquier jumento mal nacido y enclenque, es caballo árabe, de raza.

Ahí tenía usted a los turistas, en Chachalacas, en lo que debía haber sido un momento vacacional a la altura de su pago y sus expectativas, sufriendo la aglomeración, las incomodidades, los baños de la zona del camping y de restaurantes, sucios, al extremo de la marranez más plena,y con pedazos de tela colgando de mecates a manera de páneles divisorios entre las tazas de cagada… y otras linduras. Que por propiedad me callo.

En el puerto de Veracruz, y Mocambo, en la laguna de Mandinga -lugares excelsos por otras circunstancias-, en general, el mismo problema: Mala comida, pocos empleados, mucha suciedad, tardanza en los servicios y -si no fuera por la gente sonriente deseosa de reír tan sólo porque la pelota botó más alto-, un infierno. Paradójicamente,  en períodos en que la infraestructura turística debería brillar más, brilla por su ausencia. México lindo y querido, si muero lejos de ti…! (Pero -han de decir los optimistas-, en estos tiempos de violencia indiscriminada, el simple hecho de poder regresar vivo y coleando a casita y no morir entre los disparos de un enfrentamiento -como el de hace unos días en el Puerto de Veracruz, que dejó diez muertos-, ya es ganancia. Ah!, pues eso sí, ni hablar. Hay de penas a penas…). Así que dirán -como siempre- que no es para tanto. Y la carreta alegórica de paja seguirá avanzando por los siglos de los siglos…

El problema, siempre lo diré, sigue y seguirá siendo Pedro Infante. Y Televisa, promotora incansable de la perpetuación de las estructuras de sometimiento, enajenación e idiotización de los pobres, y vocera permanente de los intereses de la clase poderosa (Que la Familia se mantenga unida, …pues es mucho más fácil venderles Sabritas y Telenovelas a todos sentados estúpidamente en la sala de una casa…). Y exhibidora ad aeternum de las películas del de Guamúchil. Mientras no nos quitemos -arrancándonoslas con rabia- del alma esas tres películas malsanas (Nosotros los pobres, Ustedes los ricos y Pepe, El Toro), seguiremos mal entendiendo el orgullo, agachando la cabeza en cosas que sí importan, sin reclamar a voz en cuello, creyendo que poverty is good, que lo importante es estar unidos y en familia (aquí está su pobre casa, le echaremos más agua a los frijoles), mantenernos vírgenes, rezarle mucho a la Virgen Mayor y tratar de ser siempre, SIEMPRE… pobres, pero honrados. Y a mucha honra! Ah! y -por supuesto- gritar bien fuerte (sic): “Ay -ja- jay- ja- jay!, sírvanme las otras, y que viva México, cabrones, jijos del máiz!“.

Pero eso sí, la última y nos vamos. “Chava” Flores, letrista gigantesco y muy talentoso compositor dio en el clavo de nuestra patética idiosincrasia muchas veces. Aquí, ya no nos resta más que recordar aquel chiste en que San Pedro, después de ver todas las maravillas naturales que Dios había colocado entre los ríos que algún día se llamarían Bravo y Suchiate, preguntó a Nuestro Señor: “Pero cómo?! -amado Omnipotente-, cómo vas a colocar en esa parte del mundo tanta belleza y tanta riqueza, qué dirán los habitantes de otras latitudes? Van a sentirse muy mal por la injusticia!“; Dios, el Todopoderoso, le respondió con sonrisa maliciosa: “Ni te apures, nomás espérate tantito; ahí mismo voy a poner a los mexicanos, y con eso, va a estar todo compensado!“.

Dios -ni duda cabe- ES SABIO!

Al final del día, el regreso al Hospital. A fin de cuentas, esta vida se reduce a una alternancia entre los muertos y los vivos.

Hasta mañana.

LOS CUBOS CILÍNDRICOS y otras PARADOJAS de la VIDA MODERNA (…o por qué me sentí Sylvester Stallone)

LOS CUBOS CILÍNDRICOS y otras PARADOJAS de la VIDA MODERNA (…o por qué me sentí Sylvester Stallone)

El mundo moderno, la vida moderna, me hacen sentir muchas veces como si yo fuera Sylvester Stallone en aquella infame película (Demolition Man), en que tanto él como Wesley Snipes -bueno, sus personajes- eran descongelados, “revividos”, después de mucho tiempo para enfrentarse a las realidades apabullantes de un mundo que, simplemente, no era el suyo. Los años que pasé viajando, alejado de México, y aquéllos otros, en prisión, me dejaron indefenso ante ciertas realidades de nuestro país, a las que me vine a enfrentar luego de algún tiempo. Si bien es cierto que traté de aprovechar muy bien el tiempo que viví encerrado (aprendí dos idiomas más, ejercité mi memoria -pues no soy de aquéllos a los que les guste ejercitar sus músculos-, leí mucho y escribí más, etc.), también lo es que perdí contacto con realidades que ahora me sobrecogen. Las olvidé.

Por ejemplo: Olvidé lo “transa” que puede ser el mexicano; corrijo: Que “suele” ser… Hace un par de días, en otra visita al Hospital para ver a mi madre, y dado que nos encontrábamos mi familia y yo en terreno desconocido -en Jalapa, Veracruz (ya, ya, ya, bueno, hombres ilustres jalapeños, ja ja ja, como los chiles, no se me ofendan pues, escribiré el nombre de la ciudad con “X”, ya que para ustedes es tan importante…)-, en Xalapa, Veracruz, tuvimos que contratar un

El Parque de los Lagos, en Xalapa

taxi, por hora. Ahí, un bandido jalapeño, con cara pretendidamente cordial de yo no fui y sonrisa a la que debí haberle encontrado lo diabólico desde un principio, nos dijo que la hora de servicio de taxi salía en $150.00 pesos. Olvidé que era Semana Santa, que mi familia y yo andábamos con un tipo de turistas que ya no lo aguantábamos, que traíamos todos una “P” en la frente (por aquello de Peregrinos, claro), y -principalmente- que al que es “transa” y ratero, le crecen alas – contraviniendo a aquel dicho de que Dios no se las da a los alacranes- en temporadas vacacionales.

En esas temporadas, el mexicano canijo y desgraciado, roba bolsos, bolsillos, bolsas, pañales de bebé y hasta leche Nido, si el turista se distrae; y si es proveedor de “servicios”, como del transporte, se deja caer cobrando el doble de lo que cuesta la hora normal en taxi, cuando cobrada por un xalapeño honesto y decente como el que nos tocó al día siguiente, que nos cobró $80.00 pesos.

Aquí, habrán ustedes de decir, que Andrade no fue a la escuela o que no cursó bien sus años de Aritmética, pues -dirán- $150.00 pesos no es el doble de $80.00 pesos; pero me importará un bledo pues acabo de comprender que no estoy capacitado para vivir en este mundo actual de los mexicanos. A mí, por ejemplo, me enseñaron -dentro de los cánones más estrictos de la Geometría Euclidiana-, que una línea recta… es recta; que un triángulo tiene tres lados, el cuadrado, cuatro, y el pentágono… cinco (como el edificio gringo de Defensa que por eso se llama así); y me enseñaron también que un cubo es un cubo (como los de hielo, que así nos decían a los chamaquitos los maestros de Coatzacoalcos cuando querían enseñarnos esa forma geométrica), y una esfera, una esfera, y un cilindro… un cilindro. Pasé una terrible noche, anoche, devanándome el entendimiento y los sesos, tratando de entender ( perdón, por esto, a todos los geómetras euclidianos, ustedes saben en qué sentido diré lo que sigue) cómo es posible comprender lo que vine a leer como slogan en un negocio de hielo de la zona de Veracruz, pues tanto en sus camiones como en sus casetas expendedoras, el hielo Los Súper Pingüinos, escribe con orgullo y ostentación: “La transparencia del hielo en los cubos cilíndricos (sic) es sinónimo de higiene“.

De modo que me desvelé haciendo varios dibujos en veinticuatro hojas de papel, y luego intenté diseñar fórmulas que escaparon a mi capacidad. Hoy, más tarde, llamaré a la empresa que los fabrica para ver si me puede surtir alguna bolsa, que pueda yo abrir para sacar los hielos y admirar, y comprender, la mágica forma que los veracruzanos, paisanos míos, consiguieron crear.

Pero las paradojas de este mundo moderno mexicano son muchas. En este mismo viaje, mi hija -la mayor- quiso darme una demostración palpable y objetiva de las maravillas del GPS. Yo, heredero de una época en que se orientaba uno por el sol, las estrellas, las brújulas, y preguntaba uno a caminantes y camioneros para dar con una dirección, o abría uno un mapa o la Guía Roji para dar con la misma, veo con escepticismo y diversión, a los jóvenes que, con teléfono inteligente en mano (smart phone para los bilingües estudiantes de Berlitz o de Inglés sin Barreras), iPads,iPhones, etc., mirando la pantallita de esos aparatos, sin volver siquiera la cabeza para reconocer su entorno, exclaman con una expresión que ni Cristóbal Colón cuando vio la tierra soñada: “Aquí estamos…!“, y señalan con el dedo el punto que dice dónde  están. Yo me carcajeo y le digo a mi hija: “No, estamos aquí!”, y hago que deje de ver la pantallita y hago que vea el sitio, la calle, la zona en la que estamos, los nombres de los cruces y avenidas y toda esa maravillosa realidad del mundo físico que nos rodea, pues ella -como muchos jóvenes- van sustituyendo cada vez más el mundo latente, vivo, por ése otro mundo de “latencia”, virtual.

Hasta eso, el dichoso aparatito me demostró una calidad insuperable. Allí íbamos, en la motorhome, mi hija, feliz de demostrarme que el mundo moderno tecnológico-informático-virtualístico-suprapostmodérnico es una maravilla, que me deje yo de blandengueces tipo qué bien me oriento por las noches

Entrada a uno de los poquísimos Trailer Parks de la República Mexicana, éste, bello de por sí, frente al mar de Veracruz

observando la Estrella Polar o la Cruz del Sur, diciendo ella en unos metros más vas a encontrar el Hotel Paraíso Radisson, faltan ocho kilómetros para que veas un letrero que dice Mandinga, tres minutos exactamente para llegar a la Calle de Tiburón esquina con Tortuga donde verás hasta una mosca en el lomo de una vaca que estará a punto de cruzar..., así, me iba diciendo todo, todo lo que aparecería a mi paso, todo lo que aparecía en su mapa electrónico, en el cual -según ella- yo mismo con nuestra motorhome iba en forma de bolita avanzando por calles y avenidas y hasta tomando las curvas con movimientos suaves; bueno, hasta se daba el lujo de decirme dentro de cien metros tienes que cargarte a la izquierda y meterte por ese carril no te vayas a meter a la derecha, y sonreía y extendía sus piernas en el asiento de atrás y yo por el espejo retrovisor veía en sus ojos la victoria de las nuevas generaciones sobre las viejas (generaciones).

Pero algo dentro de mí (por otra parte reconocedor de la utilidad de esos aparejos), sentía que no podía ser verdad tanta belleza, como dijera uno de los Argensola, y que nuestro mundo mexicano, nacional, aun auxiliado por aparatos del primer mundo, no podía funcionar tan bien. Y dicho y hecho: al momento en que mi hija, emocionadísima, dijo, ya papá, papá, frena, dentro de un metro estaremos ya en el lugar (que era la dirección de un trailer park anunciado en Internet), yo frené y vi que no había ni trailer, ni park, ni rótulos, ni nada; llamé a un muchacho que jugaba futbol en la distancia, y le pregunté por el trailer park; con el acento típico jarocho me respondió: “no, puej… sí teníamoj aquí uno, que tenía hajta suj coneiciones de agua, luj y todo así muy mono puej, pero ya lo quitaron,… ya va pa’ unoj tres añoj que no está aquí...”.

Volví mi cabeza, vi la cara de desconcierto de mi hija, sonreí aun más triunfal y le dije: Ves? Tu GPS no funciona bien aquí, en México. Ja ja ja…Vamos a tener que preguntarle a alguien…Welcome to the reality!

((Continuará))

_ _ _

——————————-

—————-

———-YA A LA VENTA! Las novelas PEATÓN / Editorial Alaminos 2011  y  MALALIENTO / Editorial Alaminos / 2011 , de Sergio Andrade

PEATÓN , LA LOCA Y DIVERTIDA HISTORIA DE HUMOR NEGRO SOBRE LAS PERIPECIAS Y PARADOJAS DE LOS CAVERNÍCOLAS DEL SIGLO XXI EN LATINOAMÉRICA .

Portada de "PEATÓN"", nueva novela de Sergio Andrade, a la venta ya en formato físico y digital


Portada de “PEATÓN””, nueva novela de Sergio Andrade, a la venta ya en formato físico y digital

                                  

MALALIENTOLA NOVELA QUE EXPLICA POR QUÉ ESTAMOS COMO ESTAMOS Y NOS DEJA MUY EN CLARO POR QUIÉN NO DEBEMOS VOTAR EN EL 2012 !

Portada de la novela MALALIENTO (Primera Parte), de Sergio Andrade

 

-Información y venta -formato físico (libro) y digital (e-book) en:  amazon.com  /  kindle.com  / sergioandradeonline.com / o click en las imágenes de las Portadas-:

 

…….. 

——————————-

CDs de SERGIO ANDRADE

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE (Remix)

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá) NUEVA VERSIÓN Y ARREGLO

_ _ _ _

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA
_ _ _ _

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS los CD’s,  A LA VENTA  en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify , Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

MÁS LIBROS, LETRAS, CDs, POEMAS de SERGIO ANDRADE

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE

 

REFLEXIONES SOBRE MI MADRE, LA SOLEDAD, EL OCIO Y LA MUERTE.

REFLEXIONES SOBRE MI MADRE, LA SOLEDAD, EL OCIO Y LA MUERTE.

Justina Sánchez Márquez: QUISIERA decirte cada día cuánto te quiero, y hacerte cada día, como hoy, un HOMENAJE

Yo no sé si los espíritus solitarios, libres, independientes, tengan alguna ventaja a la hora de la vejez avanzada y puedan ingeniárselas mejor con el manejo de las situaciones que inevitablemente se presentan cuando se llega a viejo, muy viejo, y se permanece al lado de familiares  mucho más jóvenes, que lo atienden a uno ya por costumbre, ya por compromiso moral, ya por solidaridad… o por amor.

Tampoco sé si en el ámbito de las relaciones personales se atraigan aquéllos que son más similares, o resulte al revés: Que los opuestos se atraigan. Digo todo esto pues la vida me ha enfrentado actualmente a la triste y terrible situación en que uno de mis seres más queridos -mi madre- se encuentra sufriendo una larga enfermedad, y en las que seguramente habrán de ser sus últimas semanas de vida.

En muchas ocasiones, a lo largo de nuestras existencias, ella y yo chocamos en nuestras opiniones, criterios y formas de entender la vida. Ahora, con el paso de los años, entiendo que esos choques, paradójicamente, eran producto de cuánto nos parecíamos, qué tan similares somos y cómo abordamos  la lucha por la susbsistencia y la sobrevivencia, con energías y armas intelectuales y emocionales prácticamente iguales . Verla en su cama de hospital, superando las infecciones, la ruptura de su fémur, los dos infartos silentes que ha tenido en el último par de meses, luchando por aprehender la claridad de juicio y los recuerdos que ya con demasiada frecuencia se le niegan -al grado de que en ocasiones no nos logra reconocer-, a sus ochenta y ocho años, en un esfuerzo denodado por no morir aún y por aguantar un día más…, me parte el alma.

No porque considere triste la lucha existencial por aferrarse a la vida -por el contrario, la admiro más que a nada-, sino porque estoy consciente de que eventual y próximamente, y contra todos nuestros esfuerzos y deseos, ella habrá de perder esa lucha. Como, eventualmente, todo ser humano. Y también, me duele el alma, pues recuerdo su entereza, su gran orgullo, su entusiasmo y su vitalidad de otras épocas, sus mimos y arrumacos, sus palabras en tono tierno, casi infantil, para dirigirse a nosotros, sus hijos, aun cuando fuésemos ya gandules. Recuerdo su emoción y su entusiasmo al oírme tocar el piano, su melodiosa y afinada voz cuando se animaba a cantar conmigo acompañándola, su orgullo “de madre cuerva” -como ella decía- cuando incansablemente, aun hasta hace poco meses, repetía -como suelen repetir las abuelas y bisabuelas ancianas, sin darse cuenta de estarla repitiendo muchas veces- la misma historia, aquélla en que sonriendo, ufana, les decía a sus  amistades y a cualquiera que llegara a su casa, que Sergio (yo) desde chiquito, desde que tenía tres o cuatro años, tomaba los cubiertos de la mesa y comenzaba a golpear con ellos ollas, vasos, platos y otros cubiertos, e inclusive el borde de la mesa de madera, dando con ello todo un concierto de percusiones, organizado, continuo, como si fuera baterista o persona grande, y mostraba con ello el gran talento musical y lo que habría de llega a ser en la vida, pues era obvio y notorio que había nacido para ser músico, con cualquier objeto HACÍA MÚSICA!; y al decir esto último se volvía para verme y siempre, siempre sonreía animada.

La última vez que recuerdo haberla oído contar esa anécdota, estaba ella en su casa de la Ciudad de México, con la enfermera de planta que hacía la veces de  su dama de compañía, mi madre ya permanentemente en silla de ruedas y con una desmejoría física y de salud evidente que hizo que a pesar de que yo sonreí, como siempre lo hacía al escucharla contar la historia, salí ese día de su casa para llorar desconsoladamente desde que subí a mi auto y durante todo el camino a casa, recordando sus arrugas ya tristes, sus huesos frágiles y su cuerpo disminuido, como si habitara en uno que no le correspondiera; como si dentro de su piel manchada y ablandada por la décadas ella, sin querer, se estuviera reduciendo al mínimo…

Las fotos que nos hacen llorar…La vida que se va…(de izq. a der.: mi mamá, yo, mi hermano, mi papá -q.e.p.d.-)

En alguna ocasión he dicho que el secreto real de la vida es encontrar el modo más distraído de gastarla, en lo que llega la muerte. Algunos se aplican al trabajo de manera obsesiva; otros, se empeñan en obras humanas, o de solidaridad, o de caridad para sus congéneres, incluso para los animales, para el medio ambiente; otros más se  sumergen en mundos de sueños, excesos y olvidos, ya alcohólicos, ya químicos, alucinantes, psicomoduladores; y para todos, la claridad de la importancia de la ocupación psicológica y emocional en algo que nos impida pensar demasiado en los momentos en que los seres queridos que nos hacen falta ya no estarán, o nosotros ya no estaremos para los seres queridos a los que hacemos falta, queda evidente en cómo nos esforzamos por llenar los momentos de ocio.

Hace un par de días , luego de haber enfrentado una vez más la realidad de que mi madre me durará poco, al tratar de distraerme comiendo, leyendo y preparando alguna receta, el intenso amor que le profeso a ella me jugó una pasada que, cuando la reconocí, me pegó muy hondo y la tomé por mala, pero al final acabé considerando que era buena pues me había permitido sonreír de buena gana y recordar a mi madre como si estuviese ella ahí, presente conmigo, divertida, joven una vez más, y yo, como siempre, a pesar de los años, el eterno niño ante sus ojos, haciendo música con  los objetos que estaban enfrente de mí sobre la mesa y que iba yo descubriendo como absolutamente musicales -justamente como lo hacía de niño-, y organizándolos para hacer ritmos, melodías, música con ellos.

La historia está en los tres videos que aparecen a continuación. Hasta que no los vi con calma, dos días después de que me los grabaron, no caí en la cuenta de que al estar en todo momento pensando en mi madre, preocupado por su precario estado, acordándome de ella, de los episodios de nuestra vida, y consternado por el inevitable cercano final, quise, de manera inconsciente, reproducir algo de lo que a ella le gustaba ver en mí, de ese mi amor por la música que la enorgullecía, y que conseguía sacarle, hasta hace poco, cuando lo recordaba, la más bonita de sus sonrisas.

Es probable que ella no pueda volverme a ver haciendo esos “dengues”, esos “desfiguros” , y también es probable que aunque yo se los muestre, grabados, no logre reconocerme en las imágenes. Debo entender que son las trampas inevitables de la vida en las que todos, más tarde o más temprano, habremos de caer. Pero ello no quita, nada de eso, que este cariño y este amor tan grandes que le tengo, consigan llevarle, con el viento, con las nubes, con los ruidos de los caminantes y trabajadores mañaneros que quizá alcance a oír desde su cuarto de hospital -también tal vez sin reconocerlos-, este homenaje desesperado que le hago, éste, mi mensaje más grande de hijo agradecido, reconocedor de que, a su modo, ella hizo lo mejor que pudo para sacar a sus hijos adelante, cuidar de mi abuela, ser gentil con sus amigas y lidiar con esos otros amores tan grandes que sintió por mi abuelo, por mi padre, con todo y sus conflictos inherentes; y el que ella acabe, también quizá dentro de poco, por faltarme definitivamente, no quita, ni quitará, para nada, que yo, al verme haciendo hoy música como cuando la hacía, con los platos y las cucharas, de pequeño, allá en nuestra casa de Coatzacoalcos, la vea también a ella, la sienta, hoy, sonriendo, siempre viva, orgullosa, junto a mí, como lo que siempre será, hasta el día de mi propia muerte: la más vivala mejor madre del mundo.

_ _ _ _

Para más información sobre libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade, visita:

AMAZON

_ _ _ _

——VIDEOS DE SERGIO ANDRADE

CANCIÓN ABUELA   L. y M. Sergio Andrade

CANCIÓN PARA MAMÁ (Quisiera) L.y M. Sergio Andrade

_________

——————————-

CDs de SERGIO ANDRADE

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE (Remix)

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá)

_ _ _ _

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA

————

CDs de SERGIO ANDRADE

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _
TODOS,  a la venta en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify, Google Play  y demás tiendas digitales.
Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

MÁS LIBROS, LETRAS, CDs, POEMAS de SERGIO ANDRADE

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE

Más detalles de textos, canciones, temas y libros de Sergio Andrade, en:

                                    http://sergioandradeonline.com

CANAL DE VIDEOS

TWITTER

AMAZON

 iTunes