Archivo

Posts Tagged ‘krispy-kreme’

El Homo Smartphonensis mató al Homo Sapiens

sergioLuego de los videos, dejé mi mente vagar por mi querida España, pero hay tantos recuerdos de ella… en ella… por ella… que serán tema de un libro. Salí a dar una vuelta y a comprarme algo. Los recuerdos y tristezas piden a gritos donas Krispy Kreme, malteadas de Cold krispy kremeStone -ya de perdida, en este rancho: de Johnny Rockets– y alguna paleta de cookies & cream.

 

Voy en mi van cargando, como el Pípila, la piedra de mi desconsuelo; las balas realistas me impactan cada vez que me acuerdo de ella. Maldita piruja desgraciada feminazi emmawatsonaellenpageana quintomundista. Estaciono la van para serenarme un poco. A mi lado, un automóvil familiar, papi, mami, hija mayor, hijo menor, todos con su smartphone texteándole a ellen pagequién sabe quién. Se me ocurre pensar que a lo mejor se están mensajeando entre ellos -idea gastada de película de Sundance. Las expresiones descoordinadas me aseguran que el interlocutor de cada uno de ellos no está dentro de su auto. Pero esos cuatro seres, aislados en sus peripecias digitales, en su submundo de redes sociales, me disparan las reflexiones. La opresión moderna capitalista no es absolutista ni se presenta bajo la forma de una media opresora monopolista, como en los tiempos en que Televisa se las arreglaba para que las televisiones se encendieran en el Canal 2 y dominaba el 98% de los ratings. La enajenación actual, más opresiva y esclavizante que nunca, se presenta en la engañosa forma de medios “democráticos“. Hasta yo, ayudante de mecánico de Ecatepec en combi, tengo acceso a mi Facebook, cabrones.

scarlett johansson

Hay tanta información, tanta noticia, tanta película, tanta serie bombardeando el cerebro del homo smartphonensis, que el nuevo primate -gracias a Jobs, Nuestro Señor-no puede hacer lo único que sería peligroso para el sistema en esta época: pensar por sí mismo. No hay momento de silencio acústico o informativo, de soledad digital, de aislamiento informático. No hay forma de analizar ya, ni de criticar. El poder “crítico” del homo smartphonensis se desgasta reseñando Ghost in the Shell, calificando el nuevo CD
de Kanye West, o emitiendo sus juicios sobre Andrés Manuel López Obrador en Twitter, y hasta eso, la mayoría de las veces sólo replica lo que le adelantaron los nuevos gurús youtubers. El hombre, sin conciencia. La sociedad, sin familia: padre y madre en sus mundos opuestos; hijos, por su cuenta, mandando sus fotografías, desnudos, al ligue en turno.

 

El cinismo se impone, el bueno. Diógenes de Sinope se las traía. Esta sociedad ya sólo Diogenesadmite delitos y cinismo, espejismos y sexo. Acabará por desmembrarse todo? Quién sabe. La historia nos ha enseñado que a cada nuevo problema lo corrigen nuevos hallazgos y descubrimientos. Ese matrimonio de soledades compartidas, de infidelidades paralelas, de esposo y esposa flirteando cada quién por su cuenta en redes sociales, quizá no acabe por divorciarse. Tal vez la tecnología termine por hacer que al señor y a la señora Pérez les sea más tolerable el yugo del matrimonio y resistan hasta conseguir llegar, juntos, whatsappeando necedades, hasta sus bodas de oro.

Arranco la van. Parto hacia la noche conversando con mi GPS, mi adorada Gran Puta Sabatina.

______________

Estas fueron las Ganadoras del Concurso, y otros temas anodinos…

Estas fueron las Ganadoras del Concurso, y otros temas anodinos…

Qué sería del mundo sin la masa? Esta es una de las líneas de uno de mis poemas preferidos. Apareció en mi primer libro de poemas (REVELACIONES / Editorial PLANETA / 2002); y digo que es uno de mis poemas preferidos, dentro de aquéllos que he escrito, pues la forma en que conseguí expresar la importancia que las personas “mediocres” e “insignificantes” tienen para el desarrollo de los procesos históricos, fue no sólo poética, sino clara y convincente. (Me referí en ese poema a “la masa”, el pueblo, las multitudes, el hombre común…, no a la masa para las tortillas-obvio-).Éste, por supuesto, es uno de los temas insustanciales a ser tratados en la entrada del día de hoy, pero viene muy a cuento pues, de la misma forma en que las personas incoloras se convierten en el verdadero material de peso de que está hecha la Historia, así, nuestra vida diaria y nuestras conversaciones cotidianas se fundamentan sólidamente gracias a las estupideces banales que solemos comentar con vecinos, amigos, novias, amantes, esposas, esposos e hijos.

Si mientras vamos en el Metro con un cuate, o nos sentamos en el salón del peluquero (bueno, en el nuestro, pues el peluquero trabaja parado), o compartimos una dona de Krispy-Kreme con la secretaria del cubículo de al lado, o vamos de paseo con esposa e hijos…, tuviésemos que largarnos a leccionar sobre el concepto de Imperativo Categórico de Kant, la estructura del fenoma humano, el significado de algunas páginas del ULISES, de Joyce, o el uso muy particular de alguno de los modos gregorianos en los primeros trabajos del jazzista Dave Brubeck…, sí -reconozco- tal vez la humanidad avanzaría a pasos agigantados, pero como seres de carne y hueso, animales imperfectos a la búsqueda del ocio -incluso mental- que somos, estaríamos lucidos. Y perdidos.

De manera que para no tener que gastar nuestras quincenas en sesiones con los caros terapeutas, resulta mucho más cómodo, accesible, y hasta a veces inofensivo, comentar con nuestros congéneres sobre quién será el próximo entrenador de la Selección de Fútbol, de qué se trató el capítulo del Viernes de la Telenovela de las 8, cuáles son las verdaderas limitaciones operativas del iPhone 4, o qué nuevo pensamiento filosófico, literario y existencial comentaron Thalía y Adal Ramones en sus tweets del Domingo de Ramos. Ahí sí, en todos esos niveles de superficialidad e insignificancia , en esas profundidades mínimas, podemos nadar sin miedo a perecer ahogados. Y es por ello que comento hoy aquí  que ya salió el libro del menudo (en todos los sentidos) gay Ricky Martin, y ya en una Universidad americana estudian formalmente el fenómeno de Lady Gaga, y hay incompetentes mentales y alimentadoras de la estulticia nacional que se atreven a dárselas de analistas y conocedoras declarando que Lucero no está lista para la política ni para la Gubernatura del Estado de México…!

Podríamos llenar entradas completas de este blog con nimiedades de calaña similar, y todo para que nuestros queridos lectores puedan sentarse a comer en el Vips sus enchiladas de plástico de mole verde con crema de plástico y queso manchego Nochebuena de plástico, con sus cuates, hoy en la noche, sin pena ninguna, pues van a estar bien informados sobre los temas dignos de ser tratados en tertulias de tal índole, pero el tiempo se nos acaba y sólo nos queda para comentar una bobada más: Recibí siete poemas a manera de Calaveritas para el concurso que aquí propusimos en la entrada anterior. Cuatro de ellas fueron dedicadas por sus autores a mi persona (no sé si agradecerles el detalle o es que ya me quieran ver muerto). La ganadora fue enviada por Ariel Hernández Vega, desde Córdoba, Veracruz. Incluyo también otra que me pareció muy buen aunque no pudo entrar a concurso pues su despistado autor la mandó a Facebook en vez de a este sitio.                                                                                                                                                                                                                                                        El ganador se hizo acreedor también a una foto de Maribel Guardia -bien maquillada- y a una suscripción de por vida a este blog.

Calavera de SERGIO ANDRADE (por cortesía de Lulich Chooligan)

CALAVERITA GANADORA

(Autor:ARIEL HERNÁNDEZ VEGA)

Calavera a Sergio Andrade

La muerte, que a todo alcanza

todo lo acaba y derrumba

hoy descansa en esta tumba
el que se pasó de lanza.
Murió aquél que en otros días
por todo el mundo hizo viajes
llevando por equipaje
muchachas que lo seguían.
Metido en este panteón
duerme el sueño de los justos
cerca de él ya hay sólo un busto
no, como antes, un millón.
Tras años de tanto esfuerzo
tanta mujer disponible
tanta lucha y tanto afán
llevó una vida imposible:
cocinaba hasta su flan
y, solo, comía su almuerzo……
él, el reinventor de “el clan”
sin amores, sin afán
murió escribiendo estos versos.

CALAVERITA con Mención Honorífica (del Despiste de a dónde hay que enviar el material)

Autor:Jesús Voldhemort

A Sergio Andrade

Tocando el piano de cola

se encontraba el Señor Andrade,
pero pronto detuvo su rola
al verse víctima de un ultraje.

No me lleves calaquita
-respondió con inquietud,
que no tengo aún la cripta
mucho menos mi ataúd.

Espera un poco, paciente,
toma asiento mientras cocino
supongo que llevas buen diente,
iré por la sal y el y comino.

No seas listo, quédate ay’
llevo prisa ¿no estás viendo?
ni con pollo ni con pay…
que ya el tiempo estoy mordiendo.

Fue así que se lo llevó,
está injusta calavera
ni “Su grupo” ni su Blog
ni la Sopa de lentejas.

 

Sí que pasa el tiempo pronto
y ya nada es lo que era,
así reza su epitafio
con su cristo de madera.

Ambos poetas han sido invitados también al próximo evento de la  entrega de premios de la Revista TVyPoemas.

Hasta nuestro próxima reunión de simplezas….SALUD!

NOTA.- Para más detalles, canciones (letras,etc.), CD’s, temas, libros y productos de Sergio Andrade, visita:

                         http://sergioandradeonline.com