Archivo

Posts Tagged ‘mexicanos’

EL PAÍS DE LAS VACAS

Charola festivalNo importa qué tan atractivas sean las banquetas, amplias, niveladas, los mexicanos prefieren andar por el arrollo (en este caso, indistinto, arroyo): por el centro de las calles y avenidas. Somos un país de vacas. Hasta creo que si se dejase a un grupo de vacas elegir su citadino sendero rumbo a casa, habría más probabilidades de que escogieren subirse a la banqueta y caminar por ahí.

Como los bueyes. Así, igualito.

El mexicano -y la mexicana- disfruta sobremanera andar por el centro de la calle. No le importa que la calle haya sido diseñada para los vehículos y automotores, él se baja de la banqueta y camina a sus anchas por ahí. Obstaculiza autos, motocicletas y camiones con sus bucólicos paseos; se dirige a su destino en grupos campechanos y sebosos conversando con los cuates, jalando a la familia, regodeándose en su andar burresco, siempre a media calle, lo más lejos posible de las banquetas y andadores.

vacasLas señoras (impresionante!) avanzan con sus bebés en carriolas por en medio de calles y avenidas, sin importarles el mayor peligro potencial que representa el tráfico de los autos que pasan a unos centímetros de sus inconscientes chamaquitos, a punto de barrerlos, atropellarlos. Y quién sería el culpable? El automovilista, por supuesto! Pareciera que las banquetas tienen un repelente de peatones.

vacaserrano2He andado muchos caminos, como Antonio Machado, y puedo decir sin temor a equivocarme, que en ningún otro país del mundo el peatón avanza con tanto desenfado por donde fue diseñado para que transiten los autos. En la India, quizá. Pero no, sólo en lo que se refiere a calles sin banquetas o áreas destinadas a los caminantes. Tratándose de calles amplias y avenidas, el transeúnte universal suele respetar las vías de los autos. Excepto en México.

Aquí ha llegado a ocurrirme que, de pronto, entrando a alguna calle, me siento como contemplando algún bajar de ganado de la Mesta por las cañadas de Andalucía, o en medio de un episodio de los sanfermines.

Invaden los mexicanos de tal manera las vías destinadas a los automóviles, que habría que aplicarles a ellos también el “No circula”.

vaca sueltaLa gente en México cree que reina sobre el asfalto como si se tratase de calle empedrada de Centro Histórico cerrada a la circulación.

Y lo mismo cuando se trata de carreteras. Camina el peatón por la cuneta? Por los lados? No! Camina por la carretera -como las vacas, pues-, exponiéndose a un salvaje atropello de tráiler o autobús.

Vacas…vacas… Eso son. Y ni quejarse en voz alta al pasar al lado de ellas, ni tocarles un claxon gigantesco mandado hacer ex profeso con un sonoro “Muuuuuu…!”, ni gritarles “Hijos de su vaca madre!“, porque se enojan, como si su derecho natural fuera andar por ahí.

Ah! Pero cuando se trata de sacar a cagar al perro frente a domicilio ajeno, ahí sí, las vacas se suben a la banqueta y caminan modosamente buscando jardineras. O cuando se cansan de andar y se suben a una bicicleta. Por dónde andan entonces?

Por la banqueta.

Heil,Brewer!…nazis en Arizona?

Heil,Brewer!…nazis en Arizona? Pero también en este caso: ESTO NO SE QUEDA ASÍ!


Andará la policía

por las calles de Arizona

con singular alegría

dejando caer cachiporras

en indios del mediodía…

Si ya en épocas más dignas

nos “decoraban” el torso

qué será ahora que rijan

con sus “patentes de corso”!


Eso de que si te miran

con pinta de mexicano

puedan colocarte un tiro

o dejarte caer la mano

sin necesidad de juicio

y sin proceso iniciado…

me suena a una de esas leyes

que ponían en Alemania

cuando nos decían de bueyes

por no nacer en Germania

y los nazis eran reyes

de Japón hasta Renania.

Quién habría de imaginar

que un gobernante zafado

los habría de superar!

Pues ahora ha resultado

que habrá de ser “ilegal”

el que ande mal arreglado

o el que empiece a caminar

con “facha de indocumentado”!


Por más que en la vida subes

un buen día te descolocan;

usted, Silver Lady Brewer,

ponga cuidado en su boca,

pues aunque se crea usté‘l Führer

hasta a los grandes les toca!

No me imaginé que, en pocos días, volvería yo a sentir un desasosiego mayúsculo y muy particular respecto a un hecho público que me produciría -como en el caso del episodio Calderón Hinojos…a-Sabina – una necesidad imperiosa de decir, como digo en mi canción favorita de mi CD: ESTO NO SE QUEDA ASÍ!

Resulta que la dama de los cabellos de plata y las arrugas más profundas que el Cañón del Colorado, la gobernadora Brewer, salió con su “Domingo Siete“, apoyando una ley que no sólo trasluce su poco amor por los morenitos del South of the border, sino que implementa las condiciones para que las fuerzas del “orden” comiencen a hacer más desorden del que suelen hacer con los inmigrantes mexicanos, centro y sudamericanos.

La ley deja en manos de la policía del estado de Arizona, criterios, análisis y actitudes  que no sólo deberían ser dominio exclusivo del poder judicial, sino que permiten dar rienda suelta a los prejuicios ya existentes desde hace siglos contra nuestra raza, y a la galopante discriminación racial de que hemos sido objeto desde que los europeos cruzaron el Atlántico para venir a aposentarse en nuestras tierras.

Es curioso cómo llegaron aquellos sujetos de allende los mares, y vinieron a maltratarnos, desconsiderarnos, expulsarnos de nuestras tierras y a limitarnos en el uso y disfrute de las mismas: desde a sioux, mojaves y apaches, hasta seris, aztecas, tarascos y mayas…(y demás).

Estas tierras, señores descendientes de ingleses, holandeses, españoles, franceses, italianos, portugueses y otros…, eran nuestras, fueron nuestras, son nuestras, y ustedes llegaron a asentar aquí sus pueblos y ciudades, llegando hasta el extremo del genocidio para conquistarlas y posesionarse de ellas; y ahora hasta resulta que dijo el sheriff del condado que todo aquél de piel prieta o aceitunada, cabello y ojos negros, deberá andarse con cuidado y con la mirada gacha hacia el piso, pues  por quítame estas pajas los deputies le pueden dar un levantón y hacer de las suyas con él (amparados ahora por la ley, que conste, pues de las suyas con él, han hecho desde siempre)!

Me duele especialmente y de manera particular todo lo que atañe a nuestra raza, especialmente en lo que respecta a los componentes indígenas de nuestra genética mestiza. Por ello hago tanta defensa de los valores indígenas, en todos los aspectos; y no como fruto de un chauvinismo absurdo, sino como consecuencia de un análisis sereno, sobrio y respetuoso de las circunstancias históricas y de los valores artísticos y culturales de nuestra raza original.  Creo, sinceramente, que suelen menospreciarse nuestra música, nuestros ritmos, nuestros sonidos, y nuestras danzas, sacrificándolos para volver los ojos hacia músicas y bailes de otras latitudes; sensibilidades, idiomas y costumbres que no son los nuestros y que, bien analizados, desmerecen ante la riqueza de esa cultura indígena que hemos ido sofocando, constriñéndola a pequeños espacios geográficos, y a danzas en los cruceros de las calles, entre el cambiar de las luces de los semáforos, y en noches de recorridos turísticos, tras Catedral.

En mi nuevo CD (CÓMO PASA EL TIEMPO…!) decidí utilizar instrumentos folklóricos sudamericanos, y prehispánicos aztecas y mesoamericanos, y estructuras melódicas armónicas y rítmicas de nuestras culturas indígenas, como un homenaje a esa cultura que deberíamos mantener viva, respetada y vigente. Por ello también el arte del CD y el librillo interior, contienen fotografías que hacen honor a nuestras profundas raíces americanas. La canción más emblemática del CD y mi favorita (ESTO NO SE QUEDA ASÍ), comienza con unos atabales, tambores y huéhuetl prehispánicos, acompañando silbatos, caracoles y chirimías, en una representación de la música prehispánica; la introducción da paso a un canon de instrumentos de viento andinos que, sobre la marcha, se transforma en un canon de voces operísticas, en representación de la culturización occidental que sufrió la música indígena;  al inicio del cuerpo principal de la canción se escucha el repique de un charango que da entrada a la canción en sí, con la letra y toda la instrumentación complementaria. La letra, simbólica, habla de la venganza, en todas sus formas y manifestaciones; un poco como esa “venganza” que queda patente para los “gringos”, en su no saber qué hacer ni cómo controlar a los millones de mexicanos y latinoamericanos que le dan un giro maravilloso a aquella frase de Monroe: América para los americanos.

En estricto sentido, ni Brewer, ni McCain, ni los hijos de los Van Hellström…, son los originales americanos.

Aunque los países dominantes, capitalistas y conquistadores, que se ostentan como regidores de la paz mundial promueven (como promueve cualquier Estado mismo, internamente) la expresión de las inconformidades de los disidentes y la solución de las diferencias resentidas por los pueblos, de manera pacífica, siempre debiendo atenerse los ciudadanos inconformes a las leyes que los mismos Estados promulgan…; y aunque filosófica y religiosamente es impecable el concepto “poner la otra mejilla…, no podemos negar que en nuestra calidad y esencia de seres humanos  imperfectos, despertamos muchas veces, o  nos vamos a dormir en muchas ocasiones, pensando en la revancha contra los enemigos, los desleales, los deshonestos y los infieles, y diciéndonos internamente y con la mayor vehemencia: ESTO NO SE QUEDA ASÍ!

Think about it, Mrs. Brewer…

El CD Doble CÓMO PASA EL TIEMPO…! (amarantoRECORDS), conteniendo 21 temas nuevos de SERGIO ANDRADE, con Arreglos, Dirección y Producción de él mismo, e interpretados por SERGIO ANDRADE y su Grupo, mismo que marca el regreso a la música del genial compositor,está ya A LA VENTA en Tiendas Mixup.

Compra y Descarga aquí la canción ESTO NO SE QUEDA ASÍ: Sergio Andrade y Su Grupo - Cómo Pasa el Tiempo..! - Esto No Se Queda Así

Más información sobre SERGIO ANDRADE y su Grupo: http://www.myspace.com/sergioandradeysugrupo