Archive

Posts Tagged ‘Miguel de Cervantes’

Cincuenta Sombras de Grey , o cómo llegó el Marqués de Sade a Madison County.

2010-10-05 09.19.51El arte siempre ha sido así. Trae a la mente de la gente cosas que las personas no se permiten pensar, o no se permiten reconocer que piensan. O, simplemente, que no se les habían ocurrido, o no tenían la entereza de aceptar ante los demás. Quizá por ello digan que la vida imita al arte.

Nuestra moderna sociedad mediática, donde la contaminación más dañina y potencialmente peligrosa es la de la información – exceso de ésta y, la mayoría, de poca calidad-, permite al ser humano saber (o creer que sabe) de todo, excepto de sí mismo. Para nadie es un secreto que el conocerse a sí mismo sea lo más importante, ya lo decía Sócrates, pero, por lo mismo, lo más peligroso, no para la persona que consigue descubrirse, entenderse, y desarrollarse con plena conciencia, sino para las estructuras de poder, para las que lo más importante será, siempre, que el público permanezca estúpido, estupidizado. Persona que no piensa, persona que no da molestias.

Hace unos meses, cometí un grave error en términos de trato social. Se acercaba el cumpleaños de una amiga y, pensando qué regalarle, recordé que había yolibrogrey escuchado sobre el grandísimo éxito de Cincuenta Sombras de Grey (“Fifty Shades of Grey”) de E.L. James. Lo único que había alcanzado yo a saber sobre el libro, por lecturas rápidas a notas en Internet que no despertaron mayor curiosidad en mí, fue que hablaba sobre una muchacha que tiene una relación con un millonario, y que la novela estaba teniendo un éxito arrollador, con millones y millones de ejemplares vendidos, especialmente entre el público femenino. Con poco tiempo para escoger el presente y comprarlo, extendí el brazo, tomé un ejemplar del libro, pagué, hice que lo envolvieran para regalo y me dirigí a la casa de mi amiga. En el camino, pensaba yo que seguramente había sido una buena elección. “Si tantos millones de mujeres lo han comprado, debe ser bueno y va a gustarle“.

Semanas después, al preguntarle si le había gustado mi regalo, si estaba leyendo el libro y qué le parecía, mi amiga, con expresión muy particular, me dijo: “Me lo regalaste precisamente por esas cosas que tanto se comentan de ti, verdad?“. No supe qué responder. Inútil fue tratar de convencerla de que no lo había leído, de que sólo lo había escogido por su fama, su éxito entre las mujeres, y porque pensé que le agradaría.  -“Pues no te creo. En algunos momentos es como estar leyendo sobre ti, como estarte viendo hace unos años…“-, eso lo dijo, ya, levantando una ceja, inclinando un poco su cabeza y con una mueca mezcla de escepticismo y complicidad. Traté de sacarle por qué lo decía exactamente. No obtuve más que indicios que apuntaban al gusto del personaje principal (Christian Grey) por prácticas sadomasoquistas.

Juré y perjuré que ésa no había sido la razón para hacerle ese obsequio, dejando en claro con mi actitud, que no pretendía ser ningún tipo de mensaje velado o invitación. “Tú me conoces -le dije-, yo soy siempre muy directo y claro, y si se tratase de algo así, lo habría dicho directamente, no con mensajitos tipo adolescente…”.

No sé si me habrá creído. El momento fue incómodo, y de vuelta a la casa, pensé que compraría el libro y lo leería. Nunca lo hice.

grey brazosAhora, no sé si vaya a ver la película. La estrenan hoy, pero tengo claro que las películas basadas en novelas dejan mucho que desear, por errores de interpretación de lo que realmente quiso decir el autor, por necesidad de matizar episodios para evitar que clasifiquen la película como sólo apta para adultos muy adultos, o por el simple hecho de que en hora y media de película resulta imposible introducir todo lo que hay en una novela, al menos, no en la forma ideada por el autor.

Pero he compensado -sobre todo los últimos días- mi falta de lectura de la obra original, con algunas lecturas más detenidas sobre la novela y sobre el fenómeno mundial en que se han convertido el libro mismo y, ahora, la película. Hoy, al estar consciente del inminente estreno, decidí escribir sobre el fenómeno. Si ya cometí el grave error de obsequiar un libro sin haberlo leído, qué más da que escriba sobre un filme que no he visto.

Lo que resulta interesante es el fenómeno de atracción mundial que ha generado. Fanáticas incondicionales. Boletos agotados en pre-venta. Culto. Y aquí volvemos al principio de la entrada. De vez en vez aparece alguna obra, en la literatura, en el cine, que trae a la conciencia de la gente situaciones que no se ven comúnmente, o que no habían sido tratadas en algún tipo de expresión artística. Con Madame Bovary, de Gustave Flaubert, sucedió así. Igualmente, con El Amante de Lady Chatterley, de D.H. Laurence, y con Lolita, de  Vladimir Nabokov, por citar algunos de los más conocidos. La novedad puede radicar en el tema, o en la forma de tratarlo; es decir, puede ser de esencia, o de grado. Y esto es aplicable a todo género. El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes, era novedoso no sólo por temática y contenido de muchos episodios, sino por la diferencia en tratar otras materias, no tan novedosas, pero manejadas en distinto grado y elpadrino bodanivel a como lo habían hecho autores previos. En el cine ocurre igual. El Padrino, de Francis Ford Coppola tuvo ese inmenso éxito, además de por su impecable manufactura, por el hecho de abrirnos una ventana a las relaciones familiares de los mafiosos. Lo mafioso no quita lo buen padre.

Y así, muchas otras que nos abren la puerta a ambientes, situaciones, prácticas no conocidas.

O conocidas por muy pocos. O no ventiladas ni hechas públicas. O conocidas, pero no admitidas. O practicadas, pero no comentadas.

La enajenación generada por el exceso de información nos deja muy poco tiempo para la introspección, para la conversación con nosotros mismos, para los monólogos interiores conscientes. De repente, se abre paso entre tanta paja, un libro, un filme, un caso, una obra de teatro, un blog, que nos trae al frente, al contacto directo de nuestra atención, algo que teníamos escondido en el cerebro, u olvidado. Algo nuevo, quizá, para nosotros, y entonces, la curiosidad nos lleva a querer conocer greysommás y más sobre el asunto; eso, que viene a ser, muchas veces, la escenificación de algo con lo que nos identificamos, y otras, la expresión de nuestras necesidades, de nuestras carencias. Cuando eso sucede referido a aquello que es para la raza humana el motor principal, y para muchos, el símbolo de lo secreto, lo prohibido: el sexo, el resultado se convierte en explosivo. No es sólo que el libro y la película, en este caso, le den a mucha gente la oportunidad de echar una mirada al interior de prácticas y costumbres particulares, es -más que eso- la posibilidad de hablar de ellas con más libertad, más amplia y libremente. Abiertamente. La posibilidad de poner sobre la mesa, incluso a la hora de la comida, situaciones entendidas tradicionalmente como prohibidas, secretas, escabrosas.

El cine triunfa -al menos comercialmente- en la medida en que nos permite identificarnos con lo que somos, o con lo que queremos ser. Con lo que nos gustaría, pues. Pretty Woman (Garry Marshall) se vuelve atractiva entre el público femenino cuando le dice a las mujeres que, no importando su pasado, no importando su profesión ni la condena social que ésta pueda generar, no importando su nivel socioeconómico ni su falta de cultura… siempre podrán encontrar un Richard Gere millonario que no sólo se enamore de ellas, sino que incluso cachetee la banqueta por su amor y sea capaz de llevarlas al altar. Sin fallo posible. Por el mismo estilo, otro mega hit cinematográfico: Reto al Destino (“An Officer and a Gentleman”, Taylor Hackford). Aun cuando trabajes en el agujero más deprimente del universo de las fábricas y maquiladoras, podrá llegar un cadete ( alférez, o más arriba incluso en la escalera militar), bien vestidito, impecablemente uniformado, de blanco impoluto, rasurado a la perfección, peinado perfecto, disciplinado, responsable y -lo más importante- enamorado de ti, romántico y cariñoso, que te saque de trabajar – y en brazos!!!!- de la opresiva y explotadora fábrica de cartones.

Ustedes pueden hacer el ejercicio de resumir la idea, y el concepto, tras  la fachada de Cincuenta Sombras de Grey, el libro y la película, en la que, por cierto, quizá el mismo Richard Gere, hace muchos años, un poco después de cuando lucía su torso en American Gigoló, habría quedado a la perfección como el galán no muy tradicional, Christian Grey.

madisonLa curiosidad desmedida, el morbo ante situaciones que o no se hablan, o se hablan en voz muy baja y sólo en momentos especiales, la búsqueda de noticias de lo prohibido, de viajes que las saquen del tedio y la monotonía de circunstancias incoloras y que les permitan a las Anastasias del mundo la proverbial iniciación, continuarán haciendo de Cincuenta Sombras de Grey un gran éxito en librerías y en marquis-de-sade-justinetaquillas de todo el mundo, independientemente del dudoso valor literario y cinematográfico de libro y filme. La curiosidad no siempre mata al gato, muchas veces lo hace ir al cine, o leer a escondidas libros y hasta cuadernillos impresos y vendidos subrepticiamente, como hacía la gente en tiempos y con los escritos de Donatien Alphonse François, Marquis de Sade, y con muchos otros. Esa curiosidad que movió a la Francesca de The Bridges of Madison County, de Robert James Waller, a dejar la responsabilidad inherente a su puesto de mujer tradicional y conservadora del campo, la monotonía de su situación, lo repetitivo de sus días, para embarcarse en cuatro días de romance extra marital con aquel fotógrafo de mundo. Quizá, si Sade hubiese escrito Los Puentes de Madison, le habría puesto un poco más de sal y pimienta, y dado un giro que moviese a Ana-Francesca  a dejar por un tiempo más largo a su familia, para embarcarse en una aventura electrizante alrededor del mundo, con paso por hoteles de lujo en Nueva York -o en París- y toda la cosa.

Yo, por mi parte, prometo no volver a regalar un libro que no haya leído previamente. Mi amiga, hacia quien en ningún momento me movió ninguna intención sexual, romántica ni amorosa, jamás me creyó, y cada que sale el tema, no deja de inclinar la cabeza y, ahora, de entrecerrar los ojos, sonreír medio divertida, medio burlona y de mirarme con una cierta intención coqueta, pícara, o qué se yo…

_______________________________

Paga con PayPal

Discos Físicos (CDs, canciones, temas) de Sergio Andrade.

Para mayores informes: amarantorecords@gmail.com Buy Now Button

>>

Libros Físicos (Libros de Poemas, Novelas y Cuentos) de Sergio Andrade.

Para mayores informes: editorialalaminos@gmail.com Buy Now Button

_______________________________

_

_____

CD’s de SERGIO ANDRADE

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

NUEVA MÚSICA LATINOAMERICANA / CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.

(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )

Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)

Contiene los Temas:
CARO
CUBA

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN   

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

 – SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS los CD’s,  A LA VENTA  en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify , Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

El terruño es… EL TERRUÑO. Pos qué caray! (Mi Coatzacoalcos querido…)

El terruño es… EL TERRUÑO. Pos qué caray! (Mi Coatzacoalcos querido…)

Desde “All my life”, con un Lennon nostalgiquísimo, hasta “Mi Buenos Aires querido”, pasando por un millón de canciones más, los compositores, poetas y novelistas, nos hemos encargado de honrar a nuestro país natal. A ese pedazo de tierra en que nacimos, o en que vivimos nuestra primera infancia. Ése que nos dejó el sabor del descubrimiento de la vida, del mundo primero que vimos, y de la sensación de pertenencia.

Carlos Gardel cantó sobradamente a los retornos al hogar, ya después de veinte años, ya en pensamiento. César Vallejo es autor de uno de los poemas más brillantes que se hayan escrito al respecto. Simplemente genial. (Aquél, el de la suprema imagen del caballo “asintiendo” que “…todo está muy bien“.)

Y la nostalgia del pueblo nuestro, aquél en que nacimos, no es privativa de escritores solemnes, que la hay también cantada por compositores más ligeros, pero no menos brillantes. El que dijo en inglés I left my heart in San Francisco…, supo -sin haberme leído- de qué hablo. José Feliciano le cantó al “…pueblo mío, que estás en la colina…”.  Podríamos seguir horas, días, años, hablando del efecto de la tierra de uno en la mente y el corazón de los artistas. En la gente. Como James Joyce con su Dublín, y Cervantes, ligado a los lugares más emblemáticos de La Mancha.

Mi Coatzacoalcos querido, el petrolero, el tropical, el ancestral que se remonta a episodios de conquistadores españoles, y cortesianos, temerosos del arribo de la esposa Marcayda, es ejemplo de vigencia, de magia, de ambivalencias poderosas. El terruño no suele ser perfecto. Pero, en nuestra memoria, no hay ciudad que lo supere. Ahí, en Coatzacoalcos, nací; ahí viví mis diez primeros años, en una época en que las calles amplias y limpias, de camellones obligados, se vaciaban a las dos de la tarde, y en las otras horas permanecían casi desérticas; ahí patiné en el parque, en épocas más que de sol; ahí soñé con mi primera trompeta, de plástico, dorada; ahí observé, treinta y seis años después, entre las nubes negras de una tarde, un fabuloso arco iris doble, que fue, a la vez, promesa, disturbio, ensoñación y lástima.

Ahí nací. Ahí se va mi corazón de tarde en tarde, a ver crepúsculos rojos llenos de pichos negros, salvajemente escandalosos; ahí duermo en ocasiones, estando lejos, y escucho aún los tambores selváticos de la lluvia apasionada sobre los techos de láminas de zinc. Ahí dejé también yo mi corazón. Ahí habré de volver.

Ahí, estando lejos de ahí, canté a sus imágenes atesoradas celosamente en mis entrañas. Canté en un poema, como supongo que todos cantamos, con palabras o no, con gemidos de añoranza, a nuestro pueblo. Aquél del que, con frecuencia pensamos, jamás debimos haber salido. No por tanto tiempo. Mi canto está aquí, y pienso será el canto de millones de pueblerinos que caminaron caminos sin regreso. Sólo habrá que cambiar algunos términos, unas calles, un par de nombres propios. El amor es el mismo.

Los que salimos del terruño para buscar nuevos horizontes, tardamos en comprender qué difícil nos será encontrarlos. Lo que buscamos quedó atrás.

Coatzacoalcos

 

I

La vieja Panamá

la Habana en Cuba

algunas calles de Santo Domingo

en la República Dominicana

una que otra subida de Valparaíso

cuatro calles de amor desvencijado

en el viejo San Juan en Puerto Rico

el barrio de La Lapa y muchos

muchos otros momentos de casas

baños de sol, entradas de edificios

y sombras y reflejos

y balcones y huecos de las tardes

más definidas y esenciales de Río

ése que responde al feroz apelativo

de “Ciudad Maravillosa”

me recuerdan mi pueblo eterno junto al río

-ese otro río que rascaron mis uñas

en los pedazos de pintura oxidada

de las casas directamente sobre el muelle

en aquella ribera triplicada

por la genial naturaleza

para darles espacios, materia prima

dimensiones

posibilidad para alabar a Dios

fervorosa y permanentemente

(en las maravillas de amor

de sus catafalcos industriales)

a sus aborígenes

y colonizadores-:

Coatzacoalcos.

II

 Una lluvia sin fin

cuando los nortes

machacando como ráfagas

de ametralladoras

las láminas de zinc

unos viejos bebiendo dominó

a un grito del mercado

las tiendas de los chinos

y los árabes

la vieja escuela

un viejo cascarón de barco

semihundido

con dos gaviotas coronándolo

seis vagones de un tren

descontinuado

la casita con ramas

con el Jesús adentro

y una peregrinación infantil

de corcholatas

en noches de diciembre

cuando la luz de velas

-entre cantos eternos-

se transmutaba en limosnas

de la gente

los verdes y azules de las casas

el mercado viejo

las voces de las tecas

la escuela

para hijos de los petroleros

el silencio sepulcral

de las tres de la tarde

la calma chicha del que tiene

tranquila su conciencia

y la subida

de la colina que en su cumbre

permite la visión –casi-

de las costas de Texas.

III

 A pesar del recuerdo rescatado

por los otros lugares que conozco

-que agradezco en el alma-,

esos tonos de savia en los colores

esa rabia fundamental

ese respeto

esa tranquilidad

hasta el mismo sabor de los ladrillos

no los he vuelto a ver

así, con profunda intención

con peso de verdad

en ningún lado

-ni en Panamá, ni en Río ni en Santiago-.

Sueño con practicar un día

la odisea mayor

de las mitologías del retorno

para volver a ir, entre pantanos

al sueño original.

Mientras,

agradezco a ese nombre

a los guardias de migración

de tantos aeropuertos

y a las complejidades

de las diferentes tierras

que me den la oportunidad de acordarme

de tanta riqueza de existencia

-cuando les deletreo lenta

cuidadosamente, con paciencia

el nombre impronunciable en otras lenguas:

“Ce” – “O” – “A” –“Te” – “Zeta”… no, no, “ZETA”…-

de todo lo que en esos instantes

de aclaraciones

va minuciosamente recordándoseme:

las farmacias de neón

con muestrarios de tarjetas postales

de colores fantásticos, inexistentes

las tiendas de abarrotes

monolíticas casi, con sus tres escalones

anchos, su mostrador de vidrios

y su papel de estraza

la culebra polícroma, gigante

en la base del Teatro al aire libre

la trompeta de plástico en la Casa-Castillo

la casa de las aguas de horchata

de semillas de melón, en la esquina del parque

en el que los domingos

la multitud enamorada daba vueltas

interminables alrededor del kiosko

para cerrar la noche, no muy tarde

comiendo chicharrón, carne de Chinameca

o en los tacos de cochinita pibil

donde el naranja, el morado, el blanco, el amarillo

barnizaban las manos y las bocas…

Y les digo a las autoridades

-satisfecho, complacido

por el recuerdo y orgulloso-

cuando acabaron de escribir en sus papeles

de ver en la computadora

y de sellar mi pasaporte

(y han hecho con certeza un comentario

sobre el nombre curioso de mi tierra)

que se está bien ahí

que es un lugar maravilloso

y a veces, si la ocasión me lo permite

y no hay gente impaciente por la espera,

les cuento un poco –incluso- de cómo era

y les cuento detalles

y les comento cosas

y les platico hasta de las serpientes

los matorrales y las cuevas…

————–

(El poema Coatzacoalcos” está incluido en el libro DE LO PERDIDO, LO QUE APAREZCA / Sergio Andrade / Selección de Poemas / Editorial LITERALIA / 2006

_ _ _ _

Para más información sobre libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade, visita:

AMAZON

_ _ _ _VÍDEOS

PUEDE MORIRSE AHORA, COMANDANTE (Poema, Letra y Música: Sergio Andrade)

——————————-

CDs de SERGIO ANDRADE

VIVIRÉ PARA AMARTE, con diez de sus más bellas canciones de amor

Portada y Link del CD VIVIRÉ PARA AMARTE de SERGIO ANDRADE

Contraportada del CD VIVIRÉ PARA AMARTE , de SERGIO ANDRADE

Contiene los Temas:

PARECE

LA MUCHACHA DEL VIOLÍN

EXTRAÑÁNDOTE

TAN JOVEN

LA HORA MÁS TRISTE DEL DÍA

DECIR SU NOMBRE

BUENO EN LA CAMA

TE VAS

 APRENDERÁS

VIVIRÉ PARA AMARTE

_ _ _ _

– A VECES EL AMOR , con diez temas de amor, de los más íntimos y profundos, del cantautor Sergio Andrade

Portada OK

(Portada del CD A VECES EL AMOR…)

Charola A veces el amor...

(Contraportada del CD A VECES EL AMOR…)

Contiene los temas:

– NI UN DOMINGO MÁS

 LA NAVIDAD ES MALA CONSEJERA

– EL CORAZÓN DEBAJO DE LA CAMA

– NO ERA MUCHO PEDIR

 SI DE POR SÍ…

 A VECES EL AMOR…

– LO MÁS TRISTE DE TODO

 VACÍO

– SE ENTIENDE

– TRATÁNDOSE DE TI

_ _ _ _

– SERGIO ANDRADE, sus Éxitos de Festival , con las canciones del cantautor que fueron premiadas en diferentes Festivales Nacionales e Internacionales, como YAMAHA, OTI, Viña del Mar, etc. Para vivir de nuevo una de las etapas más creativas de la música en Latinoamérica. Un CD DE COLECCIÓN.

Contiene los Temas:

JUGUEMOS A CANTAR

AGÜITA DE COCO (Fiesta en mi Pueblo)

SUAVEMENTE

A LA VUELTA DE LA ESQUINA

TIERNO

ESO NO SE HACE

TIEMPOS MEJORES

PARECE (Remix)

LA ÚNICA MUJER SOBRE LA TIERRA

QUISIERA (Canción para Mamá) NUEVA VERSIÓN Y ARREGLO

_ _ _ _

CD DOBLE CÓMO PASA EL TIEMPO…! de Sergio Andrade y su Grupo, No.Cat.705105457956 , conteniendo 22 canciones -9 en el Primer CD y 13 en el Segundo-. Un CD Doble de Colección con Música de Fusión y Alternativa, Centro y Sudamericana.Homenaje y recuento de nuestras tradiciones musicales más folklóricas. Espacio donde se encuentran la música andina con la música pop, rock,  jazz y clásica, occidentales.
(Portada y Contraportada del Booklet Interior)
1 y 16
(Contraportada del CD )
Charola Cómo pasa el tiempo...! (Parte II)
Contiene los Temas:
CARO
CUBA
_ _ _ _

MIS PREFERIDAS , primer disco de Sergio Andrade, de nuevo en el mercado, digitalizado y re-masterizado.

img para Portada Mis Preferidas OK

1.- No se vale

2.- No era mucho pedir

3.- Extrañándote

4.- Insurgentes

5.- Cada vez que te veo

6.- Tratándose de ti

7.- Divina

8.- Quisiera (Canción para mamá)

9.- Viviré para amarte

10.- Caro

El disco Mis Preferidas en esta versión digitalizada y remasterizada seguirá -sin duda alguna- quedando como un disco de colección y “de culto”, pues es una rara joya que nos permite viajar en el tiempo y experimentar lo más representativo de la música de los años ’80 en nuestro país.

_ _ _ _

PIANO PASSION nuevo CD Instrumental de Sergio Andrade  A la venta en iTunes y demás tiendas digitales . 

Portada(OK)

También en amazon MP3  , Spotify , Google Play, etc.

_ _ _ _

TODOS los CD’s,  A LA VENTA  en iTunes , amazon MP3  ,  Spotify , Google Play  y demás tiendas digitales.

Y en Formato Físico, con Entrega a Domicilio, de venta en:

PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

PAGO CON PAYPAL PARA USA Y EL RESTO DEL MUNDO

También en:

bandcamp

y en:


PARA MÉXICO En Formato Físico, con Álbum Coleccionable de 16 páginas a color, dedicatoria del artista y Entrega a Domicilio
:

Escribiendo a <amarantorecords@gmail.com>

o en TIENDAS MIXUP

_ _ _ _

TWITTER

_ _ _ _

Para más información sobre libros, novelas, cuentos, poemas, escritos por Sergio Andrade, visita:

MÁS LIBROS, LETRAS, CDs, POEMAS de SERGIO ANDRADE

CANAL DE YOUTUBE DE SERGIO ANDRADE