Archivo

Posts Tagged ‘teleseries’

INSTRUCCIONES PARA NO VOLVER CON TU EX

Alguna vez dije que la única regla importante a seguir con respecto a tu ex es: No volver Portada iTunes Mis Preferidas OKjamás con él. O ella. Sé que esta regla ya sacó de balance a varios de los que estén leyendo: No hallan su lugar en el mundo, los Fruit Loops no les saben a nada, les aburre incluso la tercera temporada de Breaking Bad... y hasta el hambre se les quita. Todo, porque rompieron con su novia, o novio, y quedaron como carabela de Colón sin brújula. Lo único que quieren es volver a ver a su ex y, si se puede, comérselo a besos.

Es conveniente volver con tu ex? La salud mental de una mente racional y un corazón agradecido responde, acertadamente: No. Jamás. Pero después de algunas reflexiones descubrimos que hay circunstancias y tiempos dentro de los cuales podría tener ciertoangelina y brad sentido arrastrarse un poco para volver a ser aceptado, o aceptar al que se está arrastrando. Si el rompimiento es reciente, no es tan malo que vuelvas con tu ex. Un lapso máximo de dos semanas es el límite. Ahí, la reconciliación resulta hasta impulsora de una mayor atracción sexual, pasión sin límites por el reencuentro, besos por arriba y por abajo, prendas volando por los aires y ya las últimas dejadas en el torso porque la prisa es mucha, y dos cuerpos sudorosos revolcándose por el piso de la cocina. Dicen que el amor de la reconciliación no tiene igual.

Después de dos semanas, no viene al caso. Si tú o tu pareja fueron capaces de lady diana y príncipe carlosaguantar catorce días de ayuno empalagoso, para qué volver? Quiere decir que la necesidad no es mucha y que vale más poner en el GPS un nuevo destino.

Lo mismo aplica para otras circunstancias: Si estabas viviendo con tu pareja y la corriste o ella se fue por woody allen y mia farrowpropio gusto… no tiene caso volver. Si estabas casado con tu pareja y se separaron por más de seis meses, no tiene caso volver. Si se divorciaron, menos. Si rompiste con tu novio y alguno de los dos, dentro del tiempo de separación, consiguió otra pareja, anduvo, o se acostó con otra… tampoco tiene caso volver. Aun menos que nunca.

Existen los casos extremos. Aquéllos de las fijaciones amorosas en que a pesar del tiempo y los años, el corazón palpita con sólo recordar una mirada, una mueca graciosa, un aroma del cuerpo, alguna caricia especial, atrevida, original, o aquel acto maravilloso jennifer y marc anthonyhecho por la única persona que nos dejó grabada la hechura perfecta del amor. El problema con esas fijaciones es que no podrán ser resueltas positivamente con el reencuentro con la ex. El tiempo hace estragos hasta en la Torre de Pisa. Aquel amor que recordamos mágico, ya es cosa del pasado. Sus rasgos, sus manías, su cuerpo, sus sueños, su energía, habrán cambiado, y lo único que obtendremos de un regreso será el acercarnos a una cáscara vacía. El pasado es irrecuperable.

Sin embargo, el corazón nos pone trampas, y seguimos soñando con que a la vuelta de una esquina, a la salida jennifer aniston y brad pittde un cine, en la siguiente banca de un parque, volveremos a ver a esa persona que nos definió el amor. Y si somos románticos, la recordaremos en alguna canción, en algún capítulo de una teleserie amorosa, de un libro clásico, en las nubes de un atardecer dorado o en el mar que se pierde a la distancia… Habrá siempre dentro de nosotros esa inquietud de rehacer, de reconstruir, de redescubrir la magia. Pero no nos engañemos, la magia sólo existe en el recuerdo. Con un ex, con una ex, después de un tiempo, no se debe volver jamás. Fájate la camisa, amárrate el cinturón, cíñete la falda, muérdete los labios, cómete las uñas, córtate el pelo, rápate si es preciso, píntate el cabello de morado, échate de un tirón todas las temporadas de The Good Wife para no tener ni un segundo libre entre el viernes y el lunes, saca el clavo con otro clavo, o con otros clavos, paga un terapeuta, abre otra cuenta en Instagram, emborráchate, cómete cuarenta tacos al pastor, cuatro paquetes de galletas Oreo, cómprate una camisa de fuerza y pídele a tu hermana que te la ponga, haz hasta lo imposible, pero no vuelvas. No vuelvas jamás con tu ex pareja. No importa qué tanto nos ruegue ella o qué tan dispuestos estemos nosotros a rogarle a ella que regrese. Es cuestión de sentido común, de dignidad. Grábenselo. Con tu ex no se debe volver nunca.

O sí?

_____

CANCIÓN SUAVEMENTE (L. y M. Sergio Andrade)