Archivo

Posts Tagged ‘Tin Tan’

LA CULPA LA TIENE PEDRO INFANTE

IMG_2006Mango de Manila, fresa, fresita, limón, papaya, mamey, melones, toronjas… y otras frutas deliciosas asociadas a los piropos callejeros de antes del feminismo acendrado, la corrección política al extremo y el acoso sexual malentendido, pasarán a la historia. Lamentablemente.

Apenas hace poco, relativamente, en mis años de adolescente, aun nos salía del corazón: “Estás como mango de Manila…”. Y laantonio aguilar suculenta muchacha sonreía coqueta y seguía su andar sin complicaciones.

 

Le cargo la papaya, güerita?” y “Mira nomás qué melones…!” eran otras expresiones nacidas de lo más profundo del alma romántica al paso de algún monumento femenino frente a las obras de la Línea 2 del Metro de aquel entonces. Albañiles en acción suspirando bajo los costales de cemento tomaban un miroslava sternsegundo de descanso y soltaban su poesía rústica urbana junto a sonoros silbidos ascendentes-descendentes de aquéllos que no eran muy dados al verbo, más a las melodías.

 

 

Al pasar por tu ventana                                                                                  lilia prado

tú me tiraste un limón

el limón me dio en la cara

y el zumo en el corazón!

 

Las mismísimas bombas yucatecas, aventadas a la concurrencia femenina como regionales flores poéticas folklóricas, corren peligro de desaparecer. Imagínense! Atreverse a alabar la belleza femenina en voz alta destemplada, y soltarle de frente en una tertulia a una mujer que está muy buena… dónde se ha viso semejante monstruosidad acosadora!

 

Cosita de mis antojos

qué guapa te me colocas!                                               

Dame la miel de tu boca

 y lo lindo de tus ojos…!

 

lilia-pradoLa culpa la tuvo Pedro Infante. Y junto a él, Tin Tan, Cantinflas, Mantequilla, Luis Aguilar, David Silva, Antonio Aguilar y similares. Desde chicos veíamos en el cine cómo los hombres piropeaban y floreaban a las muchachas. Nos cansamos de ver cómo desde un camión urbano el chofer volvía la cabeza y los ojos a las caderas de la Lilia Prado en cuestión y le decía por la ventana: “Qué curvas… qué baches… y yo sin frenos…!“.

Mamita… muy buenas las tenga usted! Y expresiones similares se nos grababan entre el buen humor de las flores masculinas y el coqueteo y el agradecimiento femeninos. Ni qué decir de la postura del macho conquistador:

 

Yo… soy el aventurero, el mundo me importa

poco (…)

 

Me gustan… las altas, y las chaparritas, las

las flacas las gordas

Y las chiquititas, me encantan las chatas de

cara bonita, (…)

Soy aventurero revasilador…

 

O ésta:

Si la vida es un jardín

las mujeres son las flores

el hombre es el jardinero

que corta de las mejores                                                                                 This photo shows Mario Moreno "Cantinflas," when t         

Yo no tengo preferencia

por ninguna de las flores

me gusta cortar de todas

Me gusta ser mil amores.

(…)

O: Por eso yo vivo errante

sin confiar en la mujer

Cariñitos de un instante

y no volverlos a ver.

No hay que estar comprometidos

en las cosas del querer

Solteras o con marido

siempre es buena la mujer.

 

El cortejo del macho a todo lo que da. Si en una de esas películas hubiésemos visto que la secretaria piropeada corría a pedro infantelevantar un acta por acoso en contra de Pedro Infante… válgame Dios! Jamás se nos habría ocurrido imitarlo!!! Ahora, por desgracia, se acaban las flores y las frutas jugosas de la frutería. Hay que caminar tragándose las intenciones. Nos mal acostumbraron los héroes del cine nacional. No es culpa nuestra. La culpa la tuvo él. Sí, la culpa la tiene Pedro Infante.

LAS TRIBULACIONES DE UN DINOSAURIO EN EL UNIVERSO DIGITAL

LAS TRIBULACIONES DE UN DINOSAURIO EN EL UNIVERSO DIGITAL

Yo, de bebé...

Confieso que soy un dinosaurio, y no sólo porque al caminar bajo el sol al lado de una pared vea una sombra parecida a las de ellos que me sigue tenazmente, sino también porque, en veces, me subo a la azotea de mi casa -ésa de la que casi me caigo por andar de equilibrista INVULNERABLE al hacer mi ya famoso antivideo– , contemplo el mundo moderno en que se convirtió mi entorno de juventud, y hago memoria de cómo era mi vida, y al ver el sol ponerse tras las montañas violetas de las lomas verdes, hasta se me llega a figurar que es un sol virtual, de pantalla de cristal líquido. Así de amolado estoy, así de sorprendido me quedo cuando me doy cuenta cómo ha pasado el tiempo; así de cambiado está mi pensamiento que era, hace años pura y simple inocencia tecnológica e informática.

El año pasado, cuando tuve la intención de volver a grabar, busqué, desencanchado, estudios de grabación adecuados para mi proyecto, caminé calles de smog y aceras rotas para llegar a habitaciones de 2 x 3 metros en las que difícilmente cabíamos yo y mi humanidad (ni qué decir mi piano de cola…), y cuando preguntaba yo que dónde estaba el equipo periférico… no, perdón… que dónde estaba el Estudio… los jóvenes in charge me respondían con una candidez asombrosa y una duda gigante en su mirada incomprensiva: “Éste es…! Esto es… el Estudio!”

Yo, de adolescente, cuando grababa "multipistas" en cassette!

Pasaron semanas, hasta que pude llegar a comprender en mi diminuta cabeza de dinosaurio, lo que significaba el concepto home studio. Que queden para otra ocasión los pormenores de otras de mis tribulaciones, como aquélla del uso eterno, omnipresente, hasta la saciedad e inevitable (“Por Dios! Cómo vamos a grabar sin click? Nos perderíamos en las mares tormentosas del destiempo musical…” -me decían los Ingenieros de este mundo desdinosauriado-) del click (claqueta); del uso de las modernas técnicas digitales de “corrección”  de tiempo, afinación, etc.; de la utilización de la comodísima pero peligrosa edición digital; etc., pues nos faltaría espacio, y por ahora baste decir que mi mayor tribulación es no poder cansarme de admirar en lo que llegó a convertirse aquel mi mundo en el que estaban en mi dormitorio una máquina mecánica de escribir Olivetti, sobre la mesa en que hacía mis tareas; un poco hacia la esquina de la misma un rollo giratorio de tarjetas de cartón blanco en las que estaban apuntados los teléfonos y direcciones de mis amigos y conocidos; una fotografía de mi novia enmarcada en dorado y cristal que -obvio- no se movía para dar paso a otras más, como en las modernas pantallas de fotos digitales; una grabadora de cassette de forma rectangular, casi del tamaño de una caja de zapatos, con controles de rewind y fast forward que parecían sacados de una película de Tin Tan, Wolf Ruvinsky y Frankenstein; y en mi buró, al lado de mi cama: un teléfono color La Lechera con un disco enorme con agujeros para meter los dedos y marcar…, teléfono que -por supuesto- sonaba con el mismo ring…ring…ring… obsesivo de siempre y al que no era posible de ninguna forma programarlo para que,  en lugar del molesto ring, sonase -digamos- la parte del piano machacón de A day in the life de The Beatles.

Hoy, sentado ya en la azotea y viendo correr las nubes hacia la noche, puedo escuchar, azorado, que mi teléfono, al lado, timbra anunciándome una llamada con el tricordio folkloricón de mi canción INVULNERABLE, y si quiero, puedo hacer que pasada la medianoche timbre dulcemente con el piano tierno de mi canción PIANO…, pues ya es posible en este mundo, en mi mundo actual, hacer que nuestros teléfonos “timbren” con lo que nos venga en gana! (Y soy feliz de que mi nueva música pueda ser comprada y bajada ya de iTunes, de Napster y de las mayores tiendas de música digital en el mundo, en la forma de tonos (ringtones) musicales con fragmentos, detalles y frases de mis canciones…- cosa que ni en mis sueños más guajiros de adolescente podía habérseme ocurrido!-). Cuando veo cómo ha avanzado la tecnología en el mundo, doy  gracias a Dios y soy feliz  de que me haya tocado vivir en esta época, aunque a la mañana siguiente, mi sombra, por las calles, vuelva a recordarme que soy un dinosaurio.

(COMPRA YA EN iTunes http://itunes.apple.com/mx/album/sergio-andrade-sus-ringtones/id407127327 y en las mayores tiendas de música digital por Internet, los TONOS (Ringtones) de las 22 canciones del CD Doble CÓMO PASA EL TIEMPO…! de SERGIO ANDRADE; desde CARO…hasta XO-PIM-POM…, desde NOMÁS PARA VIVIR…hasta INVULNERABLE, desde RUMBA YA…hasta AMANECERES, desde PIANO…hasta UNO SOLO LOS DOS y UNO SALE DE CASA! Y OTRAS MÁS!!!!!)

LETRA DE LA CANCIÓN  “CÓMO PASA EL TIEMPO” (L. y  M. Sergio Andrade)

Esas calles maravillosas de anuncios gigantes

y luz intensa

que ahora vemos en los videos

se verán un día

como las fotografías en tono sepia

de nuestros abuelos,

como aquellos filmes mudos

de la época del cine en blanco y negro.

Ese vestido de moda llegará a parecernos

antiguo y feo,

se convertirá en fondo de baúl,

en pieza de museo;

el programa sensación de última generación

será una antigüedad

como aquellos trajes de baño

que cubrían el cuerpo en su totalidad.

Qué no ves?

no ves?

no ves?

no ves,

cómo pasa el tiempo?

y lo peor de todo

es que no estaremos aquí

para verlo…

Los que hayan ganado la guerra nos pondrán de malos

y a su manera

contarán la historia, borrarán del mapa

nuestra memoria;

muy difícilmente seremos más que un rayo de luz

cruzando el universo,

solamente un ruido de besos

rebotando en los muros y cavernas del tiempo…

Qué no ves?

no ves?

no ves?

no ves,

cómo pasa el tiempo?

y lo peor de todo

es que no estaremos aquí

para verlo…

((Nota.- Más letras de canciones de Sergio Andrade en otras entradas de este blog))